Por qué los niños solo deben usar las nuevas tecnologías en el salón de casa

Cómo controlar el uso de dispositivos móviles por los niños

Andrés París

El aumento del uso de los aparatos electrónicos por parte de toda la familia hace necesario que seamos más conscientes de los problemas que esto puede generar de comunicación y tiempo, por eso cada vez se hace más indispensable que tomemos ciertas medidas de control, entre ellas, una de las más importantes es que solo usemos los aparatos electrónicos en el salón.

Te cuento por qué los niños solo deben usar las nuevas tecnologías en el salón de casa.

Los niños solo deben usar las nuevas tecnologías en el salón

Por qué solo debes usar las nuevas tecnologías en el salón de casa

Recuerdo una vez en una formación que estuve, donde el formador nos indicó que una buena medida con los hijos es poner el ordenador, la tele, las videoconsolas, etc... en el salón, donde todos los miembros de la familia podamos ver el uso que le damos.

La primera vez que lo escuche me pareció interesante pero quizá no lo suficiente. A día de hoy me parece una medida importantísima y que recomiendo a todas las familias con hijos,

Es una medida acertada,  principalmente porque ha aumentado el tiempo que pasan los niños con estos dispositivos , gracias a tenerlos a su libre disposición en su habitación.

Por tanto, recomiendo 3 medidas que me parecen oportunas para el uso de las nuevas tecnologías:

1. Todos los aparatos electrónicos (televisión, consolas, ordenadores, tablets, etc..) deberían estar en el salón de casa, donde todos podamos ver el uso que le damos y podamos ser conscientes de lo que está haciendo cada uno en los  dispositivos.

2. El salón debería ser el único espacio donde se debería utilizar el móvil. Con esto generamos al menos estar presente. Al final estos dispositivos lejos de tenernos juntos nos aísla de todo y de todos.

3. Programar el router de la wifi para que esté apagada durante ciertos momentos al día. Recomiendo que la wifi se apague a las 11 de la noche y se encienda de nuevo a las 11 de la mañana.

Aunque pudiera parecer una tontería cada vez son más los niños que se llevan el móvil o ipad a escondidas a la cama, esperan a que sus padres se duerman  y se tiran hasta las 2 o las 3 de la mañana whatsappeando, viendo videos en youtube o estando en redes sociales. Del mismo modo, hay niños que se levantan a las 6 o 7 de la mañana a hacer lo mismo. Por tanto me parece una medida preventiva muy interesante para la gestión familiar.

Especialmente, hasta la edad de 13 o 14 años, que nuestros hijos disfruten de estos aparatos electrónicos, no significa que tenga libertad de uso y disfrute a su antojo.