La temida hora cero del bebé que desespera y preocupa a los padres

Qué se puede hacer frente a la también conocida hora bruja u hora loca de los bebés a partir de su tercera semana de vida

Una de las cosas más difíciles de entender es por qué llora el bebé, sobre todo cuando esto ocurre y sabes que no tiene hambre ni sueño, está seco y limpio, sin frío ni calor y no está enfermo. Descartas todas las alternativas que conoces y nada, sigue la gran interrogante. Suele ocurrir a partir de la tercera semana de vida del bebé y puede durar hasta los tres meses, y se trata de un llanto incesante y descontrolado que no se consigue calmar. Normalmente el llanto se produce siempre por las tardes, y suele durar un par de horas.

Qué es la hora cero, hora bruja u hora loca del bebé

la hora cero del bebé

Los síntomas de la hora cero, aunque muy parecidos a los de cólicos del lactantes, no son los mismos. La hora bruja posee características muy particulares:

  • Suele ocurrir entre el primero y el tercer o cuarto mes del bebé.
  • Es común que se presenten episodios de llanto con una característica en particular: se produce entre las 5 y 7 de la noche.
  • En este intervalo de tiempo el bebé se torna irritable durante una o dos horas, sin razón aparente y, hagas lo que hagas, no logras calmarlo ni con besos, ni con caricias, ni con canciones.
  • Esos episodios pueden aparecer cerca de la segunda o tercera semana de vida extrauterina, alrededor de la sexta semana están en su punto máximo y comienzan a desaparecer a los 3 o 4 meses.

Algunos especialistas le han llamado 'disritmia vespertina', otros 'síndrome de 5 a 9' y están aquellos que prefieren llamarlos 'hora cero del bebé, 'hora bruja' u 'hora loca', ya que a pesar de todos los esfuerzos, los padres no logran tranquilizar al bebé.

Puntos claves para sobrellevar la hora cero del bebé

la hora bruja del bebé

Como se desconocen sus causas, tampoco hay un remedio específico. Así que solo toca armarse de paciencia, tomar conciencia de que es un periodo que también pasará e informarse para entender lo que está sucediendo. Se piensa que esta situación puede estar relacionada con varios aspectos:

- Sus ciclos de sueño
A su corta edad (1–3 meses), la vida de los bebés transcurre entre horas de sueño y horas de vigilia, sin diferenciar plenamente el día de la noche. Al final del día, este sistema puede verse bloqueado, dificultando la regulación del sueño.

- Estrés
Aunque no lo creas, el bebé también puede estresarse. Si ha estado sobre estimulado durante las horas de vigilia, puede sentirse cansado y no saber cómo manejar la situación.

Qué hacer cuando nos enfrentemos a la hora bruja de un bebé

La psiquiatra infantil Françoise Dolto opina que hay que aconsejar a las madres que mantengan al bebé cerca del cuerpo el mayor tiempo posible. En países africanos y asiáticos dónde, de manera tradicional, la madre lleva porteado a su bebé la mayor parte del día, es menos frecuente esta conducta en los pequeños.

Definitivamente, el contacto con mamá hará que el bebé se sienta más seguro. No en vano, la mayoría de las recomendaciones que puedes recibir para salir victoriosa de esa hora se basan en aumentar y potenciar el contacto piel con piel mamá-bebé.

Y es que los beneficios que tiene esta práctica para el bebé pasan, según se explica en el informe 'El contacto piel con piel. Beneficios y limitaciones', elaborado por Sonia Mateo Sota para el Departamento de Enfermería de la Universidad de Cantabria, por mejorar la reserva energética del niño y favorecer la colonización del recién nacido por los gérmenes maternos.

hacer frente a la hora bruja del bebé

¿Qué más cosas pueden hacer los padres - el hombre también puede participar en calmar al niño - para hacer frente a este momento tan temido?

- NO te desesperes
Lo primero es no desesperarse, mantener la calma y cerciorarse de que el bebé no tiene hambre, está limpio, no está enfermo y tampoco tiene frío ni calor.

- Tómalo en tus brazos
Sentirse seguro y acunado en tus brazos puede ser todo lo que necesite en ese momento.

- Háblale cariñosamente
Dile cuánto lo amas y hazle saber que estás ahí para ayudarle. Tu voz siempre será música para sus oídos.

- Distráelo con algún juguete
Su curiosidad puede disipar su mal humor del momento.

- Colócalo en tus brazos o en tu cama
Escuchen música relajante, les vendrá muy bien a los dos.

- Dale un baño de agua tibia
Así como sucede con los adultos, le ayudará a aliviar las tensiones.

- Hazle un masaje
Realízale un masaje suave por todo su cuerpo.

También es momento de tener una mayor participación de la familia en el cuidado del bebé. Papá, el hermanito o cualquier otro familiar presente pueden ayudar a calmarlo. Y, si por alguna circunstancia, mamá no está cerca en ese momento, el cuidador puede probar a colocarle cerca alguna prenda de vestir de mamá, una camiseta con su olor puede ayudar a tranquilizarlo.

Una vez que el bebé se haya calmado, llegó también tu momento de soltar todo el estrés que te produjo esta hora loca. Nada de ir a preparar la cena y continuar con las labores del hogar. Recuperar tus energías consumidas en esta hora estresante es vital, para continuar con fuerza y afrontar la noche. Así que, ahora eres tú la que debe ir a darse un baño relajante.

Puedes leer más artículos similares a La temida hora cero del bebé que desespera y preocupa a los padres, en la categoría de Recién nacido en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: