Una vistosa actividad de lógica y atención para niños, ¡con pompones!

Este juego de seriación y localización espacial está pensado para niños de 2 a 4 años

Guiomar Toledano
Guiomar Toledano Maestra de Educación Infantil

Aprender matemáticas siempre es más divertido cuando estamos jugando, y eso mismo os voy a mostrar en esta ocasión; una forma diferente y amena con la que niños de 2 a 4 años pueden interiorizar los conceptos de seriación y localización espacial, es decir, que cada cuerpo ocupa un determinado lugar en el espacio.

Para ello, os propongo una vistosa actividad que trabaja a través de los pompones la lógica y la atención de los niños. ¡Preparad la huevera y los pompones de colores!

Cómo preparar paso a paso esta actividad de lógica

Materiales:

  • Huevera de cartón
  • Pompones de colores
  • Pinza de madera
  • Plantillas con secuencias
  • Folios
  • Ceras, rotuladores o lápices
  • Bandeja

¿Alguna vez habéis pensado en la cantidad de usos que pueden llegar a tener las hueveras de cartón? En la etapa de la escuela infantil es un objeto que todas las maestras tendemos a guardar, al igual que los rollos de papel higiénico o de cocina.

Las hueveras sirven para infinidad de cosas, y hoy vamos a realizar una actividad con ellas, de esta manera también estamos contribuyendo a la tarea del reciclaje y reutilización de los objetos que nos rodean, nuestros hijos o alumnos lo verán y estaremos educándolos en esta tarea que es de todos, reciclar.

¡Empezamos a fabricar esta sencilla manualidad! Siguiendo estos fáciles tres pasos podemos llevar a cabo nuestro pequeño ejercicio:

1. Realizamos las plantillas con las secuencias que queramos, mi formato ha sido en una cuartilla de folio, el contorno lo he dibujado con rotulador y el interior coloreado con ceras y las he plastificado para una mejor conservación.

2. Sobre la bandeja (que también puede ser un plato o cualquier recipiente) depositamos los pompones, para hacérselo más fácil los he clasificado atendiendo a su color.

[Leer +: Cómo hacer los pompones vosotros mismos]

3. Cogemos la pinza de madera y la huevera, seleccionamos una plantilla y ¡listo!

¿Cómo se juega a esta actividad?

Como te he contado antes, esta actividad sirve para que los niños aprendan a replicar series de objetos. Por ello, se trata de que hagamos distintas tarjetas con series de círculos de colores diferentes. Por ejemplo, amarillo-rojo-azul-violeta.

Con las pinzas de madera (lo cual ayudará que los niños practiquen su psicomotrocidad fina), deberán coger los pompones que correspondan con los colores que vean en las tarjetas. Con cuidado y uno a uno, los colocarán en la huevera, en el mismo orden. Esta tarea, además de exigir destreza manual, requiere la concentración de los pequeños. Se lo pasarán en grande entre tantos colores.

Los beneficios de este juego de atención para los niños

Beneficios de esta actividad de lógica y atención

Cada cuerpo ocupa un lugar determinado dentro del espacio y eso es lo que buscamos transmitir con esta actividad didáctica: la localización espacial y la seriación.

Este recurso está pensado para niños y niñas a partir de los 2 años hasta los 4. Para los primeros nos centraremos más en aspectos básicos como el aprendizaje de los colores y la correcta sujeción de la pinza, en cambio para los niños de 3 años en adelante trabajaremos más en profundidad la localización espacial y conceptos como 'arriba' y 'abajo', 'vertical' u 'horizontal'.

En función de la edad podemos hacer diferentes niveles de dificultad y adaptarla de la siguiente manera:

1. Cuando lo llevamos a cabo con niños y niñas de 2 a 3 años
Podemos realizarla como en la imagen, aunque si les resulta un poco compleja se pueden realizar series más cortas de un solo color o de dos colores, de esta manera trabajarán la discriminación visual, la psicomotricidad fina y la fuerza al utilizar la pinza, también se puede utilizar la propia mano para los más pequeños a los que la pinza aún se les resiste.

2. Probarlo con niños de 3 a 4 años
Se podrán utilizar variedad de colores incluso huecos vacíos, series más largas y se podrán aprender vocablos como vertical u horizontal. Los pompones los encontrarán mezclados y no clasificados por colores, de esta manera potenciarán la discriminación visual, atención y observación.

Con este tipo de juegos los niños y las niñas también valoran y aprenden que con objetos y cosas que tenemos por casa podemos jugar y no solo con los juguetes fabricados. Alucinan cuando las familias les preparan estos recursos que para ellos salen de la nada, y de repente tienen un juego nuevo al que jugar, de esta manera también estamos ayudando a desarrollar su imaginación y creatividad.

Os animo a realizar esta actividad y que vuestros hijos sean partícipes de su elaboración, podréis aprovechar para conversar con ellos y pensar en otros objetos que tengáis por casa y que puedan ser utilizados para jugar, ¡pero cuidado! a partir de ahora pueden guardarlo todo por si sirve de algo.