Enfermedades de transmisión sexual que pueden afectar a la fertilidad de la pareja

Signos de alarma que indican clamidia y gonorrea en hombre y mujer 

Guiainfantil.com

Actualmente más de 800.000 parejas españolas sufren problemas de infertilidad por distintos motivos, incluyendo alteraciones del ciclo menstrual o la calidad semen, tener una edad avanzada, sufrir sobrepeso, endometriosis o menopausia precoz entre otras. Sin embargo, una de las razones fundamentales de infertilidad son las enfermedades de transmisión sexual (ETS) que suelen manifestarse en personas más jóvenes debido a motivos como la práctica de relaciones sexuales sin protección y al hecho de tener múltiples parejas sexuales previamente infectadas.

Cómo las enfermedades de transmisión sexual pueden impedir un embarazo 

problemas de fertilidad por enfermedades de transmisión sexual

Algunas de estas enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la clamidia, gonorrea, sífilis, tricomoniasis y la vaginosis bacteriana responden a tratamientos médicos, sin embargo, existen otras más graves causadas por virus como el herpes genital, la hepatitis B o el VIH.

En concreto, las dos enfermedades predominantes de transmisión sexual (ETS) que afectan la infertilidad son la gonorrea, que proviene de la bacteria Neisseria Gonorrhoeae, y la clamidia, que es producida a través de la bacteria Chlamydia Trachomatis.

Estas infecciones son causantes del 15% de la esterilidad en hombres, ya que afecta directamente a las vías seminales, los testículos y a la capacidad de estos para originar espermatozoides sanos. Consecuentemente, esto perjudica a la cantidad de espermatozoides producidos por el hombre, la movilidad, la morfología e, incluso, la integridad del ADN de estos.

En cuanto a las mujeres, en caso de que estas enfermedades de transmisión sexual (ETS) no reciban un tratamiento apropiado y precoz, pueden crear y derivar en una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Se trata de una infección que afecta fundamentalmente al útero, las trompas de Falopio, o los ovarios, causando una inflamación crónica de las mismas que obstruyen el paso del óvulo al útero y provocando una menor movilidad de los espermatozoides.

El motivo por el cual el índice de estas enfermedades es muy alto en la sociedad actual es porque no suelen manifestar claros síntomas, por lo que recomendamos encarecidamente hacerse pruebas a modo de prevención para así poder detectarlas a tiempo.

Señales que indican clamidia y gonorrea en hombre y mujer 

gonorrea y clamidia

No obstante, existen señales que pueden servir como motivo de alarma tanto para hombres como para mujeres. En cuanto al sexo masculino, estas señales se pueden identificar por secreción de pus por la uretra, hinchazón o enrojecimiento en la abertura del pene, dolor e hinchazón en los testículos, necesidad de orinar más seguido de lo habitual, dolor durante el sexo y/o sensaciones constantes de ardor al orinar.

Y en el caso de la mujer se revelan por el mal olor vaginal, dolor abdominal o pélvico, aumento de la secreción vaginal, flujo anormal amarillento, dolor al tener relaciones sexuales, micción frecuente y dolorosa, y sangrado entre periodos menstruales.

Ambas de estas enfermedades, la clamidia y la gonorrea, pueden evitarse fácilmente con el uso de preservativos, por ello animamos a que las nuevas parejas mantengan relaciones sexuales seguras para que así, en un futuro cuando quieran 'quedarse embarazados' y tener hijos no se encuentren con ningún tipo de obstáculo. 

Vicente Badajoz, coordinador del laboratorio de la clínica de reproducción asistida Ginefiv.

Puedes leer más artículos similares a Enfermedades de transmisión sexual que pueden afectar a la fertilidad de la pareja, en la categoría de Problemas de fertilidad en Guiainfantil.com.