5 consejos para hablar de política con los niños sin sentirse perdido

Hablar con tus hijos sobre la actualidad y los políticos puede resultar complicado

Beatriz Martínez

La política forma parte de nuestro día a día, entra en nuestros hogares cada vez que encendemos la televisión o navegamos en Internet y se cuela en nuestras conversaciones casi sin darnos cuenta. Bien podemos decir que la política es un aspecto cotidiano más y, sin embargo, seguro que tú también estás de acuerdo conmigo, no resulta nada fácil hablar de política con lo niños. Por eso, en Guiainfantil.com te ofrecemos algunos consejos para que te sientas un poco menos perdido a la hora de abordar este tema con tus hijos.

Cómo hablar de política con los niños sin equivocarles

Consejos para padres que quieren hablar de política con los niños

Es entorno a los 9 o 10 años cuando niños y niñas empiezan a hacer preguntas sobre lo que ven en la televisión o lo que escuchan hablar a los mayores; los hay que muestran interés por estos temas antes y otros que no es hasta llegar a la adolescencia que empiezan a observar con otra mirada lo que ocurre a su alrededor.

No obstante, todos ellos en algún momento hacen preguntas como: ¿Qué son los partidos políticos? ¿Por qué siempre hablan de datos? ¿Para qué sirve ir a votar? ¿Cuándo voy a poder votar yo también? Preguntas y más preguntas que rondan la mente inquieta de nuestros hijos. Y es que es de esta forma que poco a poco van entendiendo lo que ocurre en el mundo que les rodea, haciendo cuantas más preguntas mejor y satisfaciendo su curiosidad.

Sigue estos consejos para padres y maestros para explicar a los niños cosas tan complicadas como la política y les ayudarás a entenderlo todo mucho mejor.

1. Preguntas, preguntas y más preguntas
Escucha con atención todas las preguntas que te hagan los niños y trata de responder de forma sencilla, clara, adaptada a su edad (no es lo mismo hablar de política con un niño de 10 años que hacerlo con un adolescente) y, aquí viene lo más complicado, intenta hacerlo de forma objetiva. Es importante que sepan que en cuestión de política cada uno puede tener una opinión pero que siempre se debe respetar la de los demás y para ello nada mejor que enseñar con el ejemplo, ¿no crees?

A su vez, puedes decirle que tu idea política es una en concreto o que tu vas a votar a este partido, pero no le hables como si los demás partidos no existieran o no fueran 'buenos'. Los niños deben tener su propia opinión, una que se irá formando según vayan creciendo pero que ha de estar basada en el respeto, al igual que la de sus padres.

2. Intenta ser positivo
Es probable que los niños te escuchen más de una vez hablando acerca de lo poco que hacen las instituciones que gobiernan y de que las cosas deberían estar mucho mejor de lo que están. Es correcto que los hijos adquieran una mirada crítica y sepan la realidad, pero también han de saber las cosas que sí se han logrado y cómo eran antes en el pasado. De esta forma, les estaremos transmitiendo una mirada un poco más positiva.

Por otro lado, es importante evitar expresiones despectivas o insultos que en nada van a favorecer el lenguaje de los hijos. La tolerancia y el respeto deben ser la base principal.

3. Información al alcance de su mano
Claro que tienen información, toda la que quieran, pero muchas veces con tanto dato lo único que consiguen es confundirse aún más. Una buena forma de acercar la política a los niños es poner en su mano información sencilla que puedan entender bien. Selecciona en base a sus preguntas, lee el periódico con ellos, busca en la biblioteca un libro que hable de política o siéntate a su lado a la hora de las noticias y anímales a que siga haciendo todas las preguntas que quieran.

4. Conceptos clave que deben ir conociendo
Según van creciendo, hay una serie de conceptos clave que se les debe ir enseñando para que sepan cómo está formada la sociedad y el gobierno de su ciudad tales como: 'constitución', 'derechos humanos' 'democracia', 'sufragio universal', 'elecciones generales' 'partidos políticos', 'parlamento', 'congreso de los diputados' o cualquier otro que tú consideres que debe formar parte de esta lista. Un buen ejercicio para hacer en casa o en la escuela es el de anotar en un cuaderno dichos conceptos y sus definiciones, se pueden incluso ilustrar para que les resulten más amenos.

5. Habla con tus hijos sobre aquello que les interesa
Una vez los niños empiecen a hacer preguntas o a mostrar interés en lo referente a la política es un buen momento para mantenerles informados de lo que sucede en el mundo (siempre con un lenguaje acorde a su edad) y, sobre todo, hablarles de cosas que les incumben a ellos como las nuevas leyes en materia de educación, la baja por maternidad o paternidad o por qué la elección de los colegios se hace de esta o aquella forma. ¡No te sorprendas si lo entienden todo a la primera!

Esperamos que después de leer estos consejos para hablar de política con los niños te resulte mucho más sencillo.