Razones para no usar la faja posparto

Por qué no usar la faja abdominal tras el embarazo

No son pocas las veces que en la consulta me he encontrado a las recién estrenadas mamás llevando una faja posparto, con el objetivo de esconder la barriguita. Sin embargo, cada vez son más las celebridades que muestran su cuerpo al natural tras dar a luz (como es el caso de la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton), con el abdomen abultado lógico de una mujer que acaba de parir.

Con respecto al uso o no de las fajas en el postparto cada vez hay más unanimidad por parte de los profesionales que tratamos a las mujeres durante la maternidad: no son recomendables como norma, salvo en casos muy aislados y siempre valorando cada caso.

Por qué no usar la faja posparto

Faja posparto: ¿sí o no?

- Si se coloca una faja en el abdomen, aumenta la presión en la zona del periné y eso daña la musculatura que está más debilitada e incluso dañada por el embarazo y el parto, pueden agravarse los problemas de suelo pélvico como la incontinencia, prolapsos…

- Además impedimos que los músculos abdominales hagan su trabajo. Durante el embarazo se han visto muy distendidos debido al crecimiento del bebé y del útero, y es recomendable que poco a poco vuelvan a realizar su función: la de sostén, son los encargados en parte de mantener nuestra postura erguida, y las vísceras y estructuras en su sitio. 

- El uso de la faja posparto puede disminuir algunos de los dolores típicos del postparto, especialmente si la mujer ha dado a luz mediante cesárea; ya que la faja en el postoperatorio inmediato alivia mucho a la mujer, ya que presiona la herida y la madre puede moverse con más facilidad, y disminuir las molestias que puede surgir cada vez que se levanta, se acuesta, se ríe o tose. Pero no es conveniente abusar de ella, si la usa puede hacerlo los primeros 3-5 días, después es recomendable retirarla y que sea la propia musculatura que vaya cogiendo tono. Y el tejido de la misma debe ser transpirable, ya que debajo de ella está la herida que tiene que cicatrizar.

- La mayoría de las mujeres la usan para disminuir el volumen abdominal, pero no está demostrado que el uso de estas prendas hagan realmente un trabajo en este sentido. Sin embargo a nivel estético debajo de la ropa, pueden disimular las “redondeces” típicas de la maternidad. Es mucho más recomendable hacer ejercicio controlado, siempre y cuando la matrona o el ginecólogo den el visto bueno.