Cómo es tu hijo según el tipo de madre que eres

Cómo es un niño dependiendo del tipo de madre que tiene

Estefanía Esteban

Controladora, demasiado permisiva, relajada, 'gritona'... existen tantos tipos de madres como madres existen en el planeta. Está claro que cada madre es única y particular. Y sin embargo, sí existen ciertas características que las definen y 'etiquetan' en ciertos grupos. A partir de ahí, podemos analizar cómo son los hijos de madres que cometen 'ciertos errores'. Porque ya lo sabemos, los niños son un reflejo, al fin y al cabo, de la educación que reciben y de cómo son sus padres.

Aquí tienes una lista, que puede acercarse algo (o no) al tipo de madre que eres. Nos centramos sobre todo en los grandes errores de algunas madres. Si te sientes identificada con alguna de ellas, busca las características de tu hijo. ¿Acertará? Pues sí: así es tu hijo según el tipo de madre que eres.

5 tipos de madres que dañan a sus hijos: Cómo es tu hijo según el tipo de madre que eres

Cómo es tu hijo según el tipo de madre que eres

Busca tu personalidad y descubre más cosas sobre tu hijo: así es tu hijo según el tipo de madre que eres. Recuerda que siempre se pueden dar variaciones entre varios tipos de madres. Solo analizamos las conductas negativas hacia los hijos:  

1. Madre controladora. Es la típica madre que necesita controlar todo, absolutamente todo lo que haga su hijo. Con quién va, qué hace, si estudia, si no estudia, qué amigos tiene... Es capaz de organizar y desorganizar a su antojo la vida de su hijo. No deja hilo sin atar, ni espacio a la improvisación. Todo debe estar planeado. Y por supuesto, lo consigue mediante normas y más normas, límites y más límites...

  • ¿Cómo es su hijo? Este tipo de madre genera en el hijo una dependencia absoluta y falta de autonomía. Además, pedirá constantemente la aprobación de su madre en todo lo que haga. Terminará actuando como ella y exigiendo control a su vida cuando crezca. Esto le hará, como a su madre, atravesar periodos de depresión y mucha angustia.
  • ¿Cómo solucionar esto? Si te sientes identificada con este tipo de madre, debes relajarte, suavizar las normas y dar más espacio a tu hijo. Deja que sea libre. Normas sí, pero sin que terminen siendo una atadura o una prisión.

2. Madre hiper-protectora. Su máxima es que su hijo no tenga que sufrir ni pasar por ninguna prueba difícil, no sea que la frustración le genere dolor. Por eso, intenta evitar en su hijo los obstáculos, las dificultades y las 'posibles regañinas' por algo que hace mal o no hizo. Es capaz de terminar los deberes de su hijo cuando duerme porque a él s ele olvidaron o de acceder a borrarle de cualquier actividad solo 'porque no le gusta'. 

  • ¿Cómo es su hijo? Su hijo crece frágil y con una baja tolerancia a la frustración, ya que nunca se enfrentó a ella. En realidad, cuando crezca y se enfrente a problemas de verdad, no tendrá herramientas suficientes para solucionarlo, ya que no habrá practicado la resolución de problemas (ya que su madre ya lo hacía por él).
  • ¿Cómo solucionar esto? No puedes estar solucionando los problemas de tu hijo de por vida. La sobreprotección no le hace ningún bien, y lo sabes. Aunque en un principio le ahorres 'un disgusto', al final, lo sufrirá igual (o peor). La sobreprotección anula la autoestima y autonomía de tu hijo. Deberías dejar que 'tropiece más' y aprenda a levantarse y a responsabilizarse de sus errores. 

3. Madre absorbente. ¿Sabes cómo es esa típica madre que necesita saberlo todo acerca de su hijo? Si es necesario, es capaz de leer su diario personal. El caso es sentirse 'mimetizada' con su hijo, hasta el punto de anular la personalidad del hijo. Ella consigue crear una gran dependencia hacia ella. Sabe tantas cosas sobre él... el niño se siente totalmente unido. Demasiado unido.

  • ¿Cómo es su hijo? Sumiso, muy sumiso. Su hijo pedirá constantemente la opinión de su madre. Esto afecta a su autonomía y a su comportamiento. Tendrá la autoestima baja y una falta de confianza en sí mismo.Al fin y al cabo, su madre ya se encarga de anular su personalidad, proyectando la suya propia sobre él.
  • ¿Cómo solucionar esto? Tu hijo no tiene por qué ser como tú. Desde el día que nace, comienza a ser una 'personita' única, y te di depende que pueda desarrollar su propia personalidad. Déjale espacio, fortalece e incentiva su pensamiento crítico. Pide que de su opinión, que reflexione sobre sus actuaciones... que piense por sí mismo. 

4. Madre manipuladora. ¿Que mi hijo ha ganado la carrera? Es porque yo le he entrenado duro... ¿Que mi hija ha sacado un sobresaliente en matemáticas? Es porque yo estuve toda la tarde con ella enseñándole a hacer las operaciones... La madre manipuladora es capaz de hacer creer a su hijo que sus éxitos los consigue gracias a ella. También tiene el poder de hacerle cambiar de opinión (con mucha destreza) de todo lo que ella quiera. O consigue que al final deje de ver a ese niño con el que tanto le gusta jugar... porque le hace ver que es una mala influencia para él.

  • ¿Cómo es su hijo? Buscará agradar constantemente a los demás, por encima de su felicidad. Será muy sumiso y no confiará lo suficiente en sí mismo (normal, ya que al final no consigue hacer lo que quiere, sino lo que en realidad desea su madre). Le manipularán con mucha facilidad.
  • ¿Como solucionar esto? No pidas tanta información a tu hijo. No manejes su vida. Deja que sea él quien decida lo que quiere ser, lo que quiere hacer... siempre puedes orientar, pero nunca imponer. 

5. Madre 'culpabilizadora'. Son las típicas madres que consiguen crear en su hijo un sentimiento constante de culpa y remordimientos. Tremendamente moralistas, anteponen el concepto de 'lo que está mal y daña a  los demás' frente a todo lo demás, de forma que consiguen que su hijo sienta que tiene la culpa sobre todo lo que hace. Además, se presenta a los demás como 'la víctima'. Busca inspirar pena y compasión. 'Que pena más  grande me produces, hijo...''Me vas a romper el corazón'... '¿No piensas como yo? ¡Pareces mi enemigo!'...

  • ¿Cómo es su hijo? Se siente culpable y busca constantemente 'paliar' la pena de su madre y complacerla, así que termina perdiendo su autonomía y prefiere dirigir sus actos con el único fin de 'no hacer daño a su madre'. Siempre pensará que le debe algo a los demás.
  • ¿Cómo solucionar esto? Tienes que evitar por todos los medios controlar tu 'vena victimista'. No imaginas el daño que le hace tu supuesto dolor a tu hijo. Puedes educar a tu hijo en la moralidad sin que tenga que sentirse constantemente culpable por todo lo que hace, ¿no crees? 

Puedes leer más artículos similares a Cómo es tu hijo según el tipo de madre que eres, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.