Qué aprenden los niños que pasan de primero a segundo de primaria

Es importante darles, tanto en el aula como en casa, oportunidades para que se expresen

Carlos Llaca

Una vez que el alumnado ya se ha adaptado al primer curso de primaria toca seguir creciendo e ir avanzando por esta etapa en la que se van poniendo los cimientos de su formación académica y personal. Tras una primera toma de contacto y dejando ya muy atrás su etapa infantil, los niños van asumiendo cada vez más cambios y su proceso madurativo crece a pasos agigantados. ¿Qué aprenden los niños que pasan de primero a segundo de primaria? 

Por qué es tan importante segundo de primaria para los niños 

Por qué es tan importante segundo de primaria para los niños 

Este nuevo curso de segundo de primaria es crucial en el desarrollo de los niños. Con un nivel de lectoescritura que deberá ser ya bastante bueno en líneas generales, comenzarán un curso que les exigirá más a todos los niveles. Primero porque están en un escalón superior en la etapa primaria y, segundo, porque cada vez son más capaces de asumir nuevos retos, mayores responsabilidades y su nivel de autonomía deberá ser prácticamente absoluto.

La mayoría de rutinas que han conocido tras acabar el primer curso seguirán vigentes en el próximo, entendiendo que adaptar a los niños a un trabajo rutinario les permite ganar en autonomía a la hora de trabajar, pues tienen interiorizadas dichas rutinas como parte natural en su proceso de aprendizaje.

A nivel cognitivo y de adquisición de contenidos, en segundo de primaria se irá exigiendo una mayor capacidad para comprender pequeñas lecturas, un nivel de expresión oral mayor, con ideas más ordenadas y un lenguaje más amplio (siempre teniendo en cuenta la edad de 6-7 años que es la que tienen ahora mismo). También en el uso de las matemáticas la exigencia se incrementa, esperando del alumnado que resuelva pequeños problemas y que maneje el campo numérico con bastante soltura (unidades, decenas, centenas, ordenación de números, etc.)

No deben saltar las alarmas en casa, pues todo ello se puede ir trabajando y reforzando antes de comenzar el nuevo curso mediante el juego, la manipulación de elementos para reforzar la lógica-matemática, la lectura diaria, etc. Aunque en segundo de primaria se trabaje con materiales (libros y/o cuadernos) es importante, para docentes y familias, que se recurra al juego como fuente natural (y motivadora) de cualquier aprendizaje.

A nivel actitudinal, entramos en una fase superior, con un mejor manejo de las emociones, una capacidad de reflexión y razonamiento que les permite desarrollar su pensamiento crítico, cuestionar lo que no considera justo, hacer juicios de valor, etc. En este sentido es importante darles, tanto en el aula como en casa, oportunidades para que se expresen, tanto de forma oral (debatiendo, comentando situaciones cotidianas…) como escrita (elaborar un diario personal) para fomentar el hábito de escritura, expresando emociones y sensaciones percibidas, potenciando la creatividad e imaginación, que sigue en pleno auge y que debemos siempre cuidar. Por eso es muy interesante permitir que los niños se aburran, no buscarles los adultos entretenimiento, pues así estamos evitando que fluya su capacidad para imaginar y buscar soluciones a situaciones que les surgen como conflicto personal.

Qué pueden esperar los niños que pasan de primero a segundo de primaria 

segundo de primaria

En el nuevo curso que afrontan los chavales, hay tres aspectos fundamentales a tener en cuenta y sobre los que se trabajará todo el año:

1. Trabajo en equipo
Pasamos de la fase egocéntrica anterior a comprender que vivimos en sociedad y que debemos adaptarnos a lo que ello conlleva. Saber trabajar en equipo, colaborar y participar de forma cooperativa en el aula, pero también con sus amigos, con su familia, etc.

2. Autonomía personal
Se da por hecho que este aspecto está más que logrado. Tanto familias como escuela deben apostar siempre por educar de manera que los niños asuman sus actos, comprendan las consecuencias de las mismas y sobre todo que sean capaces de actuar por sí mismos, sin necesidad de recurrir a los adultos (entendiéndose esto para todo aquello que consideremos que sean capaces de hacer de forma autónoma).

3. Responsabilidad
Tanto con uno mismo como con el entorno que les rodea. Es vital que para esta nueva etapa los niños sean conscientes de que la responsabilidad que van adquiriendo mientras crecen es mayor. Primero, con sus acciones individuales que repercutan en ellos mismos. Después, con su entorno más cercano, compañeros de clase y familia. También la asunción de nuevas responsabilidades que nunca habían tenido antes les permite comprender con más facilidad que van creciendo y deben ir adaptándose a nuevas situaciones.

Es decir, el nuevo reto en este segundo curso de la etapa primaria consiste en tener claro el punto de partida tanto de trabajo y de actitud logrado ya el primer curso e ir incrementando de forma paulatina el nivel de responsabilidades y de hábitos de trabajo que se deben ir asumiendo. Siempre respetando las individualidades, pero sin perder la constancia que nos asegura un buen trabajo.

Puedes leer más artículos similares a Qué aprenden los niños que pasan de primero a segundo de primaria, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.