¿Sois de los padres que hacen los deberes a sus hijos?

Qué es lo que lleva a muchos padres a hacer las tareas escolares de su hijo en su lugar

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Si sois de los padres que, por falta de paciencia, de tiempo o por una cuestión de comodidad, hacen los deberes escolares por su hijos, estáis cometiendo un gran error. Hacer las tareas escolares por los niños no solo es uno de los errores más comunes de los padres como muy perjudicial para la disciplina y la responsabilidad de los niños.

Los padres pueden orientar, animar, repasar, vigilar y seguir a sus hijos en sus tareas, pero jamás hacer ellos mismos los deberes.

Por qué algunos padres hacen los deberes a sus hijos

padres que hacen los deberes con los niños

Existen muchos debates sobre los deberes escolares de los niños. Algunos amigos míos creen que las tareas refuerzan el aprendizaje de los niños, que les ayudan a adquirir el hábito de esfuerzo, de trabajo, y de disciplina, y que por ello, es una actividad muy positiva. Otras mamás y papás creen que los niños ya tienen demasiadas tareas. Que los niños no deberían traer deberes a casa para que pudiesen dedicarse a jugar, divertirse y hacer amigos.

En mi opinión creo que los niños solo deberían traer deberes a casa cuando no pudieran hacerlo en clase. Por ejemplo, cuando fuese necesario hacer una investigación, o cuando algún niño necesitara un refuerzo. Sin embargo, más allá de estas opiniones, creo que los deberes deben ser realizados por los niños y no por sus padres. Pienso que el hacer los deberes por nuestros hijos nos hace las tardes más ligeras, pero les quita la responsabilidad y el compromiso que se les está exigiendo.

Consejos de cómo los niños deben hacer sus deberes

He reunido 10 consejos que me ayudaron mucho con mi hija para que ella hiciera bien y sola sus deberes, desde cuando era pequeña. Son hábitos que ella sigue hasta hoy:

1. Hacer los deberes siempre en el mismo lugar, en un rincón de la habitación, o en la mesa del salón o cocina;

2. El ambiente en que el niño hace sus deberes debe ser de silencio, tranquilo y sin distracciones.

3. Jamás debemos quejarnos de los deberes de los niños. Si no estamos de acuerdo con algo, debemos hablar directamente con el profesor.

4. Mientras los niños hacen sus deberes, mantener la TV, así como todos los aparatos o smartphone de la casa, apagados.

5. Motivar a los niños y mostrarles que confiamos en ellos.

6. Los padres deben estar siempre disponibles para solucionar a las dudas de los niños, o simplemente para tomarles los deberes;

7. Respetar a los hijos. Habrá días en que ellos tendrán más ganas y otros no, de hacer los deberes.

8. No convertir la hora de hacer los deberes en momentos de tensión, de peleas, de conflictos o de estrés. Los padres deben armarse de paciencia;

9. No sobrecargar las tarde de los niños con actividades extraescolares;

10. Organizar y determinar un tiempo para que los niños hagan sus deberes. Limitar el tiempo les ayudará a organizarse. Hacer una pausa entre una tarea y otra también es importante.