La seguridad en casa es un reto para todos los miembros de la familia

12 meses, 12 retos familiares. Enseña a tu hijo a prevenir accidentes en el hogar

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Existen multitud de situaciones que nos podemos encontrar en el día a día y que pueden suponer algún tipo de riesgo para nuestros hijos e hijas. Por esto, este mes de marzo, desde Guiainfantil.com, hemos querido dedicárselo a la seguridad en casa, algo en lo que todos los miembros de la casa podemos cooperar, ¿verdad?

Cómo conseguir un hogar seguro en casa

seguridad en casa, un reto de todos

En algunas ocasiones tendremos que ir a un centro sanitario para resolver ese pequeño accidente casero, pero en la mayoría de ocasiones basta una pequeña actuación que podemos llevar a cabo las mamás y los papás en casa (más abajo encontrarás información para cada uno de los casos más habituales: fiebre, convulsión febril, quemaduras, heridas...)

Pero nuestra función como padres y responsables del hogar familiar, comienza ya antes, procurando un entorno seguro para que nuestros peques crezcan, intentando minimizar los riesgos a los que se enfrentan, y es que igual que les educamos en valores como la solidaridad, el respecto o la generosidad, tenemos que educarles en la seguridad suya y de los que les rodean. ¡Toma nota!

1 Ten un botiquín de primeros auxilios en casa
Antes de pasarte a enumerar las cosas imprescindibles que debe contener este kit de emergencia, hay que recordar y señalar que el botiquín debe estar en un lugar fresco. Y decimos esto porque muchas personas lo guardan en la cocina y/o en el baño y ninguna de estas dos estancias son las más indicadas por los cambios de temperatura que allí se producen. Otro punto a señalar es el sitio exacto donde deber guardarse: en un lugar al que los niños no tengan fácil acceso, ni siquiera con una silla a la que puedan subirse.

Y, por último, ¿qué debe incluir dicho botiquín de primeros auxilios? No tiene que contener grandes cosas, solo lo básico, así que olvídate de "el por si acaso". Con un antiséptico (clorhexidina), jabón, suero fisiológico, alcohol 96%, gasas estériles, esparadrapo, apósitos, tiritas, vendas elásticas y de algodón, pinzas de depilar, termómetro, tijeras de punta roma y paracetamol e ibuprofeno será suficiente.

2 Mantén los productos de limpieza e higiene personal fuera del alcance de los niños
Muchas (por no decir casi todas) las intoxicaciones que ocurren en casas donde hay niños son debidas a la ingesta de productos no comestibles, es decir, aquellos botes que sirven para limpiar el hogar y no para comer. Evitar este tipo de situaciones es muy fácil: solo debes buscar un lugar que esté fuera del alcance de los niños y, así, ¡no habrá tentaciones!

3 Recoge los juguetes para evitar caídas
Desde bien pequeños, tenemos que enseñar a los niños a tener su habitación en orden y, a que después de jugar a muñecas, bloques o coches, guarden todos los objetos en su lugar destinado para ello, sea este un armario o una caja. De esta manera, ¡nos ahorraremos más de un susto! Por ejemplo, imagínate que estás embarazada y que tropiezas con uno de los accesorios del niño, o también que tienes un niño de apenas un año y que comienza a dar sus primeros pasos y se cae por culpa de un camión. Son situaciones que te pedimos que visualices en tu cabeza, pero que se pueden transformar en realidad.

4 Come despacio para no atragantarse
Cuando el pequeño empieza con la introducción de alimentos, los padres debemos permanecer muy atentos y, bajo ningún concepto, dejar nunca al niño solo, ya que se puede dar una situación de atragantamiento. Cuando ya son más mayores y veamos que mastican bien, debemos también tener cuidado en qué alimentos les ofrecemos y cómo. Por ejemplo, las salchichas siempre tienen que estar cortadas por la mitad para evitar cualquier tipo de atragantamiento. Y, un tercer punto importante, enseñarles a comer despacio y a masticar bien, ¡nada de atracones!

5 Cierra las ventanas cuando los niños estén cerca
Cuando es verano, para airear la casa o en el momento que se está haciendo una limpieza general de la casa... Son instantes en los que muchos padres abren las ventanas de su hogar de par en par. Es 'comprensible', pero siempre que lo hagas, ¡no dejes a los niños solos en ese habitáculo! Pueden sentir la curiosidad de asomarse por la ventana, perder el equilibro e ir directos al suelo.

Otra medida que puedes adoptar es cambiar el cerramiento de tus ventanas e incluir el método batiente, aquel que solo se abre por arriba. No refresca tanto el ambiente, pero sí es más seguro, y eso es lo que nos importa, ¿no?

6 Enseña a tus hijos a cuidar de sus hermanos
Tú y solo tú eres responsable de tus hijos, es decir, no puedes descargar en tus hijos mayores (si es que los tienes) la responsabilidad de hacerse cargo de los pequeños, pero sí puedes enseñarles a proteger y cuidar de sus hermanos tanto en casa, avisándote de si van a meter los dedos en un enchufe, como en el colegio o en el parque, si alguien se mete con ellos.

7 Evita que los niños entren en la cocina cuando cocinas para reducir el riesgo de quemaduras
La cocina es uno de los lugares de la casa preferido por los niños. Quizá es porque allí los papás pasamos mucho tiempo, pero sea cual fuera el motivo, lo cierto es que la cocina es muy peligrosa para los más pequeños. Tú estás preparando la comida a una temperatura alta y, en un descuido, al pequeño se le puede caer una cacerola hirviendo sobre su cuerpo, provocándole todo tipo de quemaduras.

También puede darse el caso de que coja un objeto de cristal, se le rompa y se corte, o que sin que tú te des cuenta haga uso de un cuchillo o un tenedor y se lo clave en la cara o en alguna otra parte del cuerpo. Por favor, ¡niños en la cocina no!

