Principales reacciones adversas de las vacunas en niños que debes conocer

Vacunar a los niños es muy recomendado y necesario para salvar su vida y la de los demás

Ana Cubero

Cuando se habla de poner las vacunas a los niños, las dudas de los padres se hacen notar: ¿le va a dar reacción? ¿qué hago si tiene fiebre? ¿y si se le inflama la zona de la piel donde le han pinchado? Tantas son estas cuestiones que, muchas veces, los adultos se muestran más nerviosos que los propios niños. Los consejos que te traigo hoy te van a servir de mucho y harán que pierdas ese temor a las posibles reacciones adversas de las vacunas en bebés y niños. ¡No te los pierdas!

Lo que necesitas saber sobre la fiebre como reacción ante las vacunas

la fiebre como reacción adversa a las vacunas

Las vacunas pueden causar reacciones adversas, pero estas serán casi siempre leves, rara vez moderadas y, de forma excepcional, graves. Para saber cómo actuar ante posibles situaciones, qué hacer para bajar la fiebre o cómo calmar una posible inflamación de la piel, seguiremos una serie de consejos. Conocer toda la información necesaria para saber qué reacciones pueden producirse en un bebé o niño tras la vacuna y qué debemos hacer los padres será la mejor receta de todas.

¿Por qué no podemos evitar ponernos nerviosos en ese momento? ¡A nadie le gusta ver una aguja y quien diga lo contrario miente! Pero sí que es cierto que, en ocasiones, son los padres (o los abuelos) los que lo pasan peor ante el instante de administrar una vacuna al bebé o al niño.

Has de saber que los menores de 4 meses no tienen capacidad de anticipación a las cosas, por lo que no son conscientes de que van a ser vacunados cuando les sacas de casa para ir al centro de salud, un motivo más para que los mayores vayamos relajados.

Una vacuna es algo bueno para el pequeño, pensarlo así seguro que ayuda mucho. Además, si el padre o la madre está nervioso, el niño lo va a notar y se va a poner igual de nervioso cuando en verdad no hay motivos para ello.

Una vez que se ha puesto la vacuna, viene la segunda preocupación de los padres: ¿cómo actuar ante cualquier reacción tras vacunar al bebé o niño? ¿se debe premedicar al pequeño? Es normal que una vacuna de cierta reacción, pero no se recomienda dar nada a los niños antes de las vacunas, es decir, no es aconsejable darles paracetamol o similar antes de que le vayan a poner una vacuna.

El principal motivo es que la reacción, en el que caso de que la hubiera, es una respuesta lógica y normal del cuerpo. Lo más común es que tras la vacuna o al primer o segundo día se dé un pequeño aumento de la temperatura, pero depende del tipo que se le haya administrado.

Por ejemplo, hay diferencias entre las que tienen virus vivos o las que tienen virus atenuados, porque no todas dan el mismo tipo de reacción. Algunas vacunas, como por ejemplo, el Bexsero, la Varicela o la Triple Vírica pueden provocar febrícula o fiebre en los días posteriores, pero no hay que alarmarse.

La fiebre es un mecanismo normal que tiene el cuerpo para defenderse. Por lo tanto, no debemos bajarla a toda costa. La fiebre en un niño solo se debe tratar si le vemos molesto, decaído o le vemos mal. Si tu hijo tiene 38º de fiebre y está estupendo, no hace falta darle ninguna medicación. Esta norma se aplica tanto a las vacunas como al resto de situaciones en las que un niño o una niña presente fiebre.

Otras reacciones adversas ante la administración de vacunas en bebés y niños

reacciones adversas de las vacunas

Por otro lado, también es normal que se den ciertos cambios en la piel del niño en la que se ha puesto la vacuna. Estos cambios locales y muy localizados (enrojecimiento de la zona de punción) tampoco suponen ningún problema. ¡Se irán solos a lo largo de los días!

Si se ha inflamado la zona del pinchazo, primero de todo, nada de alarmarse, es algo normal y se irá al cabo de unos días. Si está muy molesto lo que podemos hacer para aliviarle es poner un poquito de hielo en dicha zona. Cuando se lo pongamos, tendremos la precaución de envolver el hielo con un paño o una toalla, nunca se lo pondremos directamente sobre la piel porque le podría causar una quemadura. El hielo lo mantendremos en la zona inflamada, como máximo, 5 o 10 minutos. Verás como la inflamación no tarda en comenzar a bajar.

Por otro lado, mi recomendación es que a partir del año de edad se ponga la vacuna en el brazo, porque ya tienen más movilidad en las piernas y quizás una vacuna en esta zona de las extremidades inferiores les moleste más.

Las vacunas no dejan de ser un medicamento y, como todos los medicamentos, pueden tener contraindicaciones y en un muy bajo porcentaje de niños pueden tener algún efecto adverso indeseado, pero esto es algo que vemos muy poco y que podría pasar exactamente igual cada vez que le damos al niño paracetamol. Por lo tanto, recuerda que vacunar a los niños es muy recomendado y necesario.

Puedes leer más artículos similares a Principales reacciones adversas de las vacunas en niños que debes conocer, en la categoría de Vacunas en Guiainfantil.com.