Cómo preparar suero casero para prevenir e hidratar a niños enfermos

Recetas de suero casero de sabor neutro o afrutado para bebés, niños, adultos y mujeres embarazadas

Sandra Llorente

Las diarreas y los vómitos intensos pueden hacer que nuestros hijos se deshidraten cuando sufren alguna enfermedad común que los cause. Por ello, la mejor prevención es usar suero oral, para evitar los síntomas de la deshidratación, que pueden llegar a ser muy graves si no se tratan a tiempo.

En las farmacias puedes encontrar suero oral, pero también lo puedes hacer en casa con unos pocos ingredientes que siempre tenemos en casa. Hoy hablamos de la deshidratación en niños, sus efectos y consecuencias, cómo detectarla y cómo prevenirla mediante una sencilla receta de suero oral que sirve para toda la familia. Además, te ofreceremos un truco para hacer suero oral de sabores. ¡Sigue leyendo!

Los riesgos de deshidratación en niños

riesgos de deshidratación

La deshidratación puede llegar a ser peligrosa para cualquier persona, pero mucho más para los más pequeños, ya que su metabolismo es más rápido que el de los adultos, por lo que pueden pasar de manera más fugaz de una leve deshidratación a una deshidratación severa.

Una pérdida de agua excesiva o deshidratación puede ser causada por múltiples factores. Por ejemplo, en verano, una sudoración excesiva sin la ingesta de líquidos puede causar deshidratación. Por eso es tan importante mantener a los niños siempre hidratados y enseñarles el buen hábito de beber agua potable (no refrescos o jugos) cuando tienen sed.

Hay casos en que la deshidratación puede llegar a ser más severa y rápida, como los vómitos y diarreas causadas por una gastroenteritis o cualquier otra afección digestiva. También el exceso de transpiración, orinar con mayor frecuencia por algún motivo (una infección de orina, por ejemplo) o algunas enfermedades crónicas como la diabetes pueden causar deshidratación.

Un proceso de deshidratación puede llegar a ser mortal para un niño, ya que esta puede desencadenar un shock cardiorrespiratorio agudo. Hay que tener en cuenta que mientras un adulto tarda entre 5 y 7 días en reponer y eliminar líquidos, un lactante o un niño menor de 2 años puede hacerlo en tan solo 48 horas, por lo que el riesgo de deshidratación para un niño siempre es mayor que para un adulto.

Síntomas de deshidratación en bebés y niños

síntomas de deshidratación en bebés y niños

Conocer los síntomas de la deshidratación puede ayudarnos a prevenir y evitar que nuestros hijos sufran de una deshidratación severa. Son los siguientes:

- Fontanela o mollera visiblemente hundida en lactantes.

- Ojos secos y llantos sin lágrimas.

- Boca y lengua secas.

- Falta de orina en un tiempo superior a tres horas. La orina también puede sufrir cambios en el color y olor, así como en la cantidad de orina expulsada (puede ser mucho menor).

- Irritabilidad, llanto o apatía constante.

- Hundimiento de las mejillas y ojos.

- Piel seca.

- Somnolencia, fatiga o cansancio excesivo.

- Pérdida de apetito.

Cómo preparar un suero casero para hidratar a los niños

paso a paso para preparar suero casero

Tanto si tu hijo o hija tiene un cuadro de infección estomacal como si va a hacer mucho deporte al aire libre, lo mejor es prevenir la deshidratación con un preparado de suero oral. Para los niños más mayores, beber agua cuando están haciendo deporte puede ser suficiente para reponer líquidos, pero para los más pequeños hay que estar más alerta.

Además, en los casos de vómitos o diarreas siempre hay que administrar suero para evitar complicaciones: ten en cuenta que un niño pequeño puede llegar a deshidratarse con dos o tres vómitos. Preparar un suero oral en casa es muy sencillo. Solo necesitas algunos ingredientes que habitualmente tenemos en casa y unos minutos para hacer el preparado. ¡Toma nota!

Ingredientes

- 1 litro de agua hervida o filtrada
- 2 cucharaditas de azúcar
- 1 cucharadita de sal
- 1 pizca de bicarbonato de sodio
- Jugo de 1 limón

Preparación

Es importante que hiervas el agua al menos durante 20 minutos y la dejes enfriar por completo antes de hacer el preparado.

