El Tae-kwon-do en la infancia

Cuándo el niño puede empezar en el Tae-kwon-do

El Taekwondo es uno de los deportes que más puede contribuir en el proceso formativo del niño/a, pues desarrolla tanto su estado físico como emocional favoreciendo considerablemente su rendimiento escolar y su relación con los demás. Es recomendable que sea a partir de los 4 años de edad cuando un niño o niña empiece a asistir a clases de Taekwondo. La introducción de este deporte a esta edad es un trabajo de recreación en el que se pretende que el niño/a tome contacto con la actividad mediante el juego. El principal objetivo es que el niño lo pase bien en un ambiente divertido y que le atraiga a volver.

Taekwondo infantil

La vestimenta aconsejada para la clase es el traje blanco (Dobok) y un cinturón (Ti). Para la practica del combate es necesario llevar protecciones como casco, peto, tibiales, antebrazos, y coquilla.

Clase de Taekwondo para niños

Las clases de TaeKwonDo suelen ser de cuarenta y cinco minutos a una hora, dependiendo de la edad del niño/a. De forma general, las clases son organizadas de la siguiente forma: 1. Todos los días se comienza con la meditación, para continuar calentando y estirando el cuerpo. 2. Trabajo físico. Se desarrollan todas las aptitudes físicas del niño/a mediante juegos. 3. Trabajo técnico. Es la parte donde el niño/a toma por primera vez contacto con ejercicios técnicos (también mediante juegos): ejercicios de saltos, combates sin contactos, técnica libre, etc. En determinados momentos los niños tienen que someterse a un examen practico en el que demuestran lo que han aprendido realizando ejercicios de piernas, brazos, saltos y ejercicios combinados.