6 oraciones cortas para rezar en el Día de Muertos con niños por la familia

Reza con los niños estas 6 oraciones cortas en el Día de los Fieles Difuntos y eleven una plegaria al cielo por todas las almas

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés

Estas 6 oraciones cortas para el Día de los Fieles Difuntos son ideales para rezarlas con los niños. La muerte tiene un significado muy especial en todas las culturas del mundo, y es que solo se debe tener en cuenta la gran cantidad de rituales y costumbres que se llevan a cabo en todos los países. Ciertamente, estos son muy diferentes entre ellos, pero todos dejan patente la necesidad que tenemos de honrar y de recordar a nuestros familiares y amigos difuntos.

Explicación de la celebración del Día de Muertos a los niños

Celebración de Día de Muertos

Durante el Día de los Muertos se celebra la vida de la persona fallecida, así como también se recuerdan los buenos momentos que se han pasado a su lado. Es un momento especial para toda la familia, pero también para aquellas personas que han sido cercanas al difunto.

Pese a que se hace referencia a esta fecha como el Día de los Muertos, lo cierto es que son dos días en los que se llevan a cabo las ceremonias: el día 1 de noviembre es el día en el que se recuerdan aquellos que fallecieron siendo niños, mientras que el día 2 se reserva para los adultos.

En función de la edad del difunto y del país, los rituales son también diferentes, aunque todos ellos incluyen ciertas oraciones que se recitan en compañía de los familiares y los amigos del difunto.

Oraciones cortas para rezar por el alma de los difuntos

Pese a que hay una gran cantidad de oraciones que podemos rezar por el alma de nuestros difuntos, encontrar algunas que sean cortitas lo mejor si las vamos a rezar con nuestros hijos. Algunas de las que os proponemos son las siguientes:

Oraciones para rezar a los difuntos

1. Oración por las ánimas

Esta oración es de las más emotivas, pues no solo recordamos a nuestros difuntos, sino que también recordamos el sacrificio que hizo Cristo para salvarnos. Pedimos que se perdonen sus actos y que sus almas encuentren paz y descanso. Así mismo, y pese a que nosotros nos acordamos mucho de ellos, también pedimos que ellos se acuerden de nosotros y que intercedan para que podamos descansar, llegada la hora, a su lado en el reino de Jesucristo.

¡Dios salve a las ánimas cristianas! Jesucristo,
que nos redimió con su preciosa Sangre,
tenga por bien librarlos de sus penas,
y darles lugar y asiento entre los coros de los ángeles,
donde se acuerden de nosotros,
y supliquen a Dios que nos lleve junto a Él,
para ser coronados en el Cielo.
Amén

[Leer +: Canción infantil para el Día de Muertos]

2. Oración para un joven

En este caso, esta oración se puede personalizar, ya que incluye el espacio para que la recemos acordándonos de una persona en concreto. Así, los niños quizá la sientan más próxima al poder tener presente, en todo momento, a quién va dirigida. Además, esta oración se puede rezar para cualquier adulto, pero es especialmente relevante para aquellos familiares que nos han dejado sin haber llegado a la edad adulta, pero tampoco siendo niños.

Con ella, recordamos su juventud durante el Día de Muertos, la vitalidad que desprendía esta persona tan especial para nosotros y pedimos que sea aceptado en los brazos de nuestro Señor Jesucristo.

Concede, Señor, la felicidad de la gloria eterna a tu siervo(a) N.
a quien has llamado de este mundo
cuando el vigor de la juventud embellecía su vida corporal;
muestra para con él (ella) tu misericordia y acógelo(a) entre tus santos
en el canto eterno de tu alabanza.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

3. Oración para un padre o una madre

Cuando es una madre o un padre el que nos deja, siempre sentimos un vacío diferente, un vacío especial dada la conexión que se establece, desde el nacimiento, entre padres e hijos. Esta oración es específica para estos casos, momentos en los que podemos recordar todos los sacrificios que esta persona ha hecho por nosotros. Además, es una oración mediante la cual pedimos volver a vernos, volver a reencontrarnos con esta persona a la que tanto amamos.

¡Oh Dios! Nos mandaste honrar padre y madre.
Por tu misericordia, ten piedad de mi padre (madre) y no recuerdes sus pecados.
Que yo pueda verlo (la) de nuevo en el gozo de eterno fulgor.
Te lo pido por Cristo nuestro Señor.
Amén

Oraciones bonitas por los niños fallecidos

Oraciones para los niños difuntos

Después de haber visto tres bellas oraciones para dedicar y recordar a los adultos que nos han dejado, también os queremos mostrar 2 más dedicadas, especialmente a los niños, a estos seres tan sensibles, cariñosos y dulces que han tenido que partir antes de tiempo.