Una vez tienes el agua lista, tan solo tienes que mezclar bien todos los ingredientes en un recipiente. Ya tienes un suero oral casero y natural listo para evitar la deshidratación de tu pequeño o pequeña. 

Contraindicaciones
Las personas diabéticas (tanto niños como adultos) deben consultar con un médico antes de tomar este suero oral.

En casos de excesiva diarrea y vómitos el suero puede llegar a ser insuficiente, por lo que en estos casos se debe acudir al médico.

El suero oral es un auxiliar de los cuadros gastrointestinales para evitar la deshidratación que puede conllevar a problemas mayores, incluso la muerte. Pero no es un medicamento ni una cura para la enfermedad, por lo que en caso de gastroenteritis aguda o permanente, se debe de acudir al pediatra o médico para que determine el tratamiento a seguir.

Si a pesar de la administración de suero oral, los síntomas de la deshidratación persisten es importante acudir al pediatra o al médico.

Cómo administrar el suero oral a los niños

administrar suero oral a los niños

Este suero es adecuado para toda la familia, niños de cualquier edad, adultos, adultos mayores y mujeres embarazadas.

- Guarda el suero en el refrigerador si hace calor o a temperatura ambiente en climas fríos. Puedes usarlo en un plazo de 24 horas. Pasado este tiempo, si aún tienes, debes desecharlo y realizar un preparado de suero nuevo.

- Tanto niños como adultos deben tomar el suero a pequeños sorbos durante el transcurso del día. En bebés y niños pequeños puedes administrarlo en cucharaditas o cucharadas.

- Se recomienda administrarlo después de cada deposición o vómito, además del resto de hacerlo a lo largo del día.

- Usar el suero el mismo día de su preparación, no tomarlo después de 24 horas de preparado.

- Servirlo siempre en frío, nunca cuando el agua esté caliente. Tampoco se debe preparar con el agua caliente.

Recetas de suero oral casero de sabores para la familia

prepara suero de sabores

En el mercado hay diferentes marcas de suero oral para niños y adultos preparadas con diferentes sabores que suelen ser preferidas por los consumidores. Sin embargo, este tipo de sueros, aunque también son efectivos, suelen tener exceso de azúcares, colorantes y estabilizantes artificiales, por lo que algunos padres prefieren los sueros caseros naturales para la familia y, en especial, para los más pequeños.

Hay algunos trucos para saborizar el suero oral casero y darle un punto de sabor delicioso para que a nuestros hijos (y a nosotros mismos) les guste más. Sin embargo, estas ideas deben aplicarse solo en casos de cuadros leves de deshidratación, como el caso de excesiva sudoración por ejercicio o una leve diarrea. En los casos más graves, lo ideal es que te ciñas al preparado base que te mostramos anteriormente.

Además, antes de mostrarte las recetas, debes saber que todas llevan como base el suero oral casero anteriormente, por lo que deberás preparar el suero siguiendo los pasos tal como explica la receta y después añadir algunos ingredientes extra. ¡Vamos allá!

- Suero oral de cítricos
Al preparado base de suero oral añade unas rodajas de limón, de mandarina, pomelo y/o naranja y deja reposar una hora en el refrigerador. Así lograrás darle un gusto a cítricos muy refrescante y delicioso. Para diarreas leves, solo puedes aromatizar el suero con limón.

- Suero oral de frutas
Una idea para saborizar el suero oral es usar jugos de frutas. Para incorporarlos, haz el jugo de frutas que más te guste (piña, mango, fresa...) y guárdalo en una cubitera en el congelador. Al tomar el suero oral base, añade unos cubitos de hielo de sabores. También puedes aplicar esta idea con jugo de pepino.

Esta receta de suero oral con frutas solo está indicada para prevenir la deshidratación en contextos como el deporte, ya que la mayoría de las frutas pueden aumentar la diarrea en casos de enfermedades gastrointestinales.

Puedes leer más artículos similares a Cómo preparar suero casero para prevenir e hidratar a niños enfermos, en la categoría de Medicamentos en Guiainfantil.com.