8 Guarda en un sitio visible los números de teléfonos de emergencia de tu lugar de residencia
Igual que tienes en tu móvil el teléfono de tu vecina, el del colegio, el de la guardería, el del centro de salud... ¿por qué incluir también el del número de emergencia de tu ciudad? Otra buena opción es crear un documento con todos los números importantes (centro de salud, hospital más cercano, emergencias), imprimirlo y colgarlo, por ejemplo, con un imán en la puerta del frigorífico y guardar otra copia en tu mesilla de noche.¡Mujer prevenida, vale por dos!

9 Aprende la maniobra de Heimlich y de Reanimación cardiopulmonar
Y, por último, no estaría de más que todos los padres (ojalá que no lo tengas que utilizar nunca) supiéramos hacer la maniobra de Heimlich ante un hipotético caso de atragantamiento en los niños y la técnica de reanimación cardiopulmonar o rcp.

Cómo debemos actuar los padres en caso de emergencia

Cómo curar una herida en casa Cómo curar una herida en casa. Las heridas de la piel, que no sean simples erosiones superficiales, suelen precisar asistencia sanitaria. Descubre cómo limpiar y atender las heridas de tus hijos por cortes o caídas. Aprende a distinguir entre una herida grave y otra superficial.

Qué hacer ante un atragantamiento en bebés Qué hacer ante un atragantamiento en bebés. Cómo actuar ante el atragantamiento de un bebé. Es importante actuar con rapidez y poner en práctica estos consejos para poder salvar la vida al bebé. Qué debemos hacer ante un atragantamiento en bebés. Qué es y cómo se debe aplicar la maniobra de Heimlich en bebés atragantados.

Accidentes en el hogar: las quemaduras de los niños Accidentes en el hogar: las quemaduras de los niños. Medidas de seguridad para evitar que los niños sufran quemaduras en el hogar. Te contamos qué debes hacer cuando tus hijos sufren una quemadura. Aparte de las quemaduras provocadas por la plancha y otros aparatos eléctricos, la cocina es un "territorio" muy peligroso para los niños.

Remedios caseros para bajar la fiebre de los niños Remedios caseros para bajar la fiebre de los niños. Remedios caseros de la abuela contra la fiebre infantil. Cómo bajar la fiebre a un niño. Trucos que las madres y padres pueden hacer en casa para bajar la fiebre de los hijos. Solo en el caso de que la temperatura sea muy alta o que no baje de ninguna manera, se tiene que llevar el niño con fiebre al médico.

Las convulsiones febriles en niños Las convulsiones febriles en niños. Qué se debe hacer durante la convulsión febril de un niño. Conoce a los síntomas de una convulsión febril y cómo reaccionar ante ese episodio. En qué se deben centrar los padres durante y después de la convulsión de su hijo. Convulsiones febriles en la infancia, qué son y por qué ocurren.

Cómo evitar los ahogamientos en las piscinas Cómo evitar los ahogamientos en las piscinas. Primeros auxilios a los niños en caso de ahogamiento. Consejos para actuar en caso de ahogamiento de niños pequeños. Medidas de seguridad, de prevención y de cuidados para evitar los accidentes infantiles en la bañera, en la piscina, en la playa, ríos, lagos, estancos, etc.

7 consejos para prevenir las caídas a gran altura de los niños 7 consejos para prevenir las caídas a gran altura de los niños. Cómo prevenir caídas de los niños a gran altura. Guiainfantil.com nos revela algunos trucos para evitar las caídas de los niños de ventanas y balcones. Seguridad infantil.

Qué hacer cuando los niños se provocan vómitos para no comer Qué hacer cuando los niños se provocan vómitos para no comer. Qué hacer cuando el niño vomita para no comer. Consejos de la psicóloga Silvia Álava a padres con hijos que se niegan a comer, llegando a provocarse el vómito.

Qué deben comer los niños con gastroenteritis o diarrea Qué deben comer los niños con gastroenteritis o diarrea. Los niños con gastroenteritis suelen tener muchos vómitos o diarrea, lo que puede hacer que sufran un episodio de deshidratación. Además de no descuidar la ingesta de agua, se debe cuidar mucho su alimentación. ¿Qué deben comer los niños con gastroenteritis?

Conducta PAS: Proteger, alertar y socorrer

Si a pesar de todas estas precauciones arriba descritas, tenemos la mala suerte de que ocurre un accidente dentro del hogar familiar, lo primero (y más complicado) es mantener la calma y, desde este estado de tranquilidad relativa, actuar según la conducta PAS: Proteger-Alertar-Socorrer. ¿En qué consiste?

Lo primero es protegernos nosotros, el lugar y la víctima. Evaluaremos si hay algún riesgo potencial para nosotros (ya que si nos pasa algo no podremos seguir ayudando), si el lugar en el que nos encontramos es seguro y si la víctima está bien donde está o necesitamos moverla (por ejemplo, que esté en el baño y sea mejor sacarla de la bañera y tumbarla en una cama para abrigarla).

Una vez hecho esto pediremos ayuda y alertaremos a los servicios de emergencia de nuestro país si lo consideramos necesario, y les daremos toda la información posible: edad del herido, circunstancias en las que se ha producido el accidente, estado en el que se encuentra en ese momento, si toma algún medicamento... Probablemente ellos también te preguntarán cosas, ya que tiene que ser una comunicación fluida para dar una mejor atención. Ellos nos dirán cómo debemos proceder.

¿Has tomado buena nota de todos nuestros consejos? Son súper importantes, no te olvides de ninguno, y es que si estamos seguros en el hogar, ¡estaremos felices! ¿Te sumas al reto?