La (mucha) experiencia de una madre que ha dado el pecho a sus 10 hijos

Una madre de familia numerosa nos cuenta su experiencia con la lactancia materna

Guiainfantil.com

Ya han pasado los 9 meses de embarazo, ha nacido tu bebé, la alegría ha llegado a tu hogar... ¿y ahora qué? Si has decidido dar el pecho a tu pequeño y te sientes un poco perdida, te ayudará conocer todo lo que nos ha contado Irene Alonso que tiene mucha experiencia en esto de la lactancia materna (¡ha dado el pecho a sus 10 hijos!).

De la mano de Femibion, esta mamá (que es la fundadora en Instagram de la cuenta Soy una madre normal) nos ha contado qué considera que es lo mejor y lo peor de amamantar a sus hijos y qué hace ella para sentirse mejor en este periodo tan emocionante en la vida del bebé y de la mamá.

Lo mejor y lo peor de dar el pecho a un bebé según esta mamá

La experiencia al dar el pecho a tu bebé

Antes de que Bosco naciera (su último bebé, que vino al mundo hace un mes), Irene ya sabía que iba a intentar darle el pecho. Así lo había hecho antes con sus hijos mayores: a todos ellos les ha amamantado a demanda y hasta que ellos decidieron dejarlo.

Aunque Irene admite que no le apasiona dar el pecho, lo hace porque sabe que es lo mejor para su bebé y su cuerpo y sus circunstancias en casa se lo permiten. Nos ha contado que, a pesar de todo, no consigue sentir esa conexión casi mágica que otras madres explican sentir cuando dan el pecho a sus pequeños. Aun así, poco a poco, con el paso de cada una de las lactancias de sus hijos, ha ido aprendiendo a disfrutar cada vez más de esos momentos juntos.

Cuando le preguntamos a Irene qué considera lo mejor de la lactancia materna, lo tiene muy claro:

- Lo primero, los muchísimos beneficios que la leche materna tiene para el desarrollo del bebé. Así lo recoge la OMS, que recomienda la lactancia materna exclusiva al menos hasta los 6 meses. ¡Es oro líquido!

- Para Irene, dar el pecho es sinónimo de comodidad. Y es que se puede alimentar el bebé en cualquier momento que lo necesite, sin tener que preparar un biberón antes.

- El momento de amamantar es una oportunidad para reforzar el vínculo con el bebé, consolarle cuando lo necesita, disfrutar de un rato para los dos...

- En la actualidad existe una gran red de profesionales y grupos de apoyo que acompañan a las mamás que dan el pecho, tanto contestando las dudas como resolviendo los problemas que puedan ir surgiendo.

La lactancia materna y los nutricientes necesarios

Sin embargo, si solo nos quedáramos en lo bueno, no estaríamos dando una visión realista de la lactancia materna. Esto es lo más complicado a lo que hay que enfrentarse cuando se da el pecho según la experiencia de esta mamá:

- Amamantar es muy sacrificado, ya que se acaban pasando muchas horas al día dando el pecho (y son muchas las noches sin dormir del tirón). Se renuncia a mucho tiempo, ya que solo la mamá puede encargarse de alimentar al bebé, pero también supone una renuncia física pues el aspecto del pecho puede verse afectado tras terminar la lactancia.

- Por otro lado, también puede ser agotador a nivel psicológico. Tenemos a un pequeño que nos demanda cada pocas horas, lo que hace que sus prioridades pesen más que las nuestras.

- Pueden surgir complicaciones que compliquen y hagan dolorosa la lactancia materna. Irene nos cuenta que, en su caso, diagnosticaron frenillo de tipo 3 a Bosco.

Femibion 3 complementa las necesidades de la mamá en la lactancia materna

Tras hacer balance de lo mejor y lo peor de su experiencia al dar el pecho, para Irene merece la pena amamantar a sus hijos (aunque es importantísimo respetar a todas aquellas mujeres y familias que deciden no apostar por la lactancia materna).

Para compensar ese cansancio propio de esta etapa tan sacrificada, es importante que la mamá tenga unos hábitos saludables. Para Irene, por ejemplo, es muy importante dedicarse tiempo a una misma, mantenerse activa y cuidar la alimentación.

Junto a este estilo de vida saludable, Femibion 3 acompaña a la mamá mientras está dando el pecho. Este complemento alimenticio contiene algunos de los ingredientes que, junto a una dieta variada, ayudan a que la mamá complemente todas las necesidades nutricionales de este periodo. Esto ayuda también al bebé, que se beneficia también de estos nutrientes.

Femibion 3 contiene DHA que, ingerido por la madre, ayuda al desarrollo normal del cerebro y los ojos del bebé lactante. También contiene ácido fólico, vitaminas D y A, hierro, calcio, colina, luteína y otros nutrientes adicionales como el yodo, selenio, zinc, vitaminas B, C y E...

 

Femibion® está siempre a tu lado, desde la planificación familiar hasta la lactancia. Ahora con más nutrientes seleccionados para un aporte a medida en cada fase de tu embarazo: aportan folato* (ácido fólico y Metafolin®) y otros nutrientes seleccionados; y Femibion 2 & 3 además proporcionan DHA**. Los complementos alimenticios de Femibion no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria recomendada (1 comprimido en Femibion 1, y 1 comprimido + 1 cápsula en Femibion 2 y 3). Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. No deben ser consumidos por niños. ADVERTENCIAS: Femibion 3 no debe tomarse durante el primer trimestre del embarazo por su contenido en vitamina A.
*La ingesta suplementaria de ácido fólico incrementa el nivel de folato materno. Un nivel bajo de folato materno es un factor de riesgo en el desarrollo de defectos en el tubo neural en el feto en desarrollo. Por lo tanto, se recomienda que las mujeres tomen 400 µg de ácido fólico suplementario al día durante un período de al menos un mes antes de la concepción y hasta tres meses después. Existen muchos factores de riesgo en el desarrollo de defectos del tubo neural. La alteración de un solo factor puede o no tener un efecto beneficioso. El folato también contribuye al crecimiento del tejido materno durante el embarazo.
**La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal del cerebro y de los ojos del feto y del bebé lactante alimentado con leche materna. Los efectos beneficiosos se obtienen con una ingesta diaria de 200 mg de DHA, además de la ingesta diaria recomendada de 250 mg de ácidos grasos omega-3 para adultos (DHA + EPA).

Puedes leer más artículos similares a La (mucha) experiencia de una madre que ha dado el pecho a sus 10 hijos, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.