10 nombres de niña más populares en la primera década del siglo XXI

Los nombres de recién nacidas que más sonaban a principios de siglo

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

¿Quieres saber cuáles son los nombres de bebé más frecuentes en la primera década del nuevo siglo? Pues sigue leyendo, porque te traemos los rankings oficiales en los que podrás ver los nombres para niña que más han triunfado en lo que va de milenio.

Los expertos atribuyen a la lucha por la igualdad de género el paso de nombres varones tradicionales a las niñas, como por ejemplo Daniela o Alejandra. Y es que fueron tiempos donde triunfaba la diversidad en el hogar en un contexto de democratización. Aquí tienes la lista con los 10 nombres de niña más populares en la primera década del siglo XXI. 

Los nombres de niña más populares en la primera década del siglo XXI

Nombres de niña más populares en la primera década del siglo XXI

En esta década se imponen nombres cortos, sonoros y menos populares. Así predominan los nombres bisílabos sencillos y desaparecen los nombres dobles compuestos de María. No obstante, a pesar del alejamiento de los nombres tradicionales y aquellos marcados por la religión, el nombre favorito durante estos años para niña sigue siendo María. A continuación te contamos los 10 nombres que encabezaron la lista.

1. María: proviene del hebreo y su significado y etimología (es sinónimo de Miriam) son muy debatidos. Atendiendo a la etimología egipcia, procedería de ‘maryam’, que significa “ama de Dios, excelsa, eminente”. María es la madre de Jesús y por ello su componente religioso es el responsable de que hoy en día muchas mujeres en todo el mundo lo incorporen como nombre principal o secundario. Su santo se celebra el 1 de enero como Santa María, Madre de Dios; el 19 de mayo, como Madre de la Iglesia; o el 15 de agosto, como La Asunción.

2. Lucía: de origen latino (‘lux’) y significa “mujer que nació en el amanecer”. La luz que emerge por la mañana es sinónimo de alegría, de prosperidad y de esperanza. Buenas nuevas para quien adquiera este nombre. Santa Lucía es la patrona de los ciegos, ya que según la leyenda fue una mártir siciliana de tiempos del emperador Galerio que recuperó la vista a pesar de que le habían arrancado los ojos. Su santo se celebra el 13 de diciembre.

3. Paula: de origen latino, el cual está asociado a la palabra ‘paulus’ y cuyo significado es “pequeña” o “humilde”. Este nombre se usaba mucho en época romana aunque luego cayó en popularidad para ser recuperado a finales del siglo XX. Su onomástica es el 26 de enero.

4. Laura: es un nombre con diferentes orígenes, entre los que destacan el latino y el griego. En latín se atribuye al vocablo ‘laurus’, que significa “laurel”; y en griego, al de ‘daphne’, con el mismo significado. Por ello, el nombre sería traducido como “victoriosa” o “aquella que es coronada con hojas de laurel”, ya que en la Antigua Grecia, a la gente honorablemente victoriosa se la coronaba con una corona de laurel, tradición que también fue adoptada por los romanos. Existen también hipótesis que relacionan el nombre con el eslavo ‘lavra’, que significa “monasterio”. Su onomástica se celebra el 19 de octubre.

5. Marta: de origen hebreo que significa “señora”. Aún así, tiene otro significado en el idioma acadio (lengua semítica extinta de los asirios y babilonios) que es “hija”. Además es un nombre especialmente ligado a la religión puesto que hay varios personajes de la Biblia que se llaman de esta manera. Su santo se festeja el 29 de julio.

6. Alba: su origen es latino, concretamente su etimología proviene de la palabra ‘albus’, que quiere decir “alba”, “amanecer” o color “blanco”. Pretende expresar renovación, la fuerza de cada día y las ganas por seguir adelante en todo momento, pero también se identifica con la pureza y la iluminación. Su santo se festeja el 15 de agosto o el 14 de mayo.

7. Sara: de origen hebreo y significa “ministra, mandar” y que se puede interpretar como “princesa”. Es un nombre de un personaje bíblico, que aparece por primera vez en el Génesis. Sara fue la mujer del Patriarca Abraham, al que dio un hijo, Isaac, cuando su padre contaba ya con 99 años de edad. También destaca Sara como la sirvienta de María Magdalena, conocida como Sara la Negra y quien, a pesar de no estar canonizada oficialmente, es la patrona de los gitanos. Su onomástica es el 9 de octubre.

8. Andrea: deriva del griego (‘Andréas’) y significa “hombre, fuerza vital” o “hombre poderoso”. Se asocia a la valentía y a la fuerza, pero también a lo cariñoso y familiar.. Este nombre en diferentes países tiene un valor neutral y se utiliza tanto de masculino como de femenino. Su onomástica se celebra el 30 de noviembre, en ocasión de la memoria de san Andrés, hermano de San Pedro.

9. Claudia: proviene del latín. Su etimología deriva del término ‘Claudio’, que significa “luz”. Antiguamente, los claudios eran un grupo de personas (gens romana) que acabaron siendo aceptados por otros grupo, el de los patricios, los poderosos, durante la República romana. Este nombre evoca la bondad y la honradez y se interpreta como “mujer a la que le cuesta caminar”. Su santo es el 20 de marzo.

10. Carla: de origen germánico, exactamente del término ‘karl’ y su significado es “mujer poderosa” o “la que es fuerte”. También se dice que es simplemente el femenino de Carlos en italiano, aunque la teoría del origen germánico es la más aceptada. Su santo se celebra el 4 de noviembre.