4. Oración corta para niños fallecidos

Esta oración permite añadir el nombre del niño difunto, lo que la hace ser una oración especialmente intensa. Con ella, demostramos nuestro gran amor por este niño perdido y el dolor que esto nos ha causado; sin embargo, entendemos que es la voluntad del Señor y la aceptamos como buenos siervos que somos; sabemos que si ha sido su voluntad es por algo y entendemos que estará mejor en sus brazos.

Señor, tú que conoces nuestra profunda tristeza
por la muerte del (de la) niño(a) ......(nombre),
concede a quienes acatamos con dolor tu voluntad de llevártelo(a),
el consuelo de creer que vive eternamente contigo en la gloria.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

5. Oración de Jesús para los niños

Con esta oración, se enfatiza el gran amor que Jesús sentía por los niños; su predilección hacia ellos y, por ello, le pedimos que los arrope cerca de él y nos los cuide hasta que podamos volver a reencontrarnos. Además, también recordamos y alabamos la alegría que los más pequeños de la casa nos transmiten y la que seguro van a transmitir a nuestro Padre.

Señor Jesús, a ti, que amaste a los niños con especial predilección,
y los pusiste como ejemplo para los discípulos,
te rogamos por todos los pequeños que han fallecido.
Tómalos entre tus manos amorosas,
y llévalos al seno de nuestro Padre,
para que alegren su corazón con su inocencia.
Amén

Oración de los difuntos de San Juan Pablo II

Oración de San Juan Pablo II para los difuntos

San Juan Pablo II dejó un gran legado a sus feligreses, quienes aún lo tienen muy presente en su día a día. Son muchos los recuerdos que este Papa nos dejó: su filosofía, su manera de actuar, la gran compasión que mostraba a todos sus seguidores por igual.

Por este motivo, la oración que él recitó en este día tan especial sigue siendo una de las más recordadas y rezadas. Pese a ser larga y no muy fácil de rezar para los niños, siempre podemos explicarles qué significa y tenerlos a nuestro lado para que vayan recitando aquellos pedacitos que puedan recordar.

Para hacer entender a los niños la importancia de esta oración es fundamental remarcar aspectos básicos como la bondad de nuestro Señor, a la que San Juan Pablo II hace referencia en las primeras líneas. Además, también se reconoce la gran fuerza del Señor al poder lavar todos nuestros pecados y conseguir que ninguno deba arrepentirse de nada o acabar en el fuego del infierno: es amor, es aceptación y perdón, valores esenciales del cristianismo.

6. Oración en el Día de Muertos

El Día de los Muertos nos acerca más a aquellos que no tenemos ya a nuestro lado; nos permite estar en contacto con ellos, rememorar todo lo bueno que hicieron y la felicidad que sentíamos cuando los teníamos a nuestro lado. Es un día en el que podemos sentirnos más cerca de ellos y, con su memoria, recordar todo lo que un día vivimos a su lado.

Dios de infinita misericordia, confiamos a tu inmensa bondad,
a cuantos han dejado este mundo hacia la eternidad,
donde tú esperas a la humanidad entera,
redimida por la sangre preciosa de Cristo,
muerto en rescate por nuestros pecados.
No mires, Señor, tantas pobrezas, miserias y debilidades humanas
con las que nos presentaremos ante el tribunal
para ser juzgados para la felicidad o la condena.
Levanta sobre nosotros tu mirada piadosa que nace de la ternura de tu corazón,
y ayúdanos a caminar en el camino de una completa purificación.

Que ninguno de tus hijos se pierda en el fuego eterno del infierno,
donde ya no puede haber más arrepentimiento.
Te confiamos, Señor, las almas de nuestros seres queridos,
de las personas que han muerto sin el consuelo sacramental,
o no han tenido manera de arrepentirse ni siquiera al final de su vida.
Nadie haya de temer encontrarte, después de la peregrinación terrenal,
en la esperanza de ser acogidos en los brazos de tu infinita misericordia.

La hermana muerte corporal nos encuentre vigilantes en la oración
y llenos de todo el bien hecho en el curso de nuestra breve o larga existencia.
Señor, que nada nos aleje de ti en esta tierra,
sino que en todo nos sostengas en el ardiente deseo de reposar
serena y eternamente en Ti.
Amén

Puedes leer más artículos similares a 6 oraciones cortas para rezar en el Día de Muertos con niños por la familia, en la categoría de Religión en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: