Los niños aprenden a reciclar en el Día Mundial del Reciclaje

El reciclaje debería ser un proceso habitual, un hábito ya incorporado a nuestra vida. Sin embargo, muchas personas se hacen todavía un lío con los colores de los contenedores de reciclaje, dudan sobre si poner en la misma bolsa de los envases los envoltorios de plástico y sienten pereza a la hora de salir de casa con las bolsas de residuos para colocarlas cada una en su sitio. 

Precisamente, la Unesco declaró el 17 de Mayo como el Día Mundial del Reciclaje para que todos y cada uno de nosotros tomemos conciencia de que reciclar es un modo de contribuir con el Medio Ambiente. En algunos países del mundo falta mucho camino por recorrer para reciclar correctamente, pero si vivimos en países donde cada vez es más fácil reciclar, no hay excusa para no hacerlo, así todos los seres vivos podremos llevar una vida más saludable en el planeta.

¿Cómo podemos contribuir con los niños en el Día del Reciclaje?

Día Mundial del Reciclaje y los niños

El reciclaje es un proceso fisicoquímico o mecánico que somete a una materia o un producto ya utilizado a un ciclo de tratamiento total o parcial para obtener una materia prima o un nuevo producto. También se podría definir como la obtención de materias primas a partir de desechos, introduciéndolos de nuevo en el ciclo de vida. La idea surgió como alternativa ante la perspectiva del agotamiento de recursos naturales y para eliminar de forma eficaz los desechos. Los niños deben aprender a reciclar correctamente desde pequeños, y enseñarles a hacerlo es responsabilidad de los padres para que esta actividad forme parte de sus hábitos cotidianos:

1. ¿Cómo reciclar el vidrio? El contenedor  VERDE está destinado a recoger solo envases de vidrio (envases o recipientes de vidrio de cualquier tipo: adornos, botellas, platos, vasos; ventanas, puertas, mesas, cerámicas, espejos, etc.). Al reciclar vidrios estaremos contribuyendo al ahorro de energia.

2 ¿Cómo reciclar cartón y papel? En el contenedor AZUL se recogen todo tipo de cartón, bien plegado (cajas de embalajes, cajas de zapatos, etc.) y el papel de cualquier tipo (revistas, periódicos, papel de oficina, papel para envolver, papel tapizado, cartulinas de todo tipo, etc.). Reciclando papel y cartón estaremos contribuyendo a una menor tala de árboles. Ambos materiales serán reutilizados en cuadernos, agendas ecológicas, etc.

3. ¿Cómo reciclar latas y metales? En el contenedor GRIS podrás depositar todo residuos de metal (latas de cervezas o refrescos, recipientes enlatados, tapas de metal, bolsas de leche en polvo, papel aluminio, alambres, envases de aluminio, etc.). Si los reciclamos, estos metales pueden fundirse y volver a utilizarse.

4. ¿Cómo reciclar plásticos? En el contenedor AMARILLO deberás depositar sólo envases de plástico (botellas y envases de productos alimenticios y aetergentes, bolsas, tubos PVC, juguetes de plástico, láminas, vasos, revestimientos de suelos y cables, tarjetas de plástico, aislantes de los componentes eléctricos, CD's, etc.) y envases tipo brik (de leche, zumos, etc).

5. ¿Cómo reciclar residuos orgánicos? En el contenedor NARANJA se debe depositar todo aquel residuo orgánico (desechos de frutas, verduras, comidas, grama y plantas, poda de árboles, servilletas, papel absorbente, papel higiénico, hojas secas, etc.)

6. ¿Cómo reciclar las pilas? En los contendores específicos de color VERDE y en el punto limpio podemos reciclar las pilas. Cuando están gastadas contienen materiales tóxicos que pueden ser perjudiciales para la salud, en caso de que las pilas se sulfaten.

Marisol Nuevo.