El poder del hipnoparto para disfrutar del parto y conectar con el bebé

Cuando nace un bebé, nace también una madre feliz

Elena Fernández Romero de Ávila
Elena Fernández Romero de Ávila Osteópata y fisioterapeuta

El embarazo es el primer gran reto en esta aventura de la maternidad en la que te has embarcado. Comienza una nueva etapa en la que, lo más probable, es que aparezcan miedos, dudas, incertidumbres. "¿Voy a ser capaz?" "¿Lo voy a hacer bien?" "¿Voy a ser 'buena' madre?" "¿Y, si no lo hago bien, le pasará algo a mi futuro bebé?" Y la mente se vuelve loca de pensamientos irracionales. Todo estos miedos están alojados en el subconsciente, ese que aparece justo cuando menos te lo esperas sin avisar ;). ¿Qué pensarías si te dijera que con el embarazo puedes deshacerte de todos ellos? Esto es posible gracias al hipnoparto, una oportunidad para disfrutar de ese momento y conectar con él bebé.

Los beneficios del hipnoparto en el momento del alumbramiento

beneficios del hipnoparto

Me gusta explicar que somos como un iceberg y la parte de lo que se ve es sólo un 1%. Por debajo de lo que ves en la superficie, escondido en las profundidades, está el 99% de la información que maneja tu vida. Y ahí, oculto, es donde están guardados todos esos miedos, limitaciones, inquietudes, ansiedades… El 1% que sale a la superficie es algo que te da la oportunidad de ver qué es eso que había escondido en tu interior. Y justo el embarazo es uno de esos momentos donde todo lo que hay en tu subconsciente sale a la superficie.

Soy experta en el cuerpo y uno de mis propósitos es traer más consciencia en todas las áreas de tu vida y, en especial, a la maternidad y el nacimiento. Como defiende Laura Gutman, "la maternidad nos da la oportunidad de explorar nuestras sombras". Desde esta perspectiva, podemos cambiar el futuro, otorgando herramientas a las madres para empoderarlas, haciéndolas capaces de crear desde la felicidad, algo que también favorecerá a tu bebé.

Hoy te voy a hablar del hipnoparto, una de las herramientas con las que puedes afrontar todo eso que dirige o maneja tu vida inconscientemente y sale a la superficie en el momento menos oportuno. Pero, ten en cuenta, que no hay una solución mágica. La buena noticia es que, a través del hipnoparto, te empoderas y adquieres habilidades para que comiences a tomar las riendas de tu vida. Y no solo con el embarazo y el parto, las puedes aplicar a todas las áreas de tu vida.

No puedes planificar cómo va a ser tu parto, sí puedes estar mucho más presente en cada momento con tu bebé y disfrutar de la experiencia sea la que sea.

¿Te gustó cuando tus padres no estaban presentes en tu vida? ¿Y si puedes comenzar regalándole a tu bebé y a ti la experiencia de estar presente en uno de los momentos más íntimos e inolvidables de tu vida?  ¿Sabes que incluso puede ser una experiencia orgásmica?

En una sesión de hipnoparto se trabaja específicamente sobre todos tus miedos o preocupaciones para que puedas estar presente y no evadirte en este momento tan importante para vosotros. Si estás tranquila vas a generar oxitocina, que es la hormona de la felicidad y el amor, y que, además, te permite dilatar con facilidad. También vas a generar con facilidad serotonina, que te va a dar tranquilidad y paz, endorfinas y todas las hormonas que se generan cuando haces el amor… Con todas estas hormonas bien reguladas, el parto y la crianza son más fáciles y placenteros.

El parto, ese momento en el que nace un bebé y nace una madre

Los benefícios del hipnoparto para las madres y el bebé

¿Y si ahora es el mejor momento para afrontar todo eso que has estado posponiendo? ¿Y si tienes una nueva oportunidad para empezar y volver a nacer con tu bebé? ¿Imaginas cómo sería tu vida si de pequeña te hubieran abrazado, si hubieran estado presentes y en contacto contigo? ¿Y si te hubieran simplemente dado las gracias por ser cómo fueras, aunque te convirtieras en el mayor trasto del mundo?

Quiero que te hagas esta pregunta: Si pudieras volver a nacer, ¿cómo te gustaría que te trataran? ¿Qué tal sí puedes ofrecerle esa oportunidad a tu bebé y reconciliarte contigo? Va a nacer un bebé y vas a nacer tú como mamá. ¿Qué puedes hacer?

- Haz una respiración profunda, conecta con tu corazón.

- Pon una mano en tu corazón y otra en tu útero.

- Deja ir todas las preocupaciones, tensiones, miedos.

- Sintoniza con los latidos de tu corazón y con tu respiración.

- Agradece a tu cuerpo por la gran labor que está realizando y agradécete a ti por tomarte este ratito para estar contigo y con tu bebé.

Y, sobre todo, comienza a confiar en la sabiduría de tu cuerpo y en tu propia sabiduría. Crea esta nueva relación y conexión con tu cuerpo que es tan sencilla como respirar. ¿Cómo te encuentras? ¿Diferente? ¡Fácil y efectivo! Síguelo poniéndolo en práctica y dedícate al menos 15 minutos al día a realizar algo placentero, ¡sí! eso que hace que salga una sonrisa de tu boca. Eso que te hace estar más viva. Eso que te encanta. ¡Bienvenida de nuevo a este mundo!