Cómo ganarnos la confianza de los hijos

Consejos para mejorar la calidad de las relaciones con los hijos

Andrés París

Es muy importante que las relaciones entre padres e hijos se basen en la confianza y el respeto. Y curiosamente es la confianza de los hijos hacia sus padres los que motivan un mayor respeto hacia ellos. Pero la confianza no viene simplemente por ser miembro de una misma familia. La confianza hay que ganársela. 

Presta atención a esta serie de consejos. Te explicamos cómo ganarnos la confianza de los hijos y de paso mejorar la comunicación y el vínculo con ellos. 

8 recomendaciones para ganarnos la confianza de los hijos

Cómo ganarnos la confianza de los hijos

La confianza de los hijos se consigue con paciencia. De hecho, cuesta mucho ganársela y muy poco perderla. Por eso, debemos ser perseverantes. La confianza, junto con el respeto, son el cimiento de una relación sólida, cordial y sana. Y esta es la forma de conseguir que tu hijo sienta más confianza hacia ti:

1. Respeta sus emociones. Primero reconoce tus emociones e intenta reconocer las suyas. Sí, esto es, usa la empatía. De esta forma se produce un respeto emocional. Recuerda que la empatía es la base emocional de las relaciones personales.

2. No quites valor a sus cosas. Todos sus temores, sus miedos, sus proyectos...todos son importantes. No restes importancia a sus preocupaciones. De esta forma sentirá que le respetas.

3. Háblale con respeto. Las palabras son poderosas, pueden llegar a ser muy nocivas. No utilices las palabras como arma. Úsalas de forma positiva para mostrar tu confianza hacia él. 

4. Pídele su opinión. Esto le hará importante, se sentirá útil. Pídele que te cuente, que hable, dile que te ayude. Que se siente útil. Que se sienta parte importante de la familia

5. Respeta su espacio. Todos necesitamos intimidad. Él también necesita su espacio. Es importante que tu hija siente que no invades su espacio. Lo que debes es conseguir que tu hijo te deje, por decisión propia, que puedes entrar en tu espacio. Será un paso importante que indique que sí, tu hijo confía en ti.

6. Halaga a tu hijo. Regálale halagos y cariño a raudales. Que sienta que efectivamente le quieres. Todos los niños necesitan sentirse queridos. 

7. Rétale. La fórmula del reto es muy sencilla: objetivo más esfuerzo. Que tengan un objetivo claro y que se esfuercen por conseguirlo. De esta forma, les generará autoconfianza y confianza entre tú y tu hijo.

8. Dale libertad. Entendida la libertad como esa capacidad de tomar decisiones. La toma de decisiones por un lado les hará acertar y otras, de equivocarse. De esta forma aprenderán de sus propios errores y además entenderán que sus padres están a su lado en sus aciertos y en sus equivocaciones.