Bruxismo - Los niños también rechinan y aprietan los dientes al dormir

Por qué debemos tratar el bruxismo y cuáles las consecuencias para los dientes de leche de los niños

¿Alguna vez has notado que tu hijo aprieta o rechina los dientes y la mandíbula al dormir? Si es así, debes estar alerta ante estos signos que pueden agravar la salud dental de tus pequeños. Este fenómeno es conocido como bruxismo infantil y, aunque lo solemos relacionar con los adultos, también es común en la infancia y en la adolescencia. Se genera por estrés en la mayoría de los casos, pero también puede derivar de otros factores relacionados con el ritmo de vida.

En este artículo daremos a conocer todo lo relacionado con el bruxismo, las causas que lo generan y los pasos a tomar para cesar este problema y evitar que se convierta en un riesgo dental a futuro para los niños.

¿Qué es el bruxismo infantil? ¿Se produce solo al dormir?

El bruxismo de los niños al dormir

El bruxismo se define como una actividad oral que puede surgir tanto en el día como en la noche, aunque es al irse a dormir cuando más se presenta. La mandíbula realiza movimientos incómodos y no funcionales, de forma consciente o involuntaria provocando que los dientes rechinen y se aprieten. Este tipo de movimientos genera un desgaste en los dientes infantiles.

El bruxismo (tanto en adultos como en niños) se asocia con diversos factores tanto fisiológicos como ambientales. Sus causas varían dependiendo de cada niño, por lo que hay que conocer su historia personal para poder hacer un tratamiento adecuado.

Para conocer más sobre el bruxismo que se produce mientras los niños duermen, a continuación hablamos un poco más sobre sus causas y su tratamiento.

Por qué los niños rechinan o aprietan los dientes al dormir

Niños que rechinan y aprietan los dientes al dormir

A pesar de ser tratado como un problema médico inclinado hacia la salud dental, el bruxismo también es un llamado de alerta de un problema psicológico que está atravesando el niño que lo padece. En la actualidad, existen muchos casos de niños con bruxismo nocturno, derivado del estrés que todas las actividades diarias y la falta de descanso provocan en ellos.

Sin embargo, también se puede hablar de otras causas comunes dentro del bruxismo, es decir, que los niños aprieten los dientes al dormir.

1. El estrés, la principal causa de bruxismo en los niños
Es la causa más común para el desarrollo del bruxismo infantil. Como ya mencionamos, se deriva de toda la preocupación y ansiedad que el niño pueda tener consigo por su rutina diaria. Entre los principales factores, encontramos la presión por las tareas escolares, por tener diversas actividades extracurriculares en el día, por tener una rutina muy estricta donde no tenga tiempo de juego o descanso, etc.

Los niños necesitan un espacio para desconectarse de su rutina, porque solo así consiguen tener un ciclo de sueño reparador. No podemos olvidar que el bruxismo interrumpe los ciclos de sueño, lo que causa más fatiga en los niños y, por supuesto, daños en su dentadura.

2. Alteraciones del sueño
Cuando los niños no tienen un ambiente adecuado para lograr un sueño de calidad, su descanso puede sufrir diversas alteraciones. Por ejemplo, si el cuarto tiene demasiado ruido, no tiene una temperatura agradable, tienen una luz encendida o no duermen las horas correspondientes según su edad, así como tener pesadillas frecuentes o que se despierten varias veces en la noche. Todo ello causa que los niños rechinen o aprieten los dientes al dormir.

Qué es el bruxismo de los niños

3. Problemas de respiración nocturna
Otro de los factores más comunes del bruxismo en la infancia son las alteraciones en la respiración nocturna. Ocurre con frecuencia con niños que tienen rinitis, ronquidos, dificultad para respirar, respiración bucal, obstrucciones nasales o alteraciones de la vía aérea superior. Estas impiden que los pequeños respiren de forma correcta mientras duermen.

4. Causas morfológicas
El bruxismo también puede estar causado por una alteración de la morfología o forma del rostro infantil. Si esta afecta a la estructura normal del cráneo, puede hacer que la mandíbula choque consigo misma y los dientes se aprieten o rechinen por la noche. Es una de las causas menos comunes, pero se deriva de problemas genéticos o malos hábitos durante el embarazo.

5. Factores psicológicos
Además del estrés, el bruxismo puede ser una respuesta a algún conflicto psicológico que pueda estar atravesando el niño. Entre ellos destacan los problemas de confianza y la timidez, problemas conductuales, alteraciones de la personalidad, ansiedad, etc.

6. Malos hábitos orales y parásitos intestinales
Esta es la causa más orgánica del problema y tiene que ver con la aparición de parásitos intestinales frecuentes en la infancia, por lo que se necesitaría desparasitar al niño. Además, algunos hábitos orales del niño pueden afectar la calidad del sueño, como el uso del chupete, succionar o mordisquear los labios y el comerse las uñas. Ante cualquier duda, acude con tu hijo al pediatra.

¿Cuál es el tratamiento para el bruxismo de tu hijo?

El tratamiento del rechinar de dientes nocturnos

Como dijimos con anterioridad, las causas del bruxismo dependerán de la situación particular de cada niño, por lo que el tratamiento recomendado dependerá del estudio de los factores que aquejan su estilo de vida.

Si es un problema que se asocia al estrés o alteraciones psicológicas, entonces debe asistir junto a su hijo a terapia psicológica para tratar el problema de raíz. Además le darán algunas opciones de actividades de relajación que los niños deben hacer antes de dormir y así conciliar el sueño mejor.

Es necesario hacer un rutina que se repita todos los días antes de dormir. Por ejemplo, baños de agua caliente, masajes con aceites relajantes, bebidas con hierbas tranquilizantes, contar un cuento antes de dormir, alejar todo aparato electrónico... Todo ello favorecerá que los niños duerman más tranquilos, menos estresados, y por tanto tenderán a apretar y rechinar menos los dientes.

En caso de que se agrave el bruxismo (antes de que los dientes de los niños estén dañados), es necesario acudir con un dentista u odontopediatra, el cual les indicará el tratamiento odontológico a seguir. Puede que los niños deban utilizar un protector dental de silicona o una férula de descarga.

[Leer +: La postura de los niños al dormir]

Conocer sobre el bruxismo de los niños te ayudará tanto a prevenir una deficiencia dental futura y presente en tus hijos, así como a actuar en caso de que estén pasando por un estrés emocional y mental que requieran de tu ayuda para atender.

Puedes leer más artículos similares a Bruxismo - Los niños también rechinan y aprietan los dientes al dormir, en la categoría de Cuidado dental en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: