Enseñar al niño a afrontar que tiene dos papás o dos mamás

Cómo enseñar a los niños a asumir que tienen dos padres o dos madres

Sofía Gil Guerrero
Sofía Gil Guerrero Psicóloga General Sanitaria

Los hijos de padres homosexuales crecen en una estructura familiar que no se asemeja a la de la mayoría de su grupo de amigos o compañeros. Pero, esto está cambiando a un ritmo vertiginoso desde el año 2000 y cada vez estamos más cerca de una sociedad en la que prima la diversidad y la tolerancia.

Aun así hay personas que se oponen a la crianza de los hijos por parejas homosexuales. Para enfrentarse a unos y a otros, hemos de enseñar al niño a afrontar que tiene dos papás o dos mamás.

Hijos de padres homosexuales

Hijos que tienen dos papás o dos mamás

Los adultos tendemos a pensar que todo aquello que se desvía de la norma puede ser objeto de discriminación por parte de la sociedad. Y, a veces sucede así pero muchas otras no.

España es uno de los países del mundo más tolerantes. En el 2005 se aprobó la ley del matrimonio homosexual y desde entonces la homosexualidad se ha ido normalizando y aceptando con naturalidad en gran parte de nuestra sociedad.

Sin embargo, hay otra parte de la población que se opone a la crianza de los hijos por parte de las parejas homosexuales. Esto es un hecho innegable. Las personas que se oponen basan su argumento en los posibles daños que la crianza en manos de personas del mismo sexo puede generar en los niños. Pero, actualmente no disponemos de evidencia científica que avale esta creencia.

De hecho, la Asociación Americana de Psicología ha desarrollado un guía práctica en la que se recogen los resultados de las principales investigaciones que se han realizado hasta fecha para determinar si el bienestar o la salud mental de los niños de padres homosexuales se ven amenazados por algún motivo.

En resumen, en esta guía se concluye que los hijos de padres o madres homosexuales no se encuentran en una situación de vulnerabilidad o desventaja. Las parejas homosexuales poseen las mismas habilidades para educar a sus hijos por lo que no están menos capacitados para ejercer el rol de padres o madres.

Por otro lado, la orientación sexual de los padres no incide ni en los roles ni en la identidad sexual de sus hijos. Existe una falsa creencia que se basa en pensar que el niño se va a sentir confundido al tener padres o madres del mismo sexo y esto va a condicionar su identidad u orientación sexual. ¡Esto es absolutamente falso! De hecho, las estudios realizados afirman que más del 90% de hijos de adultos homosexuales resultaron ser heteosexuales.

Podemos decir entonces que no existen diferencias entre los hijos de parejas homosexuales y los hijos de parejas heterosexuales.

Niños que tienen dos papás o dos mamás

Lo primero que tenemos que hacer nosotros es actuar con normalidad y naturalidad sin dar demasiada importancia a este hecho. Los niños son como el agua, se adaptan absolutamente a todo.

No debemos de tener miedo a su reacción cuando vayan creciendo porque en ningún caso será para ellos algo extraño si tenemos en cuenta que desde bien pequeños han crecido bajo esta estructura familiar por lo tanto esto es lo que conocen.

Es posible que cuando los niños inicien su etapa escolar sientan curiosidad y les surja muchas dudas al compararse con la mayoría de su grupo de iguales.

Por ello, es aconsejable que nos mostremos accesibles a nuestros hijos para responder a cualquier pregunta que les pueda surgir. Para ello debemos fomentar una relación de confianza en la que la comunicación fluya sin dificultad para que puedan recurrir a nosotros ante cualquier duda o planteamiento que necesiten compartir.