Qué es el virus del hermano mayor

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Sandra estaba embarazada de tres meses. Pilló un resfriado. Un simple catarro. Seguramente se lo había contagiado alguno de sus dos hijos: Javi, de tres años y medio y  Pablo, de dos años. El ginecólogo no le dio la mayor importancia. El embarazo trascurrió normal, hasta que nació su hijo.

Gonzalo aparentemente era un recién nacido normal. Pero al quinto día de nacer, los médicos le extendieron a Sandra un informe con un terrible diagnóstico: su hijo tenía parálisis cerebral. ¿La causa? El citomegalovirus (CMV), conocido coloquialmente como 'el virus del hermano mayor'

Qué es el virus del hermano mayor y cómo afecta al embarazo

Cómo prevenir el virus del hermano mayor

El caso de Sandra no es único. Se calcula que el 'Virus del hermano mayor' afecta a 1 de cada 150 niños recién nacidos. El virus, de la familia de los herpes, se llama exactamente citomegalovirus (CMV). No es un virus problemático, al menos que afecte a una embarazada en el primer trimestre de embarazo. En ese caso, puede tener terribles consecuencias para el bebé. Entre otras cosas, tiene muchas posibilidades de nacer con parálisis cerebral y sordera. También puede causarle ceguera, discapacidad física y mental y hasta la muerte.

Pero... ¿por qué se llama el virus del hermano mayor? Porque normalmente la embarazada se contagia a través de un hijo pequeño. Un simple catarro puede ser el síntoma, aparentemente 'inofensivo', que transmita el fatídico virus.

Apenas se habla de este virus, y sin embargo, es el causante de más discapacidades entre los recién nacidos que el Síndrome de Down, la espina bífida o el síndrome de alcoholismo fetal. A veces se tarda en diagnosticar, ya que muchos de estos niños nacen sin síntomas. Poco a poco, se observa en ellos un escaso o nulo aumento del perímetro craneal, sordera y un retraso psicomotor.

Cómo prevenir el contagio de citamegalovirus durante el embarazo

No a todos los bebés afecta por igual. Todo depende del momento en el que la embarazada se contagie. Como es un virus que afecta al desarrollo del cerebro, si el bebé está en el primer trimestre de gestación, los daños pueden ser severos. Si en cambio el virus llega en el último trimestre, el cerebro del bebé ya se ha desarrollado bastante y el virus puede pasar sin dejar grandes secuelas.

Pero, ¿qué puede hacer la embarazada para prevenir el contagio? El virus se contrae mediante la saliva, lágrimas, sangre, mocos.. Y el principal transmisor suele ser un niño pequeño entre 1 y 3 años. Por lo tanto se puede prevenir de esta forma: 

- Lavarse muy bien las manos tras el cambio del pañal.

- Lavarse bien las manos después de sonarle los mocos a un hijo. Tirar inmediatamente el pañuelo utilizado. 

- No compartir los cubiertos del hijo pequeño. Ni tampoco servilleta.

- Evitar los besos en la boca con el hijo pequeño.

Ten en cuenta que para este virus aún no existe vacuna. La única forma de evitarlo es mediante la prevención.