Cómo conseguir que el niño sea responsable con su mascota

Cómo pueden participar los niños del cuidado de su mascota

Guiainfantil.com

Los adultos tendemos a pensar que los niños no van a entender ciertas cosas. Sin embargo, los niños lo entienden todo. Por eso, antes de comprar o de adoptar una mascota, es esencial hablar con ellos sobre las responsabilidades que implican.

Te damos algunos consejos para conseguir que el niño sea responsable con su mascota y se implique en su cuidado diario. 

5 consejos para que el niño sea responsable con su mascota

Cómo conseguir que el niño sea responsable con su mascota

Los niños deben cuidar a su mascota. El perro o cualquier otro tipo de animal no es un juguete que puedan usar y apartar según su interés. Y precisamente son los padres los responsables de generar en su hijo este sentimiento de responsabilidad. ¿Cómo? Aquí tienes hasta 5 consejos para conseguir que tu hijo cuide y quiera a su mascota

1. Implicarles en el proceso de búsqueda: Desde antes de que la mascota llegue a casa, siempre y cuando no quieras que sea una sorpresa, es recomendable que el niño también participe en la elección del animal. De esta forma, comienzas a generar en él un vínculo muy especial. A casa llegará la mascota que también quería el niño. 

2. Enseñarles con el ejemplo: Sin duda, el mayor referente para los niños son sus padres. Si le enseñas con el ejemplo, tu hijo entenderá cómo se debe tratar al animal. 

3. Indicarles que deben hacer ciertas tareas: Tal vez tu hijo intente 'librarse' de algunas obligaciones con su mascota. Puedes crear una tabla de tareas esenciales que no debe eludir. De esta forma, tendrá que respetar ciertas labores. Al igual que le dejas bien claras una serie de normas, también debes hacerlo en referencia al cuidado de la mascota. 

4. Puedes implicarle en el cuidado de la mascota: Esto irá en relación a la edad del niño, evidentemente. Los niños más pequeños pueden cepillarle, darle la comida e incluso acompañarle al veterinario. Si el niño es más mayor, puede encargarse de su paseo y ayudar a los padres a educarle una vez que llegue a casa. 

5. Enséñale quién es el animal para la familia: Recuerda que la mascota es un miembro más de la familia. Debes potenciar el vínculo de tu hijo con su mascota, igual que se potencia el vínculo entre padres e hijos.

A los niños les encanta que les demos responsabilidades. Se sienten mayores, y son perfectamente capaces de hacerlo. No dudes en delegar ciertas tareas relacionadas con el cuidado de la mascota en él. De esta forma estarás fomentando el valor esencial de la responsabilidad en tu hijo a la vez que generas un vínculo y una amistad muy especial entre el niño y su mascota.