Qué trae la primavera de comer a los niños

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Donde vivo es primavera y eso ya se nota en los puestos de frutas y de verduras de los mercados, como si de un momento a otro se convirtiesen en un jardín lleno de flores. La llegada de una nueva estación es una buena ocasión para renovar la alimentación de los niños y hacerles probar y experimentar sabores y texturas nuevas. De vestir la mesa de colores y de todo lo que nos permite la primavera.

Lo que los niños deben comer en primavera

Niña come fresa

Un paseo por el mercado me trae colores y sabores nuevos, aunque eso no es todo. Aparte de todo el aroma, sabor y textura que nos ofrecen los alimentos de temporada, también debemos considerar el ahorro para nuestro bolsillo que supone comprar estos alimentos. Aunque a día de hoy podemos encontrar las mismas frutas prácticamente todo el año, comprar frutas de otras temporadas te costará mucho más caro, aparte de que su sabor ya no será tan intenso como en otras estaciones. Las frutas de la temporada nos saldrán más económicas porque son las que cultivan cerca de donde vivimos y están en su momento ideal natural de maduración.

En primavera, los cítricos son los protagonistas en nuestras mesas. La estación de las flores deja paso a las fresas, a los albaricoques, a las cerezas, melones, nísperos, etc.

Además de las frutas, las patatas, los espárragos verdes, los distintos tipos de lechugas, tomates, guisantes y berenjenas, también alcanzan su esplendor en primavera. ¿Qué puede ser más refrescante que una ensalada de lechugas o de espárragos, o que una sopa de guisantes o unas berenjenas rellenas…?

Lo que puede aportar algunas frutas de primavera a los niños:

1- Fresas: una fruta rica en vitaminas C, A y ácido fólico. Además es rica en minerales como el yodo, hierro, magnesio y potasio. Es una fruta depurativa y muy indicada para fortalecer los huesos. Está indicada para niños mayores de 18 meses.

2- Cerezas: una fruta rica en vitaminas A, B, C y E, en minerales como potasio y calcio. Está muy indicada en los casos de estreñimiento, de obesidad y dolencias de las articulaciones.

3- Albaricoques: una fruta rica en fibra, en vitamina A, en potasio, calcio y magnesio, aparte de su acción antioxidante.

4- Melón: una fruta rica en vitamina A , E y C. Muy indicada para los huesos y los dientes de los niños. También es antioxidante.