Conecta con tu hijo. Solos no, juntos sí

Una guía para padres sobre cómo navegar por Internet junto a los hijos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

'Conecta con tu hijo' es un proyecto de Guiainfantil.com que propone el uso responsable y seguro de las nuevas tecnologías, para evitar riesgos y peligros para los niños y toda la familia. ¿Qué hacer para la utilización de Internet y de los variados dispositivos electrónicos como ordenadores, tablets, ipads, móviles...  no perjudiquen la comunicación entre padres e hijos, y toda la familia?

10 consejos para enseñar a los padres a conectarse con los hijos

Conecta con tu hijo. Solos no, juntos sí

Para estar conectado a los hijos hay que conocerlos, aceptarlos y entenderlos. Ese trabajo de aceptación del otro es en el que se asientan las bases del respeto, del compromiso y de la confianza entre padres e hijos. Una vez que establezcan esos lazos de unión, su conexión será para siempre, aunque siempre hay que estimularla, alimentarla y practicarla.

¿Cómo podemos aumentar nuestra conexión con los hijos? Guiainfantil.com ha reunido algunos consejos útiles para ayudar a los padres en esta importante tarea de mantener un 'cordón umbilical' con sus hijos:

  1. Escuchar y comunicarse con los hijos. La comunicación es uno de los vínculos más importantes en la relación padres e hijos. Al escuchar a los hijos, los padres podrán conocer mejor sus necesidades, sus inquietudes, sueños, etc.
  2. Dedicar tiempo a estar juntos. Aunque sean solo 5 minutos, es necesario que los padres reserven un rato al día para estar únicamente con sus hijos, sea para contarle un cuento, para jugar, para contar chistes, o simplemente charlar.
  3. Compartir cariño y afecto. No hay nada más rico para los niños que el contacto físico con sus padres. Un abrazo, un beso... muchas veces dicen mucho más que las palabras.
  4. Jugar con los niños. Eso no significa llenarles de juguetes. Jugar es mucho más placentero para los niños que ganar juguetes. Así que más juego y menos juguetes. Disfrutar de actividades de ocio con los hijos es un gran regalo para ellos.
  5. Cantar y bailar. No solo divierte a padres e hijos, sino que les hacen reír y disfrutar de una actividad que nos llena de alegría.
  6. Preparar una comida. El encuentro de padres e hijos en la cocina, favorece a su conexión. Los niños aprenderán a conocer los alimentos, a reunir los ingredientes y sacar de una buena comida la satisfacción de elaborarla con sus padres.
  7. Pasear y viajar. La naturaleza, el conocimiento y las experiencias son ingredientes perfectos para que padres e hijos compartan momentos únicos e irrepetibles. Una pequeña excursión puede ser un escenario perfecto para que haya más conexión entre ambos.
  8. Aprender y enseñar. Nadie sabe hacer todo. ¿Qué os parece compartir conocimientos y experiencias? Padres e hijos pueden juntarse para aprender juntos. Padres que aprenden a patinar con los hijos, e hijos que aprenden a montar en bicicleta con sus padres. El cambio de enseñanza es muy motivador para ambos.
  9. Leer y contar. La lectura, las historias, los cuentos, siempre nos traen algo que aprender. Lee un cuento al día a tus hijos y luego pueden compartir sus opiniones, así como lo que han aprendido.
  10. Navegar juntos en Internet. Las nuevas tecnologías son un recurso que, usado con seguridad y responsabilidad, pueden ayudar mucho en la educación de los niños, y en su relación con los padres. Es una herramienta con la que ambos podéis aprender mucho.

Cómo enseñar a los niños a conectarse con los demás

conexión de los niños con el mundo

El mundo que está fuera de casa no es el mismo que los niños viven con sus padres, hermanos y familia. Si deseas que tu hijo sepa navegar por Internet, comunicándose con quién él no ve, es necesario que él sepa interactuar con otras personas. Te damos algunos consejos:

- Enseña a tu hijo que todos somos distintos, física, intelectual y mentalmente. Que no solo deben tolerar como disfrutar de las diferencias. El respeto a los demás es una regla que no solo protege a los demás sino también a si mismo. Es necesario derrumbar fronteras, conocer idiomas, culturas y puntos de vista diferentes.

- Enseña a tu hijo a practicar la empatía, o ponerse en el lugar del otro. A no juzgar y sí a conocer mejor. Para ello es necesario que hablen a los demás, a escucharles y a entender sus emociones. Enséñale también que todos tenemos virtudes y defectos, y que hay que cercarse de personas buenas y con buenas intenciones.

- Enseña a tu hijo a que busque ser un ejemplo para los demás. Deben nutrirse de calidez humana y saber transmitir actitudes positivas. Con el tiempo, él aprenderá que la fuerza reside en uno mismo.

Mejor control parental en Internet: navegar junto a los hijos

Sin duda alguna el mejor control de los padres en la navegación de los niños en Internet es estar juntos a ellos. No siempre eso es posible, ya que a medida que los niños van creciendo van exigiendo más autonomía y más intimidad con sus intereses. Sin embargo, es importante que los padres enseñen algunas prácticas a los hijos para que naveguen con más seguridad en Internet. Te damos algunos consejos:

1. Enseña y recuerda siempre a tus hijos, a mantener hábitos seguros de navegación. Para ello, es necesario utilizar el control parental. Así los niños sabrán qué contenidos no están aptos para ellos y por qué.

2. Enseña a tus hijos todos los peligros con los que ellos pueden cruzarse en Internet. Explícales qué es un ciberbullying, un sexting, y otras amenazas.

3. Inculca a tu hijo de la necesidad de compartir preocupaciones sobre algo que no le ha gustado ver en Internet, creando un clima de confianza entre vosotros. Así tu hijo te pedirá ayuda cuando lo necesite o se sienta amenazado o en peligro.

4. Llama la atención de tus hijos sobre su privacidad. Que jamás dejen abiertas sus sesiones en los ordenadores públicos, y que no permita el acceso de gente que no conoce en la realidad, en sus redes sociales. Además, que ellos jamás compartan sus contraseñas con nadie. Ayúdales a tener contraseñas seguras.

5. Charla con tu hijo sobre el acoso en la Red o ciberacoso. Háblale de la necesidad de denunciarlo si detecta algún caso.