Las 6 dudas más frecuentes sobre las vacunas en los bebés prematuros

La importancia de las vacunas (y más aún) en los bebés prematuros

Meybol Lorena Ramírez

A pesar de que las vacunas logran evitar entre dos y tres millones de muertes por año (según datos de la Organización Mundial de la Salud), aún existe desconocimiento y temor por parte de la población a la hora de administrarlas en bebés prematuros, lo que desgraciadamente se traduce en una mayor gravedad a la hora de adquirir infecciones en este tipo de niños que han llegado a este mundo antes de tiempo. 

Dudas más comunes de los padres sobre las vacunas en los bebés prematuros

vacunas en bebés prematuros

La duración del embarazo es de 40 semanas, y se considera que la gestación es a término entre las semanas 38 y 42; en cambio se establece que un niño es prematuro cuando nace antes de la semana 37 de gestación.

El problema fundamental en el prematuro es que se defiende peor (es más vulnerable) ante las infecciones, pues su sistema inmunológico es aún más inmaduro, así como también su barrera cutáneo-mucosa. Para evitar complicaciones futuras, es necesario el cumplimiento del calendario de vacunación vigente en su lugar de nacimiento en el momento de llegar al mundo. 

Pero aún, así, todavía hoy se producen retrasos del esquema de inmunizaciones en los primeros seis meses de vida debido, en la mayoría de los casos, a alguna enfermedad que contraindica temporalmente la vacunación, y/o el temor o desconocimiento por parte de los madres sobre la seguridad y reactogenicidad (efectos adversos) de las vacunas en estos niños .

Generalmente, las madres de los niños prematuros tienen dudas no solo con los cuidados o la alimentación, sino también con respecto al cumplimento de la administración de las vacunas: a qué edad debe cumplir las vacunas, qué reacciones adversas puede presentar el pequeño... Por ello vamos a chequear algunos puntos específicos que pudieran ayudarte:

1. ¿A qué edad se les debe cumplir el calendario de vacunación? ¿Este es igual que el de un niño nacido a término?
Los prematuros deben recibir su programa de vacunación según la edad cronológica (posnatal), independientemente de su peso al nacimiento o edad gestacional, es decir, al igual que los recién nacidos a término. Las únicas excepciones son la vacuna de la Hepatitis B y la vacuna de la BCG, en la que el recién nacido debe alcanzar los 2kg (4Lb) y 2,500kg respectivamente, para poder ser aplicadas.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que todos los recién nacidos deben recibir la vacuna para la Hepatitis B dentro de las primeras 24 horas posteriores al nacimiento; en el caso del recién nacido que no recibió la vacuna por el peso menor de 2kg (nombrado anteriormente) debe recibir la vacuna a la mayor brevedad posible, apenas alcance el peso sugerido, excepto en el caso que la madre durante el embarazo hubiese tenido un resultado positivo para la prueba de Hepatitis B, en cuyo caso debe ponerse independientemente del peso al nacer, preferiblemente dentro de las primeras  horas de vida.

2. En el caso de que esté hospitalizado, ¿cuándo deben cumplirse?
Si se encuentra hospitalizado se debe cumplir al tener los 2 meses de edad, siempre y cuando esté clínicamente estable, es decir, que no esté bajo ventilación mecánica, ni con infección grave que ponga en riesgo su vida, que no esté bajo tratamiento con esteroides (ya que altera la respuesta inmunológica de la vacuna), y que se encuentre estable a nivel metabólico, cardíaco, respiratorio; conviene resaltar en este punto que las apneas son frecuentes en el recién nacido prematuro y, por lo tanto, debe tomarse a consideración que para ser vacunado, no debe haber presentado episodio de apnea los 7 días previos al cumplimiento de la vacuna.

3. ¿El lugar de administración de la vacuna y la dosis es diferente en los prematuros?
Las vacunas se cumplirán los primeros 6 meses de vida, intramuscular a nivel del tercio medio de la cara y anterolateral externa del muslo, ya que allí es donde hay más masa muscular. Con respecto a la dosis, es la misma utilizada en recién nacidos a término, y por supuesto, siempre se van a preferir las vacunas combinadas para evitar pinchazos múltiples.

4. ¿Son seguras las vacunas en los prematuros?
Sí, todas las vacunas disponibles hasta la actualidad son eficaces y seguras y deben aplicarse aún más en ellos, debido al desarrollo incompleto de su sistema inmunológico y por las condiciones propias de la prematurez.

5. ¿Las reacciones postvacunales son más fuertes en los prematuros?
No, los efectos colaterales asociados a cualquier vacuna es el mismo para los prematuros que para los bebés a término, no existe evidencia que  de que la frecuencia de las reacciones adversas sean mayores en prematuros que en bebés a término.

6. ¿Las personas que conviven con el bebé prematuro deben tener alguna consideración especial?
Sí, las personas que convivan con un bebé prematuro deben cumplir de manera obligatoria la vacuna antigripal y aplicársela de manera anual, así mismo tener al día el calendario de vacunación.

Ante todo, la prevención es el mejor arma contra cualquier enfermedad, por ello, el lavado de manos es esencial para evitar el contagio, además es primordial la alimentación en lo posible con lactancia materna, ya que le confiere una protección sumamente importante al niño y determina en gran parte sus defensas. Y, como hemos explicado a lo largo de este post, no olvidarse de las vacunas.