Regalos a los profesores de nuestros hijos, ¿muestra de cariño o interés?

Consejos a la hora de hacer regalos al maestro a final de curso

Jimena Ocampo Lozano

Se acerca el fin de curso, y con él los regalos a los profesores, sobretodo en etapas de infantil y primaria, donde los maestros se convierten en pieza fundamental en la educación de nuestros niños y queremos demostrarles que les agradecemos su dedicación. Muchos padres tienen la duda de si hacer regalos a los profesores de sus hijos y se preguntan, este gesto... ¿es muestra de cariño o interés?  

El sentido de los regalos a los profesores de nuestros hijos

Regalos a los profesores de nuestros hijos

Los regalos a los profesores de los niños vienen de hace muchos años, sobretodo en áreas rurales, en los que se reglaba a los maestros como muestra de respeto, (el maestro era igual de importante que el médico o el alcalde), y para  "complementar" un sueldo pobre. Se les solía regalar comida, (unos huevos de las gallinas, unas cerezas del árbol del huerto...). Pero ahora las cosas han cambiado, y bastante. Ya no se regalan chorizos o productos de la huerta, se regalan bolígrafos caros, sesiones de SPA o cheques regalo para gastar en grandes superficies.

Regalar a los profesores no está mal, pero hay que cuidar el regalo y no excedernos en él.

Como en todo, siempre hay diferentes puntos de vista, hay profesores y familias a favor y otras en contra.  Muchos profesores no están de acuerdo con que se les "compren" regalos a fin de curso, y muchos se sienten incómodos recibiéndolos. Pero también hay quien agradece es muestra de reconocimiento a su trabajo.

Consejos a la hora de hacer regalos a los profesores

1. ¿Qué regalar al profesor? Si decidimos regalar al profesor de nuestros hijos debemos tener en cuenta, que tiene que ser un detalle, una muestra de cariño hacia la otra persona, y no una obligación, y que siempre es mejor detalles sencillos y "emocionales" que grandes y caros.

Lo importante es que el regalo en cuestión sea un detalle, como por ejemplo, una manualidad, un recuerdo de sus alumnos, pero no un regalo caro, ni mucho menos dinero, (tipo tarjeta regalo por ejemplo), que puede incomodar al que lo recibe. Los regalos artesanales, hechos a mano por los niños, son los que más ilusión pueden hacer a un profesor, y los que seguramente guardarán toda su vida.

2. ¿Hacer un regalo en grupo o individual? Esto ya depende de cada uno, pero podemos pensar que si hacemos un regalo en grupo, se disipan las posibles diferencias que pueden sentir los niños, (que no los profesores). Los niños pueden pensar que el profesor querrá más al niño que ha hecho el regalo más grande y caro, y no al que ha hecho el regalo a mano y no ha costado apenas dinero.

Otra veces los padres no regalan porque no quieren o por cualquier otra razón, pero los niños ven que todos regalan menos él, y puede no entender por qué si él quiere mucho a su profesor no le hace un regalo. Por eso quizá lo más adecuado sea un regalo de toda la clase y no de alumnos en concreto. Así ningún niño se siente diferente, porque debemos recordar que el regalo es de los niños y no de los padres.

3. Algunas ideas para regalar a los profesores a fin de curso puede ser:

  • En infantil, cuando no saben aún escribir, un álbum con las huellitas o las manitas de todos sus niños en pintura de dedos, o dibujos de los peques, por ejemplo.
  • Una caja con cartas de los niños o con poemas o con palabras bonitas para el profesor.
  • Una foto en grupo de sus alumnos o un collage con fotos de los niños.
  • Un cuento hecho entre todos los niños, etc...
  • O una caja de bombones con un "profesor te queremos , gracias por tu trabajo" también es un buen detalle.

Lo importante, en resumen, es que si hacemos un regalo, éste sea una muestra de cariño, (y no de poder adquisitivo), de agradecimiento a un curso escolar de trabajo y dedicación, que sea un recuerdo de sus alumnos, a ser posible hecho a mano, y de toda clase y no de alumnos individuales.