La dificultad de distinguir bronquitis o bronquiolitis de COVID en niños

El coronavirus puede convertirse en un virus más causante de estas enfermedades respiratorias agudas infantiles

Candelaria Serrano

La bajada de las temperaturas y la vuelta al cole y a la escuela infantil anuncian la llegada de la época de bronquitis y bronquiolitis que, como ocurre cada año, vive su momento álgido entre los meses de noviembre y febrero. Este año, estas dos enfermedades respiratorias se mezclan con el coronavirus, lo que hace que algunos padres no sepan qué le ocurre a su hijo. ¿Es posible diferenciar los síntomas de una bronquitis o bronquiolitis con los de la COVID 19? En el siguiente artículo, lo vemos en detalle.

Bronquitis o bronquiolitis versus COVID 19

bronquitis y covid

Estos cuadros caracterizados por tos, fiebre o febrícula y, algunas veces, dificultad para respirar son el motivo más frecuente de consulta al servicio de urgencias durante la temporada de invierno. Muchas veces, estos cuadros derivan en la hospitalización del bebé o niño y no han sido pocas las Navidades que se han tenido que celebrar en 'confinamiento' en los hospitales, con los familiares más cercanos y sin riesgo de contagio.

Desde hace unas semanas, la duda más frecuente de los padres es saber si su hijo tiene infección por SARS-CoV 2 o es una 'simple' bronquitis. La realidad es que establecer una diferencia entre las dos es casi imposible, de hecho, a la espera de los números 'oficiales' el coronavirus se agregará a una lista de virus causantes de bronquitis y cuyo tratamiento no será diferente.

Existen datos alentadores sobre la infección por SARS-CoV-2 en relación a la población pediátrica. Y es que, a nivel mundial, la tasa de hospitalización entre los más pequeños continúa siendo mucho más baja que en los adultos, así como también lo es la tasa de complicaciones secundarias a la infección por este virus. Sin embargo, lo cierto es que, durante la época invernal, el aumento de las infecciones respiratorias agudas supondrá un desafío para el colectivo médico en esta conocida 'nueva normalidad'.

Principales síntomas de las infecciones respiratorias

infecciones respiratorias

En la era pre-Covid, las infecciones respiratorias agudas tenían como causa principal, entre los más pequeños, una serie de virus muy bien caracterizados que producen cuadros clínicos muy parecidos y que, cuando afectan las vías aéreas bajas, ocasionan los clásicos pitidos (que pueden ser audibles o no) acompañados, algunas veces, de dificultad para respirar, síntomas característicos de la bronquiolitis/ bronquitis.

Los médicos pediatras frente a un cuadro de vías superiores o inferiores teníamos la misión de descartar gravedad, ya que el tratamiento siempre es el mismo: mucha hidratación, reposo, antitérmicos para bajar la fiebre y, en algunas situaciones puntuales, corticoides e inhaladores. La búsqueda activa del virus responsable se reservaba para aquellos casos en los que era importante caracterizar la infección, ya sea por la gravedad del cuadro o por fines epidemiológicos.

Los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de adquirir bronquiolitis son, según explican en el informe 'Bronquiolitis: artículo de revisión', realizado por Dra. Andrea Parra, Dra. Carolina Jiménez , Dra. Sara Hernández , Dr. Jorge Edwin García y Dra. Ángela María Cardonas, la asistencia a escuelas infantiles, presencia de hermanos mayores cuando comparten habitación, la lactancia materna durante menos de 1-2 meses, padres fumadores o bajo peso al nacer; aunque los principales factores para enfermedad severa son la displasia broncopulmonar, la enfermedad pulmonar crónica, las cardiopatías congénitas, la prematuridad, la edad inferior a 3-6 meses, inmunodeficiencia, enfermedad neurológica, y defectos congénitos o anatómica de las vías respiratorias'.

Variabilidad de síntomas relacionados con la COVID 19

bronquiolitis y covid

Desde diciembre de 2019, nos hemos visto obligados a enfrentarnos a lo desconocido. Ahora, que ya han pasado varios meses, podemos decir que los niños son portadores del virus y pueden transmitirlo, por este motivo es importante realizar el diagnóstico etiológico.

Los síntomas se presentan con una alta variabilidad y, si bien la tos y/o fiebre resultan ser los más característicos, se han descrito adicionalmente fatiga, dolor de cabeza, malestar general, dolor de garganta, rinorrea o mucosidad de vías aéreas altas, dificultad para respirar, pérdida de olfato o gusto, así como también síntomas gastrointestinales, dolor abdominal, vómitos, falta de apetito y diarrea.

La presencia de síntomas agudos en un niño, sobre todo respiratorios, debe ser motivo de consulta con un especialista, no solo para descartar gravedad e indicar el tratamiento más adecuado, sino que la presencia de un niño positivo en casa podría indicar la presencia de más positivos que, sin saberlo, se convierten además en transmisores de la enfermedad.

Por este motivo, es muy probable que, por precaución, el especialista médico solicite que se realice una PCR para SARS CoV-2 si tu hijo tiene fiebre y sintomatología respiratoria (tos seca, falta de aire, dificultad para respirar) o no respiratoria (diarrea, malestar, aparición de lesiones en la piel).

Estamos viviendo una situación epidemiológica y sanitaria con alcance mundial. Aún no se conocen las cifras exactas del comportamiento del virus en la población pediátrica, esto es debido a un infradiagnóstico relacionado con la falta de severidad en los casos, además de la escasez de recursos, especialmente al inicio de la pandemia.

El virus SARS-CoV-2 pasará a formar parte del conjunto de virus causantes de cuadros agudos de las vías aéreas, tanto altas como bajas, pero mientras continúe siendo una amenaza a la salud pública, la necesidad de un diagnóstico etiológico es indiscutible.

Puedes leer más artículos similares a La dificultad de distinguir bronquitis o bronquiolitis de COVID en niños, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.