Sufrir gripe en el embarazo aumenta el riesgo de parto prematuro

Según un estudio, las embarazadas que sufren una gripe grave tienen más complicaciones en el parto

María Machado

Solo con pensar en la palabra 'gripe', me recorre un escalofrío por toda la espalda... La prevención es imprescindible si no queremos caer en las garras de la influenza, pero más importante lo es aún para las mujeres embarazadas. Según un estudio, los casos más graves de gripe en embarazo tienen más riesgo de sufrir un parto prematuro y otras complicaciones.

Cuidado con la gripe en el embarazo, aumenta el riesgo parto prematuro

El riesgo de sufrir gripe en el embarazo y el parto prematuro

Las mujeres embarazadas que enferman de gravedad debido a la gripe son más propensas a tener partos prematuros y bebés de bajo peso, así como otras complicaciones durante el parto, en comparación con otras madres que desarrollaron gripes menos importantes o que no contrajeron el virus. Lo demuestra un estudio (Outcome of infants born to women with influenza A H1N1) publicado en la revista Birth Defects Research.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores han estudiado y comparado los casos de mujeres embarazadas contagiadas por influenza del tipo H1N1 y otras sanas. Y los resultados mostraron que las mujeres que tuvieron que ser ingresadas debido a esta enfermedad, se enfrentaron a partos más complicados.

Concretamente, se ha concluido que las mujeres que pasaron por una gripe grave durante el embarazo tienen una probabilidad 4 veces superior de tener un parto prematuro. Por otro lado, las posibilidades de tener una puntuación en el test de Apgar más baja son 8 veces superiores cuando se pasa por la enfermedad. Este es el examen que se realiza a los recién nacidos para comprobar si están bien de salud (se mide la frecuencia cardiaca, el tono muscular del niño, el color de su piel, etc.).

Con esta investigaciones, los expertos quieren concienciar a las mujeres embarazadas sobre la importancia de ponerse la vacuna contra la gripe, una recomendación que también sostienen otros muchos organismos de salud como la Organización Mundial de la Salud.

La gripe y las embarazadas. Consejos de los expertos

Todos podemos contagiarnos de gripe y, a pesar de los riesgos que pueda tener, no podemos encerrarnos en casa esperando que todos los virus pasen de largo. Por eso, US Centers for Disease Control and Prevention (los centros de Estados Unidos de Control y Prevención de Enfermedades) han elaborado una pequeña guía con medidas de prevención para la gripe y cuidados para las mujeres embarazadas. A continuación recogemos algunos de los puntos más importantes.

1. Vacunarse contra la gripe
La medida más importante para protegerse contra la gripe es vacunarse. Según asegura este organismo, además de proteger a la propia madre, este preparado también ayuda al bebé a no contagiarse tras el parto, ya que la madre puede pasarle algunos anticuerpos. Según un estudio reciente, las probabilidades de desarrollar un caso grave de gripe que requiera hospitalización se reducen en un 40% tras la vacunación.

2. Evita a los enfermos de gripe
Evitar el contacto directo con personas que estén pasando por la gripe y, por tanto, quedarse en casa cuando tú estás enferma, ayudará a que la enfermedad se transmita a menos gente.

3. Si notas los síntomas, ve al médico
Recibir un tratamiento temprano contra la gripe es muy importante para las mujeres embarazadas, ya que de esta manera se pueden evitar complicaciones. Muchos de los medicamentos administrados para la gripe son más eficaces cuando se administran pronto. Nunca te automediques, ya que podrías tomar un medicamento no compatible con el embarazo.

4. Vigila la fiebre
Según explica CDC, la fiebre alta durante el embarazo puede causar problemas al desarrollo del bebé. Por lo tanto, es importante vigilar la temperatura y acudir al médico en caso de ser necesario.

5. ¡Cuidado al toser o estornudar!
Recuerda siempre cubrirte la boca y la nariz al toser o estornudar. ¡Y que no se te olvide lavarte bien las manos con jabón! Son medidas simples pero, si todos las tuviéramos siempre en cuenta, se reducirían los contagios. Piensa en ti misma y en la gente que te rodea.

6. Duerme bien y come mejor
Una de las molestias más habituales de las mujeres embarazadas es el insomnio. Sin embargo, es importante descansar en la medida de lo posible para sentirse bien. Y, cómo no, vigila la dieta y bebe líquidos.

7. Cuándo debes ir a urgencias
CDC recomienda acudir a urgencias si estás embarazada y sientes dificultad para respirar, si tienes un dolor o presión en el pecho o el abdomen, si sufres mareos repentinos, sientes confusión, los vómitos no se detienen o si no sientes el movimiento del bebé.