Renueva tu ilusión: ¡vienen los Reyes Magos!

Empieza la cuenta atrás. Ya queda muy poquito para llegada de los Reyes Magos de Oriente y los niños empiezan ya a contar los días que quedan para disfrutar de la tradicional Cabalgata, que precede a la noche mágica, en la que los Reyes Magos irán a casa y les dejaran sus regalos.

Así, los niños verán cumplidos sus deseos, sus ilusiones se habrán hecho realidad y los mayores recordaremos nuestra infancia a través de la sonrisa de nuestros hijos.

La tradición de la cabalgata de Reyes

Reyes Magos

Aunque el origen de los Reyes Magos es bastante incierto y sólo se mencionan en el Evangelio de San Mateo, a través de los siglos, la historia que cuenta que llegaron a Jerusalén guiados por una estrella para ofrecer al Niño, oro, incienso y mirra, se ha alimentado de leyenda y ha llenado de ilusión los corazones de millones de niños.

En España, la Cabalgata más antigua es la de Alcoy, en Alicante, que data del año 1866 y que, además, está considerada como fiesta de interés turístico.

Siguiendo la tradición, el día 5 de enero, en todas las ciudades españolas y en otras muchas de México y Perú, se hace un desfile de carrozas, donde los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, junto a sus pajes, lanzan caramelos y pequeños juguetes a los niños que están en la calle.

Cada año, me emociono con el espectáculo impresionante de ver en los rostros de mis hijos, de sus amigos y de todos los demás niños que están a mi alrededor en el desfile, la expresión de asombro e ilusión.

Los ojos de los pequeños se iluminan ante tan fantástico espectáculo, junto a la carroza de su Rey Mago favorito. Los niños más pequeños sienten incluso miedo al paso de la Cabalgata, pero la fascinación es tan grande y la expectación tan intensa que, agarrados a los brazos de mamá, elevan su cabeza para alzar su mirada hacia lo más alto, mientras otros, se colocan a hombros de papá y entre todos buscamos el lugar más elevado posible para no perdernos nada de ese espectáculo de luz y color, que embargado por la ilusión, nos hace felices a toda la familia.

Esa misma noche, los Reyes Magos venidos de Oriente les van a dejar a los niños los juguetes que han pedido, eso sí, si han sido buenos. La tradición dice que a los niños que no se han portado bien durante el año les traen carbón, por lo que ellos no paran de repetir, durante los días previos, que han sido muy buenos todo el año.

Me encanta ver cómo los niños viven más sinceramente su fiesta de la noche y del día de Reyes que los mayores los demás días. Aunque no nos damos cuenta en nuestro agitado día a día, en la vida importan las ilusiones a cualquier edad, son parte de nuestra existencia y sin ellas la vida se reduce a un montón de monotonías y flaquezas, cuyo sentido se desvanece cuando reflexionamos un poco sobre el tema.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com