Enseñar a los niños a gestionar las 6 emociones más comunes en Navidad

Las navidades trae emociones muy intensas y desbordantes tanto para padres como para hijos

Jimena Ocampo Lozano

La Navidad es una de las épocas del año más emocionantes para los niños. Días de vacaciones, fiestas, regalos, la llegada de Papá Noel, los Reyes Magos, visitas de la familia, etc. Las navidades son momentos en los que los niños sienten muchas y muy variadas emociones, y en ocasiones en una alta intensidad, lo que hace que a veces les resulte complicado gestionarlas.

Por lo tanto, la Navidad es una época en la que emocionalmente, tanto niños como adultos, estamos desbordados, pero es un buen momento para hablar de emociones y enseñar a nuestros hijos a manejarlas.

Cuáles son las emociones más comunes en Navidad

Las emociones de los niños en Navidad

La educación emocional de nuestros hijos es algo que no podemos pasar por alto. Tal y como indica la guía 'Construyendo la Inteligencia Emocional' de la Academia Americana de Pediatría (Construyendo el bienestar emocional), la inteligencia emocional es la habilidad de comprender las emociones propias y las de los demás, así como su manejo. Esto ayuda a los niños a tener comportamientos sanos hacia estas emociones.

Solemos relacionar la Navidad con emociones de alegría, felicidad, sorpresa y el amor, ya que tal vez sean las más frecuentes en los niños. Pero también es frecuente que se den la rabia, la tristeza, la frustración, la añoranza, etc. Veamos algunas de ellas:

1. Alegría y felicidad
Estad dos emociones tan agradables están, sin duda, ligadas a la Navidad. Se dan porque estamos de vacaciones, porque es una época de juego y de regalos, de ver a la familia, el espíritu navideño nos llena, etc.

2. Amor
Por supuesto, durante las fiestas navideñas también hay hueco para el amor (¡mucho amor!). Durante esta época nos reencontramos con familiares que no vemos tanto a lo largo del año y podemos dedicarnos más tiempo los unos a los otros.

3. Ilusión y sorpresa
Por ver a los seres queridos como los primos, los amigos, por recibir regalos...

4. Pena o tristeza
Muchas personas, incluidos los niños, pueden sentir nostalgia en estas fechas. Es el caso, por ejemplo, cuando falta algún ser querido.

[Leer +: Quienes decoran pronto la casa de Navidad son más felices]

Gestión emocional en la Navidad en familia

5. Miedo y temor
No son pocos los niños a los que les dan miedo Papá Noel, los Reyes magos... Sobre todo en edades muy tempranas, en las que el miedo a los extraños es algo frecuente. Si a este miedo le sumamos que son personajes cuya vestimenta y atrezzo no es familiar ni común, con largas barbas, trajes de colores, acompañados de personajes fantásticos, etc. no es de extrañar que haya niños a los que no les haga ilusión ver a estos personajes.

6. Rabia, enfado y frustración
Estas emociones suele darse especialmente en relación con los regalos navideños. Es frecuente que algunos niños tengan una alta expectativa sobre lo que les van a traer Papá Noel y/o los Reyes y sobre todo cuántos regalos les van a traer. Cuando esa expectativa no se cumple, es frecuente que de lugar a enfados o rabietas porque lo que han recibido no les gusta o no es lo que ellos querían exactamente.

Pero también pueden darse en relación con las actividades que realizamos en estas fechas: la falta de rutinas, el exceso de planes, fiestas, visitas... O simplemente, porque estas fiestas son tan intensas a veces, que el enfado y el mal humor son protagonistas si los niños no gestionan bien todas sus emociones.

Ayudar a los niños a gestionar sus emociones navideñas

Enseñar a los niños a manejar las emociones en Navidad

Lo importante es tratar de ayudar a los niños a regular la intensidad de las emociones, ya que la Navidad suele ser una época en la que son bastante desbordantes e intensas. Por lo tanto en estas fechas, al igual que el resto del año, los adultos tenemos un papel importante en esto de la gestión emocional. Será importante ayudar a los niños a:

- Validar y respetar sus emociones y enseñarles formas adecuadas de expresión.

- Conocer sus emociones, ayudarles a ponerles nombre y enseñarles qué conductas consecuencias de esas emociones no son adecuados y cuáles sí, a identificar cómo actúan cuando están tristes, enfadados, sobreexcitados, temerosos... Por ejemplo, gritar o tirar cosas cuando se enfadan o se sobreexcitan.

- Ayudarles a expresar cómo se sienten, con dibujos, cuentos, juegos...

- Trabajar la tolerancia a la frustración, no bajar la guardia en este aspecto. Es una época en la que es fácil querer 'conceder' todos los deseos y caprichos a los niños porque es Navidad. Si bien es verdad que podemos conceder algún capricho o ser más laxos en algunas normas y pautas (acostarse más tarde, ver más la televisión, etc.) los límites deben ser tan claros como el resto del año. Ser más flexibles no significa tolerar todo con la excusa de que 'es Navidad' ya que así vamos a dar pie a más explosiones emocionales y más intensas y volver a la rutina cuando todo acabe va a costar más.

- Facilitarles recursos de regulación emocional. Bien sean técnicas de relajación o creando rutinas para calmarse, por ejemplo, usando el bote de la calma, creando un 'rincón tranquilo' en casa, permitirles su espacio y su tiempo para tranquilizarse, etc.

- Pero también va a ser importante que durante estas fechas mantengamos en la medida de lo posible las rutinas de los niños, de forma que su día a día se vea alterado lo menos posible, dentro de las circunstancias.

- Procurar realizar actividades en casa relajadas, tranquilas, en familia.

- En la medida de lo posible anticipar y comunicar los planes de cada día en estas fiestas de Navidad.

Y por último, entender que este exceso emocional, esta alta intensidad de los niños en estas fiestas es totalmente normal y comprensible y debemos tener paciencia y empatía con ellos. Son unas semanas muy intensas y a veces frenéticas en las que las emociones de todos, niños y adultos pueden desbordarnos, por lo que calma, paciencia y ¡tratar de parar para disfrutar!

Puedes leer más artículos similares a Enseñar a los niños a gestionar las 6 emociones más comunes en Navidad, en la categoría de Familia - planes en Guiainfantil.com.