Qué tiempo hace hoy. Un juego casero de meteorología para los niños

Actividad para niños de 2 años para explicarles qué es la lluvia, el sol, la tormenta...

Guiomar Toledano
Guiomar Toledano Maestra de Educación Infantil

Cuando los adultos nos despertamos, una de las primeras cosas que hacemos es mirar por la ventana y comprobar qué tiempo meteorológico hace en el exterior. Esta información para los niños y niñas no es relevante, no les preocupa y pasa desapercibida para ellos. Sin embargo, es importante que aprendan a diferenciar los tipos de fenómenos meteorológicos que pueden presentarse a lo largo del año, según en la época en la que nos encontremos. Por eso, te proponemos un juego casero de meteorología para los niños que se llama 'Qué tiempo hace hoy'.

Se trata de una actividad ideal para ir haciéndola diariamente a partir de los 2 años. Y debido a su sencillez de elaboración puede aplicarse tanto en el hogar con las familias como en el día a día dentro de la escuela. La actividad surgió al vérsela a una compañera de profesión, Lidia (@srta_wabisabi). Un juego con la que además despertarán sus sentidos, ¿queréis ver cómo la podemos llevar a cabo? ¡Vamos allá!

Cómo crear este juego casero de meteorología para niños

Materiales:

  • Botes de cristal con tapa
  • Folios
  • Rotuladores o ceras
  • Limpiapipas
  • Botones
  • Pompones
  • Cuentas de madera
  • Algodón
  • Gomas elásticas
  • Cinta adhesiva

Materiales para realizar un juego educativo sobre el clima para los niños

Siguiendo estos sencillos 3 pasos podemos llevar a cabo nuestra actividad:

1. Sobre un folio realizamos el dibujo de un sol, una nube, y otra nube acompañada de lluvia. Podéis hacer tantos fenómenos atmosféricos como queráis: viento, nieve, niebla... Dependiendo de lo que queráis trabajar.

2. A continuación, coloreamos cada dibujo y lo pegamos en el interior de cada bote con un poco de cinta adhesiva.

3. Ahora, solo queda que rellenamos cada bote con diferentes materiales y listo.

Y, ¿qué ponemos en cada boto? El interior de cada bote estará relleno de objetos sencillos, básicamente de manualidades que podamos tener por casa. Cada bote estará dentro de una gama cromática de color acorde al fenómeno atmosférico, así, el día soleado estará representado por colores cálidos como el amarillo y el naranja, en cambio los días nublado y lluvioso por tonos fríos como son el gris y blanco y tonos azules respectivamente.

A continuación se describe que contiene cada bote:

- Día soleado: pompones y cuentas de diferentes tamaños y limpiapipas.

- Día nublado: pompones pequeños, algodón y botones de diferentes tamaños.

- Día lluvioso: Pompones y cuentas de diferentes tamaños.

Cómo llevar a cabo esta actividad educativa

La actividad puede realizarse como he comentado anteriormente tanto en casa como en la escuela.

Si se lo quieres plantear a los niños en el aula, un buen momento para hacerlo es cada día de la semana durante la asamblea. Y la actividad podría ser así: un niño o una niña se asomará por la ventana y observará que tiempo hace en el exterior. Posteriormente, cogerá el bote que corresponda, lo moverá y sonará. De esta forma, los niños sabrán qué tiempo hace y podrán identificar cómo se llama ese fenómeno metereológico que hace ese día.

Otra opción es escoger cada día a un niño o una niña y que al azar coja un bote y pregunte al resto de sus compañeros si el tiempo en el exterior es el mismo que el que representa el bote. Por ejemplo, '¿está lloviendo hoy?'. Si el alumnado responde de manera negativa, se coge otro bote y se repite la misma pregunta con diferente tiempo meteorológico. Cuando la respuesta sea afirmativa, se hace sonar el bote.

Podemos realizar tantos botes como fenómenos meteorológicos queramos enseñar o se produzcan con más frecuencia en nuestra ciudad.

Materiales para este juego educativo para los niños

Estos son los beneficios que nos aporta esta actividad

Esta actividad tiene múltiples beneficios para vuestros hijos e hijas enmarcados dentro de varias temáticas:

- Estimulación y desarrollo de los sentidos
Los botes del tiempo atmosférico también hacen la función de botes sensoriales por todos los materiales que los componen, es decir, al estar rellenos de botones, cuentas, algodón, pompones, etc. despierta en el niño o la niña una serie de sensaciones tanto acústicas como visuales que aportarán una estimulación de los sentidos y potenciará el desarrollo cognitivo.

Además, al introducirlos en el bote pueden experimentar con ellos, comprobar su textura y dimensiones, así como su dureza, de esta manera estarán estimulando el sentido del tacto.

- Conocimiento del entorno en el que habita
Los niños y niñas pueden conocer si viven en una ciudad en la que llueve mucho o poco, si hace poco calor o demasiada, etc. Se puede llevar diariamente un registro en el que anotar el tiempo que ha hecho cada día de la semana y contar al final cuántos días ha llovido, ha estado soleado o nublado. Así también estamos trabajando la matemática mediante el conteo.

¡Les llamará mucho su atención y sus avances serán rápidos y asombrosos!