Mejores alimentos y nutrientes para niños con problemas de tiroides

Conoce las diferencias entre el hipotiroidismo y el hipertiroidismo en niños

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Cualquier niño (y adulto) debe cuidar su alimentación, pero cuando ocurre algún tipo de alteración o problema en el organismo, las medidas que hay que tomar alrededor de la dieta del pequeño se extreman. Existen niños con problemas de tiroides (hipotiroidismo y el hipertiroidismo). ¿Cómo debe de ser la alimentación en cada uno de los casos? ¿Cuáles son los mejores alimentos y nutrientes para niños con problemas de tiroides

La importancia del buen funcionamiento de la glándula tiroides 

función de la tiroides en los niños

La glándula tiroides es una pequeña glándula situada en la base del cuello. La función de esta glandula con una caracteristica forma de mariposa consiste en fabricar y almacenar hormonas tiroideas. Las hormonas son liberadas al torrente sanguíneo siguiendo señales de la glándula pituitaria, una glandula del tamaño de un guisante situada en la base del cerebro.

Las hormonas tiroideas participan en numerosos procesos en el organismo tan importantes como el crecimiento, en sinergia con la hormona del crecimiento, el desarrollo, el ritmo cardiaco, o la efectividad del metabolismo energético. El mal funcionamiento de esta pequeña glándula afecta, entre otros, a la capacidad del cuerpo para:

- Obtener y utilizar energía procedente carbohidratos, proteínas y grasas y a su capacidad para distribuirla entre los diferentes procesos del organismo, como alimentar a células y tejidos.

- Asegurar que el cuerpo puede realizar el ejercicio físico diario.

- Regular la temperatura corporal.

De manera simplificada pueden diferenciarse dos problemas de funcionamiento, el problema de producción de hormonas por defecto o hipotiroidismo y el de producción en exceso o hipertiroidismo.

Diferencias entre el hipotiroidismo y el hipertiroidismo 

la tiroides en los niños

El hipotiroidismo es un problema endocrino que se produce cuando la glándula tiroides produce menos hormonas T3 y T4 de las necesarias, y es un problema bastante común. Puede aparecer tanto en la infancia, generalmente al nacimiento, como más adelante, en la adolescencia e incluso en la edad adulta o en el embarazo.

Sin embargo, el hipertiroidismo o tirotoxicosis, que se define como el aumento de hormonas tiroideas producidas en la glándula tiroides, es una alteración muy poco frecuente en infancia y adolescencia, pero que cuando comienza a estas edades suele ser de extrema gravedad.

Alimentos que ayudan a regular la tirodies en los niños

Niños con problemas de tiroides. Los mejores alimentos

No existe una dieta específica para los problemas de tiroides, ya que normalmente requieren tratamiento médico, pero si conviene estar atento a pequeños detalles en la dieta del niño, que, como siempre, debe ser sana y equilibrada.

- La soja y sus derivados tienen la capacidad de influir en la absorción de las hormonas tiroideas, por lo que deben evitarse en la dieta del niño con hipotiroidismo.

- El yodo es imprescindible para fabricar las hormonas tiroideas, por lo que, dependiendo del tipo de problema, hipotiroidismo o hipertiroidismo, debe vigilarse que no se consuma en defecto o exceso, respectivamente.

- El selenio y el zinc ayudan a la activación de las hormonas tiroideas, siendo necesario su aporte en la dieta del niño con hipotiroidismo.

- El calcio y el hierro pueden interferir con la medicación que reciba el niño, por lo que conviene no tomarla con las comidas, o espaciarla unas 2-3h del consumo de alimentos ricos en estos minerales.

- La intolerancia al gluten en ocasiones puede estar ligada al hipotiroidismo y ambas pueden aparecer a la vez en la infancia, por lo que si el niño está diagnosticado de hipertiroidismo puede tener sentido limitar el consumo de gluten. Adicionalmente, el niño intolerante al gluten puede tener disminuida la capacidad para absorber las hormonas tiroideas que se suministran para el tratamiento del hipotiroidismo.

- Las plantas crucíferas, como el brócoli, la coliflor, el repollo o las coles de Bruselas, pueden interferir con la producción de hormonas tiroideas, bloqueando la capacidad de la glándula tiroides para utilizar el yodo, sobre todo si se consumen poco cocinados (“al dente”), por lo que deben controlarse en el niño con hipotiroidismo, pero son las verduras ideales en la dieta del niño con hipertiroidismo.

- Las grasas pueden interferir tanto en la absorción de la terapia hormonal como en la producción de las propias hormonas desde la glándula tiroides, por lo que deben limitarse las grasas saturadas y alimentos fritos si el niño sufre hipotiroidismo.

- Debido a los cambios metabólicos (el metabolismo suele verse ralentizado cuando se padece hipotiroidismo), es conveniente restringir el consumo de azúcares simples, que producen una liberación de energía rápida que el organismo tiende a acumular en forma de grasa.

- El exceso de sodio también es poco recomendable para el niño con hipotiroidismo, ya que el hecho de que la glándula tiroides funcione por defecto supone un riesgo añadido para la presión arterial, que puede verse aumentado aún más si no se controla el sodio en la dieta.

- Frutas como melocotones y albaricoques, peras, cerezas, fresas, ciruelas y frambuesas pueden interferir con la producción de hormonas tiroideas y bloquear la capacidad de la glándula tiroides para utilizar el yodo, por lo que son las frutas menos recomendables en para el niño con hipotiroidismo, y al revés en el niño con tirotoxicosis.

Puedes leer más artículos similares a Mejores alimentos y nutrientes para niños con problemas de tiroides, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.