Cuéntico bóbico para una nénica aburrídica. Poesía para mejorar la vocalización de los niños

Una poesía con rima muy divertida para jugar con los niños a cambiar los acentos e inventar palabras

Guiainfantil.com

Las poesías son fantásticas para captar la atención de los más pequeños. Sobre todo si son cortas y muy divertidas. Es el caso de esta poesía de la poetisa argentina Elsa Isabel Bornemann: 'Cuéntico bóbico para una nénica aburrídica'. 

Juega con tu hijo a cambiar los acentos de las palabras y a inventar nuevas palabras con esta divertida poesía y mejora de paso su vocalización. Tal vez al principio te parezca un trabalenguas, pero verás como con la práctica, y después de muchas risas, tu hijo consigue repasar los versos de este divertido poema. 

Cuéntico bóbico para una nénica aburrídica, un poema divertido para mejorar la vocalización de los niños

Cuéntico bóbico para una nénica aburrídica

Una mañánica 

de primavérica 

hallé una láuchica (*ratón o ratona)

en la verédica. 

Era muy rárica: 

con dos mil rúlicos 

sobre la cárica, 

según calcúlico. 

En su cartérica 

guardaba heládico 

de rica crémica 

y chocolático

Jugó a la abuélica, 

también al ránguico, 

pisa pisuélica 

y bailó un tánguico. 

Y muy ligérico 

se fue en un cárrico 

con su cochérico 

y sus cabállicos

No, no es mentírica 

-cara de tórtica- 

¿No crees nádica? 

¡Pues no me impórtica!

(Elsa Isabel Bornemann)

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Descubre si tu hijo comprendió esta divertida poesía llena de palabras 'misteriosas'. Ayúdale con estas preguntas y si es necesario, puedes darle alguna pista. 

1. ¿Qué se encontró la poetísa un día de primavera?

2. ¿Qué guardaba en su cartera?

3. ¿Qué bailó la ratoncita?