Enseña a tu hijo a ser generoso y no ansioso con los regalos de Navidad

La generosidad es uno de los valores que podemos enseñar a los niños durante las fiestas navideñas

Andrés París

Llega la Navidad y muchos niños se ponen muy nerviosos con los regalos. Hacer la carta de Papá Noel o de los Reyes Magos es un momento de gran emoción para ellos. Piensan cuántos regalos podrán este año en la misiva y cuentan con los dedos de las manos cuántos llegarán a casa. ¿Dos, cinco, nueve? Los niños siempre quieren recibir más y más juguetes. Sin embargo, los padres tenemos un deber: enseñarles a ser generosos y no ansiosos con los regalos de Navidad y que las navidades no son solo recibir, también son dar.

Cómo controlar la ansiedad de los niños con los regalos de Navidad

Enseña a tu hijo a ser generoso y no ansioso con los regalos de Navidad

Dentro de los encuentros #ConectaConTuHijo, organizados por Guiainfantil.com, Andrés París, coach educativo y pedagogo, nos ha dejado algunas de las claves para ayudarnos, como padres, a que nuestros hijos no sientan tanta ansiedad por los regalos y sean más generosos en las fiestas navideñas, porque la Navidad es un momento especial y único, y una época del año donde se producen muchas emociones que deberíamos mantener a lo largo de los doces meses o, al menos extenderlas un poquito más.

Pero, ¿es posible que un niño tenga ansiedad por recibir regalos? ¿por qué se produce esta situación? No debería ser normal, aunque cada vez parecer ser más común y todo viene, según Andrés París, de una mala gestión educativa y de no haberles enseñado a nuestros hijos la pausa, la paciencia y que no todo es inmediato, algo que resulta a día a hoy complicado debido al whatsapp y a las redes sociales. Como padres, tenemos que frenar esta tendencia en ir pensando en el sembrar y construir en familia algo fuerte, sólido y con valores de base.

El niño tiene derecho a pedir lo que quiera, pero los padres tenemos que ser consecuentes y debemos ayudarles a no tener ansiedad por los regalos, porque muchas veces somos nosotros, por ejemplo en el momento de escribir a Papá Noel, los que no les ponemos límites y les animamos y preguntamos constantemente '¿Qué vas a escribir en tu carta? o ¡Vamos a hacer la lista de regalos! Con estas frases y esta conducta por nuestra parte, les damos rienda suelta a que pongan todo lo que quieran o, lo que es peor, les corregimos y les obligamos a que una vez redactado todo, vayan eliminado o seleccionando cosas.

Claro que se acostarán nerviosos pensando qué les pondrá Santa Claus debajo del árbol de Navidad o los Reyes Magos cerca del Belén, se levantarán antes de tiempo para ver si el paquete o los paquetes allí depositados son grandes o pequeños y, seguramente, les costará romper el papel de regalo por las prisas de averiguar que hay debajo, pero solo educándoles en la sostenibilidad y en la proporcionalidad conseguiremos que disfruten más de este momento.

En Navidad, ¡enseña a tu hijo a ser generoso!

enseñar a un niño a ser generoso

¿Cómo podemos explicarle a los niños de formar sencilla qué es la generosidad? Andrés París dice una frase muy cierta y real: 'Es dar a algo sin pedir nada a cambio'. Los que somos padres y madres lo descubrimos en el momento que tuvimos a nuestro primer hijo en nuestros brazos, porque en ese instante te das cuenta de que esa personita es, quizás, la única por la que darías tu vida.

Y es que en eso consiste un poco la maternidad y la paternidad: dar sin esperar nada a cambio. Si bien es cierto que a veces echamos en falta un feedback y un gesto de agradecimiento por parte de nuestros hijos, ese no llega cuando nosotros queremos, ¡sino cuando a ellos les sale del corazón! Pero, a pesar de todo, ese sentimiento de dar nos hace estar en un estado muy placentero, que es ideal para transmitírselo a nuestros hijos.

Choca un poco con el cariz que está tomando la Navidad en los últimos tiempos, donde todo es recibir y consumir, pero con pequeños y simples gestos lo podemos lograr. A continuación, te damos unas ideas que ayudarán a que tus hijos y, en general toda la familia, seáis y aprendáis a ser más generosos. 

- Acudir a rastrillos
En Navidad, más que en otra época del año, surgen un montón de iniciativas solidarias en la que podéis participar como familia, por ejemplo, acudir a algunos de los rastrillos que se realizan en vuestra ciudad. Si tienes dudas, pregunta en tu parroquia más cercana.

- Donar juguetes
Es bueno explicarles a los niños que son afortunados por tener todo lo que 'quieren', pero que hay niños que quizás este año no reciban nada por Navidad. Por eso, una buena iniciativa puede ser buscar entre la caja de juguete ese muñeco, puzzle o accesorio que ya no utilizan (que esté en buen estado) para que otros peques puedan disfrutarlos.

- Compartir regalos
¿Y si le propones a tus hijos que este año uno de los regalos sea para toda la familia o que sea compartido con sus hermanos? ¡Te puede sorprender su reacción!

- Hucha
Seguramente tus hijos tengan una hucha en la que van metiendo las monedas que de vez en cuando le dan los abuelos o los tíos o las que se quedan cuando van a comprar el pan y se hacen los despistados con las vueltas. Quizá este año es el momento de romper el cerdito y dar ese dinero a quién lo necesita.

Puedes leer más artículos similares a Enseña a tu hijo a ser generoso y no ansioso con los regalos de Navidad, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.