Lo que SÍ y lo que NO debemos hacer para criar niños felices

Aciertos y errores con la educación de nuestros hijos

Los padres tenemos muchos retos por delante: que nuestros hijos aprendan modales, que conozcan las normas de higiene, que obedezcan, que aprendan a esforzarse... Son muchos y muy variados pero, por encima de todos esos retos está el logro más importante, lograr que nuestros hijos crezcan felices.

Y es que, nosotros tenemos la clave para que su infancia sea feliz o no. Todo lo que hacemos y lo que no hacemos influye en ello. Esto es lo que SÍ y lo que NO debemos hacer para criar niños felices

Qué hacer y qué no hacer para criar niños felices

Esta es una sencilla tabla que resumen lo que los expertos, pedagogos, psicólogos, docentes y maestros nos han dicho a Guiainfantil.com a lo largo de muchos años. Son los consejos que nos dan quienes conocen cómo influye la educación y el entorno en cómo se comporte un niño o en cómo afecta a su autoestima. 

Lo que debemos y no debemos hacer para criar niños felices

Lo que debemos hacer para criar niños felices

1. Prestarles atención: nuestro día a día es complicado pero no debemos pasar por alto que nos necesitan y que muchas reacciones o malos comportamientos de los niños se deben a que están llamando nuestra atención.

2. Expresarles cariño: puede que no seamos personas muy expresivas, pero los niños necesitan que les digamos cuánto les queremos y lo importantes que son para nosotros.

3. Elogia sus logros: es el tan nombrado en los últimos tiempos refuerzo positivo, se trata de decirle lo bien que lo está haciendo para motivarle y que siga esforzándose.

4. Fomenta su independencia: los padres debemos criar niños autónomos e independientes, que no necesiten de nosotros a cada paso, debemos darles las armas para que puedan hacerlo, ya que esto fomenta su autoestima y la confianza que tienen en ellos mismos.

5. Dale las gracias: la gratitud es un valor muy importante a desarrollar en la infancia y para que puedan aprenderlo, debemos enseñarles a ser agradecidos.

6. Ayúdale a desarrollar sus habilidades sociales: vivimos en sociedad y nos relacionamos con los demás, aprender a hacerlo de forma civilizada y positiva les ayudará a sentirse bien consigo mismos, a ser más felices.

7. Sé amable con tu hijo: pide perdón si te has equivocado, sé generoso y agradable en el trato.

8. Educa en positivo: la disciplina positiva tiene muchos y mejores efectos sobre la felicidad del niño que la educación a base de gritos, cachetes y malos modos.

9. Escúchale: es fundamental para saber si está preocupado, si tiene algún problema o simplemente para hacerles saber lo mucho que nos interesan las cosas que les ocurren.

10. Ser un buen ejemplo: el ejemplo es un valor fundamental en la educación de los hijos para ser coherentes con lo que les pedimos, de lo contrario les crearemos confusión y sentirán la injusticia.

Lo que no debemos hacer si queremos criar niños felices

Uno de los mayores errores que cometemos como padres y que incide directamente sobre la felicidad de nuestros hijos es la sobreprotección, ya que no les deja crecer como personas, no aceptan la frustración, les falta motivación y no tienen argumentos para sobreponerse a las situaciones difíciles.

La falta de cariño, las frases negativas, los gritos, la falta de límites y normas, las comparaciones y juicios sobre su comportamiento, la falta de cariño o el empleo constante y sistemático del "noç2 para todo y por todo, incide directamente en la felicidad del niño. Les hace tener una baja autoestima y sentirse inseguros.

Y estos errores que impiden criar niños felices están basados en la falta de empatía que mostramos a veces los padres ya que, en muchos casos, olvidamos que un día fuimos niños.