Beneficios para los niños de estudiar solos

Por qué debemos enseñar a nuestros hijos a estudiar solos

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Al comenzar un nuevo curso se van poniendo en marcha hábitos y rutinas que facilitan a los niños a hacer frente a sus tareas escolares y así poder asegurar su éxito futuro.

A medida que los pequeños pasan de curso, tienen que asimilar cada vez más información para aprender. Por ello, será necesario crear unos hábitos de estudio que permitan al niño alcanzar los objetivos marcados. Lo mejor, sin duda, es enseñarles a estudiar de forma autónoma e independiente, sin que tengan que depender de la ayuda de sus padres. Aquí tienes todos los beneficios de estudiar solos para los niños.

Los mejores beneficios para los niños de estudiar solos

Beneficios para los niños de estudiar solos

A medida que los niños van creciendo y se van creando los hábitos de estudio es importante que los niños aprendan a hacerlo solos. Conseguirlo significará múltiples beneficios para los pequeños. Entre ellos:

1. Estudiar será más motivador. Estudiando solo, el niño pone en práctica la constancia y la disciplina, valores que ayudan a aumentar la motivación del pequeño a la hora de aprender

2. Aumenta su autoestima. Conseguir los objetivos marcados por sí mismo fortalece su autoestima. El pequeño se retroalimenta, ve que cuanto más estudia solo, más éxitos consiga, por lo que sus ganas de seguir estudiando aumentan para alcanzar más metas.

3.  Les hace más autónomos. Ese gusto por alcanzar las metas sin ayuda hace que el niño se vea autosuficiente y le hace más independiente.

Factores a tener en cuenta para que el niño estudie solo

Se suele pensar que es a partir de los 6 años, cuando los niños comienzan primaria, el momento perfecto para que los pequeños aprendan a estudiar solos. Pero la realidad es que cada niño es un mundo y tiene un ritmo evolutivo diferente. Por eso, será necesario que los adultos tengan en cuenta muchos otros factores.

Algunos de estos factores dependerán de la personalidad del niño, otros del entorno en el que se encuentra. Estos son:

- La autonomía del niño. Es importante saber cómo de independiente es el niño respecto al adulto y la capacidad que tiene el pequeño de resolver problemas por su cuenta.

- El lugar donde estudia. El entorno que rodea al niño debe de transmitirle comodidad y paz. El pequeño ha de sentirse a gusto en el ambiente para poder aprender.

- La responsabilidad del pequeño. El niño debe comprender que él quien debe hacer sus tareas. Cumplir o no con sus deberes será exclusivamente su obligación. Por ello, será importante saber el grado de responsabilidad con el que cuenta el pequeño antes de enseñarle a estudiar solo.

- El papel de los adultos. Los adultos del entorno del niño deben tener un papel cooperativo. Es decir, apoyar y guiar al niño durante su evolución para que vaya adquiriendo las capacidades necesarias para adquirir el hábito de estudiar solos.

Consejos para ayudar a los niños a estudiar solos

Para que los niños vayan adquiriendo las habilidades necesarias para poder estudiar solos, los adultos de su entorno deben de tener iniciativa y capacidad para anticiparse a las necesidades de los pequeños.

Para conseguirlo, será de ayuda seguir estos consejos:

- Crear rutinas de estudio. Enseñar al niño a generar un hábito diario de trabajo escolar de forma ordenada para que aprenda a ser constante.

- Proponer un horario de estudio. Intentar que el niño realice sus tareas o prepare los exámenes a las mismas horas. Cuando el curso empieza es conveniente que se destinen 15 minutos a realizar los deberes, aumentando este tiempo a medida que avanza el curso, pero sin sobrepasar los 50 minutos. Además, enseñar que es importante que regulen sus tiempos de estudio. Es decir, que vean la importancia de combinar tiempos de descanso con tiempos de trabajo.

- Crear un espacio de estudio. Que el niño cuente con una zona determinada libre de distracciones, con luz y que genere en el niño paz y tranquilidad para que pueda concentrase.

- Ser guías. Los padres pueden dar una guía a los pequeños enseñándoles diferentes técnicas de estudio como: hacer esquemas, resúmenes, mapas conceptuales, etc.

Puedes leer más artículos similares a Beneficios para los niños de estudiar solos, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.