Qué podemos hacer cuando un niño desaparece

Pasos a seguir en caso de desaparición infantil

Patricia Fernández Pérez
Patricia Fernández Pérez Redactora en Guiainfantil.com

Cada año desaparecen sólo en Europa unos 250.000 niños, pero más sorprendente resulta la afirmación de que en Estados Unidos desaparece un niño cada 90 segundos, según un estudio elaborado en el año 2015.

Lo cierto, es que las desapariciones de menores son más numerosas de lo que imaginamos, aunque en estas estadísticas también están incluidos los niños que se van por propia voluntad.

En más de la mitad de los casos se resuelve de manera positiva.

¿Qué podemos hacer los padres cuando nuestro hijo desaparece? Ante todo guardar la calma. Estos pasos te guiarán sobre cómo llevar el proceso de desaparición.

Pasos a seguir cuando un niño desaparece

Qué podemos hacer cuando un niño desaparece

La mayoría de desapariciones se dan en niños entre 13 y 18 de edad, y son principalmente de manera voluntaria, retornando a casa en el plazo de unos 5 días.

Sin embargo, hay un pequeño porcentaje, entre 1% y 2 % de casos, en los que el secuestro termina de manera trágica.

Sea como sea, lo cierto es que las primeras horas tras la desaparición son primordiales, entonces ¿qué podemos hacer los padres?:

1- Solicita ayuda para buscarle. Pregunta a vecinos y a sus amigos si le han visto, y buscad en lugares donde pudiera estar escondido o que suela frecuentar.

2- Avisa inmediatamente a la policía. No esperes para dar el aviso, ya que las 3 primeras horas tras la desaparición son cruciales para encontrarle.

Tendrás que poner una denuncia, y se comenzará a investigar sobre 3 cuestiones:

- Si la desaparición a podido ser voluntaria o no.

- Una entrevista con familiares y amigos

- Inspección de lugares y habitación del niño

3- Es importante que facilites toda la información posible del niño y una foto reciente. Especialmente relevante es la situación familiar, de si hay posibilidades de que alguien le hubiera secuestrado, de si ha quedado con alguien por internet

4- No limpiar la habitación, no recoger los objetos que haya dejado, ni lavar la ropa, y que nadie externo a la investigación, ni siquiera familiares o amigos, manipulen sus pertenencias o entren en la casa.

5- Los medios de comunicación a veces pueden resultar útiles a la investigación, pero antes de dar la noticia a conocer debemos consultarlo con las autoridades.

6- No debe mentirse a los familiares, especialmente a los hermanos del niño. Aunque en ocasiones no debemos facilitar toda la información que tengamos, por motivos de la investigación.

7- Si el secuestrador se pone en contacto, siempre hay que comunicarlo a la policía, y no dar ningún paso antes. Ellos son los que saben cómo actuar en estos casos.

8- Si el niño aparece de nuevo, hay que avisar a las autoridades para que cierren el caso.

9- Existen asociaciones de apoyo a familiares de personas desaparecidas que pueden ayudarnos mucho psicológicamente.

10- Si crees que puede haber indicios de que un familiar o una expareja pueda sustraer al menor, comuníqueselo a un abogado, y a sus amigos. Dele al niño un teléfono móvil, si tiene la edad necesaria para poder usarlo y, si lo ve necesario, pida al juzgado unas medidas cautelares de alejamiento del menor.

En los casos de separación siempre es mejor llegar a un mutuo acuerdo sobre la custodia de los niños, para que existan los menores problemas posibles.