Diferencias entre padres y profesores a la hora de educar a los niños

¿Qué herramientas tienen los maestros que los padres no usamos?

Andrés París

Por norma general los padres y los profesores suelen tener una relación cordial, fluida y de comunicación abierta durante el curso, más que nada porque tanto unos como otros tienen un objetivo común que es en el desarrollo integral del hijo para unos y alumno para otros.

Bien es cierto que aunque las dos partes tengan un objetivos comunes la realidad es que los procedimientos de cada uno son distintos.

Te contamos cuáles son las diferencias entre padres y profesores a la hora de educar a los niños.

Diferencias en la forma de educar de padres y profesores

Diferencias entre padres y profesores a la hora de educar a los niños

Los padres actúan bajo unas premisa y características que deberíamos de conocer:

- Los padres por norma general son más proteccionistas que los maestros.

- Los padres suelen excusar muchas de las actitudes y comportamientos negativos de sus hijos.

- Los padres suelen tener pocas herramientas, estrategias, habilidades y recursos para enfrentarse a situaciones de control de comportamiento y actitudes negativas de los hijos.

- Los padres no entienden que cada momento con sus hijos es un momento educativo. La educación es un proceso continuo que no admite pausas.

- Los padres suelen refugiar la educación de sus hijos en los profesores, y en el hecho de ir a un "buen colegio" y en eso se equivocan, ya que la principal fuente de la educación reside en la familia y en el hogar.

Por otro lado, el marco de actuación de los profesores y sus características son:

- Menos proteccionistas.

- No suelen excusar las actitudes y comportamiento de los niños.

- Suelen tener herramientas estrechas y habilidades para afrontarse a situaciones de conflicto emocional.

- Toda su permanencia con los alumnos son momentos con intención educativa.

Los 5 aspectos que los padres suelen reclamar de los profesores

Los padres solemos pedir a los maestros que actúen con nuestro hijo de una determinada manera, que norma general, se puede resumir en cinco puntos:

1- Que tengan autoridad, pero que no sean autoritarios. Los padres, en general, a las personas no nos gustan los profesores o personas autoritarias.

2- Que sepan reconocer sus errores. Los maestros son personas y como tal se equivocan, y no solo se equivocan sino que tienen derecho como todos a equivocarse. Pero la grandeza de una persona, en general, es tener la humildad suficiente como para reconocer los errores. Esta una características que se necesita en los maestros.

3- Que sean más pacientes con el desarrollo de los hijos, a veces los maestros buscamos que toda la clase evolucione al mismo ritmo cuando sabemos que cada alumno tiene su propio ritmo de aprendizaje. Siempre deberíamos respetar los ritmos de cada uno.

4- Que no manden tantos deberes. Es cierto que la tarea escolar, cada vez más, es desmedida.

5- Que tenga autoridad moral y liderazgo. Es decir que sean un espejo donde se miren los niños, que cuenten las cosas con la pasión suficiente como para ejercer ese liderazgo y persuasión en los niños.

PD: Es una artículo muy general basado en mi experiencia formativa en escuelas de padres y en formaciones en claustros de profesores. Si no te ves reflejado no pasa nada, eso es que simplemente estas haciendo las cosas de otra forma.