Calabacín rebozado. Receta con verduras para niños

Receta de calabacines rebozados y fritos para los niños

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Los alimentos rebozados y fritos no son recomendables para todos los días, pero de vez en cuando son estupendos para compartirlos en un aperitivo o para acompañar otros platos como es el caso de la carne o del pescado. En esta ocasión le proponemos una receta rica y con la cual podrás hacer con que a los niños les gusten la verdura. Se trata de calabacines en rodajas, rebozados y fritos.

Una receta fácil, rápida y muy sencilla de hacer. Además, el calabacín, también llamado zucchini, aporta fibras y está compuesto de un 95 por ciento de agua. No tiene ningún contenido calórico, y por lo tanto es muy benéfico para los niños.

Ingredientes:

  • 1 calabacín en rodajas
  • 2 huevos
  • Harina de trigo
  • Harina de pan
  • Sal
  • Aceite para freír
  • Papel de cocina

Consejos: si quieres, tras la fritura del calabacín, puedes espolvorear las rodajas con queso parmesano rallado. Le darás un toque especial.

Cómo hacer calabacín rebozado, paso a paso:

1. Se lava el calabacín y lo cortamos en rodajas finas

2. Secar las rodajas de calabacín con papel de cocina

3. En un bol, batir los huevos con la sal

4. En un plato, poner la harina de trigo

5. En otro plato, poner la harina de pan

6. Poner el aceite a calentar en una sartén

7. Mientras tanto, pasar las rodajas de calabacín, una a una, primero por la harina de trigo, luego por el huevo, y después por la harina de pan.

8. Cuando el aceite esté caliente, añadir las rodajas de calabacín ya rebozadas.

9. Freírlas hasta que se queden doradas.

10. Retirarlas del aceite y ponerlas sobre el papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

11. Servirlas calientes, acompañadas de alguna salsa de tomate o de queso.


¡Buen apetito!