Por qué cambiar el cepillo de dientes de los niños tras una infección

Pautas de higiene bucodental para niños y adultos durante la COVID 19 y/o proceso de enfermedades respiratorias

Meybol Lorena Ramírez

Actualmente con todo lo que está ocurriendo con la COVD 19, las personas han aprendido sin duda alguna a cuidarse más para evitar el contagio. Se ha extendido a lo largo de todo el mundo y en todas las culturas la importancia de mantener una higiene adecuada de manos y el uso de otras medidas para evitar contraer esta terrible enfermedad. Ahora, como profesional de la salud, llama mucho la atención que dentro de las medidas se haya olvidado recomendar cambiar el cepillo de dientes a los niños (y por supuesto el de los adultos) tras haber padecido una infección, como es el caso del coronavirus, algo que también se puede aplicar con otras enfermedades infantiles. 

La razón por la que debes cambiar el cepillo de dientes de tus hijos tras haber pasado un proceso infeccioso

cambiar el cepillo de dientes de los niños

El mecanismo de contagio de las enfermedades respiratorias, entre ellas la COVID 19, es sin duda alguna la vía aérea a través de las gotitas de flugge que se emiten con estornudos, tos y saliva. Por ello, cuando una persona tiene COVID, en su cepillo de dientes quedan coleccionadas partículas del virus que representa un riesgo potencial de contagio y que pueden vivir allí durante días a semanas.

No está demostrado que pasar el cepillo por agua caliente elimine el virus y tampoco que el lavado intenso con agua al terminar de cepillar barra estas partículas, por lo que la recomendación es que si una persona se ha contagiado de COVID 19 y ha pasado ya por su proceso de recuperación, adquiera un nuevo cepillo dental. Y esto mismo lo aplicamos en el caso de que haya vivido cualquier otra patología.

¿Qué ocurre cuando el niño no ha tenido por ninguna enfermedad infantil, pero lleva mucho tiempo con el mismo cepillo de dientes? ¿Cuáles son las pautas en esos casos?

- El recambio de un cepillo dental debe realizarse cada 3 a 4 meses. 

- También cuando nos demos cuenta de que las cerdas se vean desgastadas o deterioradas. En el caso de los niños, este tiempo puede ser menor debido a que ellos muerden las cerdas.

- Si el niño usa ortodoncia, se reducirá quizás a dos meses, ya que el desgaste se hace mucho más rápido debido a la dureza de la ortodoncia y la fricción de mayor intensidad que debe realizarse con el cepillo.

[Leer más: El rap de la tos y el codo para enseñar higiene básica a los niños]

Consejos de higiene bucal en niños y adultos durante la COVID 19

consejos de higiene bucal durante la covid

Como decimos, lo anteriormente mencionado se recomienda en condiciones normales, cuando no hay enfermedad. Cuando esto no es así, otros consejos que estamos dando los pediatras, y más ahora que estamos en una situación de pandemia mundial, respecto al uso del cepillo de dientes y de la higiene bucodental son: 

- No compartir el mismo recipiente donde se coloca el cepillo con el resto de la familia. Si se sospecha que se tiene COVID y durante la enfermedad. En este caso debe resguardarse en otro sitio e identificarlo dentro de un recipiente. Además, el cepillo debe colocarse en vertical para su correcto escurrimiento, pero aislado igualmente que el enfermo y lejos del contacto con los cepillos del resto de la familia.

- Desinfectar el mango del cepillo con una solución a base de alcohol al 70% o agua y jabón luego de haberse cepillado.

- Luego de cepillarse, guardar el mismo y lavarse las manos con agua y jabón.

[Leer más: Enseñar al niño a lavarse los dientes según el método Montessori]

- Al colocar pasta dental en el cepillo, no tocar las cerdas con la pasta dental, ya que se estaría contaminando la misma. Por eso otra recomendación es que el enfermo, tenga su propia pasta.

- No compartir el cepillo de dientes del niño con otros miembros de la familia y, sobre todo, estar pendiente si hay otros niños, ya que en muchos casos, suelen equivocarse de cepillo.

- Enjuagar bien el cepillo después de usarlo y tratar de secarlo con papel desechable. ¡Nunca con toalla de tela!

- No dejes a tu niño cepillarse solo en el baño. El cepillado debe ser asistido como mínimo hasta los 8 años de edad y más aún cuando se debe tener tanto cuidado en la higiene dental para evitar contagiarse de coronavirus.

- En el caso de que el niño use cepillo eléctrico, se debe recambiar el cabezal. Como se explica en el informe 'Cómo proteger su cepillo de dientes durante el brote de COVID-19': mientras dure la epidemia es conveniente desinfectar el cabezal del cepillo con povidona iodada al 0.2%, agua oxigenada diluida al 1% o cloruro de cetilpiridinio al 0.05-0.1%, durante 1 minuto. Idealmente se puede sumergir el cepillo de dientes en un vaso con un colutorio que contenga cloruro de cetilpiridinio y clorhexidina y transcurridos 30 minutos, enjuagarlo minuciosamente con agua y secarlo como indicamos a continuación. 

Es importante que tomes en cuenta todo lo anterior y compartas esta información con tu familia y amigos, ya que es valiosa. ¡Cuidarnos es tarea de todos!

Puedes leer más artículos similares a Por qué cambiar el cepillo de dientes de los niños tras una infección, en la categoría de Cuidado dental en Guiainfantil.com.