Cuánto debe dormir un niño o un bebé

¿Cuántas horas de sueño necesita un bebé según su edad?

¿Cuántas horas de sueño necesita un bebé según su edad? El tiempo de descanso de cada niño varia según edad, su caracter tranquilo o movido, sus actividades, hábitos y costumbres, estado de salud y el ambiente en el que vive.

Cada persona tiene su propio 'reloj' que regula sus periodos de sueño y vigilia. No obstante, el sueño infantil tiene unas características generales comunes.

Horas de sueño de los niños y bebés

Bebé bosteza

- Los recién nacidos, por ejemplo, necesitan de 16 a 20 horas de sueño diario.
- Los bebés, en el tercer mes, necesitan de 14 a 15 horas diarias de sueño
- Los bebés, en el sexto mes, requieren unas 14 horas por día, siendo entre 10 y 12 horas por las noches, y entre 2 y 4 horas de siesta. En esta etapa, si el niño ha sido bien acostumbrado, podrá dormir toda la noche de un "tirón".
- Los niños, al primer año de vida, duermen de 13 a 14 horas diarias, siendo la siesta de una o dos horas.
- Los niños, a los 2 añitos de vida, duermen entre 12 y 13 horas, con una hora de siesta.
- Los niños, a los 3 años de vida, necesitan dormir de 10 a 12 horas diarias. 
- Los niños de 5 a 7 años de edad, necesitarán entre 9 y 10 horas diarias de sueño.
- Los niños de 7 a 9 años, de 8,5 a 9 horas.
- Los niños de 11 a 12 años, entre 8 y 8,5 horas. Una proporción que se debe mantener hasta la edad adulta.

La calidad del sueño del bebé

Para saber si el niño duerme lo necesario, los padres deben prestar atención a la calidad de su sueño y a los síntomas que puede presentar durante el día. El fisiólogo chileno, Enio Vivaldi, recomienda que los padres presten atención a los siguientes síntomas:
- El niño se levanta con dolor de cabeza.
- Le cuesta mucho despertar y quiere seguir durmiendo.
- Le cuesta demasiado despejarse.
- Presenta somnolencia diurna.
- Se queda dormido en clases o durante trayectos cortos en el coche, etc.
- Presenta problemas de atención y de conducta en la escuela.

Si los niños presentan estos síntomas y además se muestran más nerviosos e irritados de lo normal, quiere decir que su sueño es insuficiente o que padecen de algún trastorno del sueño. En este ultimo caso, se debe buscar a un especialista para que ayude al niño a regular su sueño.