Beneficios de las raquetas de nieve para los niños

Senderismo en la nieve con niños

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

El invierno, con la nieve y el frío, no es ninguna escusa para no salir de casa y disfrutar de excursiones en la montaña; es más, supone un aliciente para disfrutar de un paisaje diferente al resto del año.

La montaña en invierno ofrece unos paisajes incomparables, un silencio sobrecogedor, y un aire limpio y fresco que nos hace sentir la naturaleza salvaje en todo su apogeo. Esconder a los niños de esos privilegios es un error, así como pensar que la nieve solo ofrece esquí o trineo.

En los últimos años la práctica de otros deportes invernales alternativos, como son las raquetas de nieve, han ganado muchos adeptos.

Las raquetas de nieve son todo ventajas y es un deporte muy divertido, barato y fácil para practicar con los niños desde los 4 años.

Cuáles son los beneficios de las raquetas de nieve para los niños

Beneficios de las raquetas de nieve para los niños

Las raquetas de nieve no son invento de ahora, sino que se han encontrado indicios de que ya se usaban en la prehistoria en la zona de Canadá para atravesar los terrenos nevados sin hundirse. Su forma de raqueta, ancha en la punta, no es al azar, sino para que nuestro peso se reparta por toda la superficie evitando que nos sumerjamos en la nieve.

Las primeras raquetas de nieve estaban hechas de madera y piel de oso, y evidentemente tenía la forma de una raqueta de tenis, de ahí su nombre en castellano, porque en inglés se las llama snowshoes o zapatos de nieve. En la actualidad las raquetas ya no tienen esa forma, sino que se han ido adaptando para ser más confortables y tienen una ligera forma de zapato, más ancho en la punta que en el talón, pero lo justo para poder andar cómodamente.

Una de sus ventajas es que no hace falta que nos vayamos al Everest para poder disfrutarlo, nos basta con un poco de nieve acumulada en los caminos. 

Se trata de hacer una excursión corta por la nieve, de unos cuantos kilómetros, dependiendo de la edad y resistencia del niño, ya sea por senderos preparados para ellos, vías de trekking o adentrándonos a la aventura por el interior bosque, lo importante es pasarlo bien.

Ventajas de hacer excursiones con raquetas de nieve

- Es un deporte fácil de practicar, incluso para los más pequeños. A partir de los 4 años ya encontramos raquetas de su tamaño.

- Podemos llevar un bebé en una mochila de porteo con nosotros.

- Es barato.

- Practican ejercicio sin darse cuenta.

- Respiran el aire limpio, disfrutan de la naturaleza, la nieve y unos paisajes y caminos espectaculares.

- Es divertido y podemos parar cuando estemos cansados, y darnos la vuelta en cualquier momento.

- Es seguro para ellos. No reviste ninguna complicación, los senderos suelen ser fáciles de practicar y no hay peligro de que se hundan.

- Pueden llevar su propio ritmo, sin necesidad de ser exigentes con ellos.

- Les ayuda a adquirir el sentido de la orientación y el respeto por la naturaleza.

Consejos para llevar a los niños a hacer raquetas de nieve

- Aunque lo podemos hacer por nuestra cuenta, siempre es mejor comenzar con la asistencia de un guía que nos conduzca por un sendero conocido y nos despreocupe del camino.

- Ir abrigados, pero sin excesos. La técnicas de las tres capas es perfecta (camiseta, sudadera y abrigo), y no olvidar gorro, bufanda y guantes.

- Mejor si nos ayudamos de bastones para andar.

- Llevar una mochila con agua y tentempies para los niños, con algo de fruta para evitar el cansancio.

- Empezar por rutas sencillas y de poca distancia.

- No exigir demasiado al niño, mejor dejarle con ganas de más, para poder repetir la experiencia, que saturarle y que no quiera volver a ponerse las raquetas en los pies.