Los alimentos que ayudarán a tu hijo a dormir mejor

Cómo la alimentación influye en el buen descanso de los niños

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Aunque una dieta sana y equilibrada debería ser la básica en la infancia para evitar problemas de salud presentes y futuros y para mantener a raya la obesidad, esta dieta puede ser también una aliada para controlar el estrés, los cambios de humor e, incluso, conseguir un patrón de descanso apropiado a la edad del niño. ¿Quieres saber qué alimentos pueden ayudar a tu hijo a dormir mejor

Alimentos que influyen en la cena de tu hijo para ayudarle a dormir mejor 

para que el niño duerma mejor

En la actualidad, y debido en muchos casos a la ajetreada vida que llevamos los adultos y a las grandes distancias que recorremos entre la casa y el lugar de trabajo, los niños se ven sumergidos en una vorágine de actividades extraescolares, ya sean físicas o intelectuales, al terminar su jornada escolar, alargando su actividad casi hasta la hora de la cena.

La cena, lamentablemente, se pospone para incluir el baño e, incluso, por falta de tiempo se prepara algo rápido sin darnos cuenta de que puede ser un excelente momento para favorecer la relajación de los niños a través de la ingesta de algunos alimentos. ¿Cuáles? ¡Te los contamos! 

- Carbohidratos complejos
El arroz, la pasta –si son integrales mejor aún- o las patatas se caracterizan por liberar energía paulatinamente, por lo que no aumentan el azúcar en sangre al comenzar la digestión ni generan picos en la secreción de insulina, siendo ideales en la cena. Además, potencian la absorción del triptófano, un aminoácido estrechamente relacionado con la relajación.

- Platos calentitos
Sopas, cremas o purés calentitos son perfectos para que el cuerpo entre en ese estado de relax previo a irse a la cama. Debemos evitar ofrecer alimentos fríos, como las ensaladas, a la hora de la cena.

- Leche
La leche es fuente de triptófano, el aminoácido más necesario para el descanso. El triptófano, por su parte, necesita magnesio y vitamina B6 para promover la liberación de serotonina, que es a su vez precursora de la melatonina. La melatonina es la hormona directamente implicada en los mecanismos de relajación, por lo que en conjunto, alimentos ricos en estos triptófano, magnesio y vitamina B6 constituyen el coctel ideal para un descanso perfecto. Un vaso de leche caliente antes de irse a dormir proporciona una relajación muscular adicional ideal para el descanso infantil.

- Huevos
Son fuente de triptófano, además de ser un alimento muy completo. Pueden ofrecerse al bebé desde los 6 meses –salvo expresa indicación pediátrica-, y, preferiblemente, no deben consumirse fritos a la hora de la cena, ya que el exceso de aceite hace que sean más pesados y difíciles de digerir.

- Pescado azul
Estos pescados aportan ácidos grasos omega 3, magnesio selenio y triptófano. El selenio se relaciona con una disminución del estrés y la ansiedad, mientras el magnesio, además de participar en la liberación de melatonina junto con el triptófano, ayuda a prevenir tensiones musculares y a reducir la excitación. El pescado proporciona, además, vitaminas del grupo B, incluyendo la vitamina B6.

- Carnes magras
Al igual que el pescado, aportan vitamina B6. Además, proporcionan también hierro y zinc, dos minerales cuya escasez afecta de manera negativa en la calidad del descanso del niño.

- Plátano
Además de triptófano, esta fruta contiene también vitamina B6 y pequeñas cantidades tanto de magnesio como de selenio, los minerales más recomendados para conciliar el sueño.

- Miel
Se caracteriza por contener sustancias potencialmente antinflamatorias que  ayudan al cerebro a relajarse, por lo que, añadida a la leche antes de acostarse, puede intensificar el efecto relajante de la misma.

- Agua
Una buena hidratación es indispensable para un buen descanso, así que no debemos sustituir el agua por ninguna otra bebida a la hora de la cena.

Alimentos que puede provocar insomnio en los niños 

¿Has tomado buena nota de cuáles son los alimentos que ayudarán a tu hijo a dormir mejor? Ahora solo nos queda enumerarte cuáles deben estar prohibidos a la hora de la cena y así conseguir tu objetivo: ¡tener dulces sueños! 

- Nos referimos a la productos que contengan cafeína (café, infusiones o ciertos refrescos).

- Queso, ya que es portador de una sustancia, tiramina (un aminoácido), que es un activador de la actividad cerebral.

- Embutidos. Son de difícil digestión, así que es mejor omitir de la cena cualquier carne procesada. Cambia el chorizo o el salchichón de la cena y pásalo a la merienda. 

- Chocolates. Dicen que el chocolate levanta el ánimo, y justo por esa misma razón, debemos casi prohibirlo a la hora de la cena. ¡Solo conseguiremos que el pequeño se active más de la cuenta!

- Comidas picantes. Se trata de alimentos muy fuertes para el estómago del pequeño. 

- Diuréticos, es decir, esos alimentos con gran aporte de agua (sandía o piña), que solo harán que el niño se levante al baño más de una vez en toda la noche. 

Y con todo esto, solo nos queda desearte ¡felices sueños! 

Puedes leer más artículos similares a Los alimentos que ayudarán a tu hijo a dormir mejor, en la categoría de Nutrición infantil en Guiainfantil.com.