Cómo y cuánto crecen los niños en la infancia - Curvas de crecimiento

¿Cuándo el ritmo de crecimiento de un niño es normal?

En Guiainfantil.com te contamos cómo se mide el ritmo de crecimiento de los niños, cómo funcionan los percentiles que usamos para diseñar las curvas de crecimiento y cómo puedes saber si tu hijo es bajito. Además, te explicamos qué puedes hacer para que tu hijo tenga un rimo de crecimiento correcto y acorde a su edad y sexo. ¿Cómo y cuánto crecen los niños?

Cómo observan los pediatras el crecimiento de los niños

Cuánto crecen los niños en altura y peso

La primera vez que el pediatra mide y pesa al bebé es nada más nacer. A partir de ese momento y de forma periódica aprovechando las revisiones, medirán y pesarán a los niños para saber si su desarrollo se produce de la forma correcta y, de lo contrario, poder detectar cualquier anomalía cuanto antes.

Para comparar el crecimiento de tu niño con la talla y peso medio de los niños de su mismo sexo y edad, apunta los datos de las mediciones en sus gráficos de percentiles. Cuando tiene diferentes valores, tras varias revisiones pediátricas, puede ir dibujando las curvas de crecimiento. Estas le permiten ver la velocidad en la que el niño crece (y cuándo el crecimiento se acelera y ralentiza).

Si con todo y con ello aún te quedan dudas sobre si el crecimiento de tu hijo es el adecuado, a todos nos pasa alguna vez, sobre todo si somos primerizos, o se trata de que no terminas de comprender bien el tema de los percentiles, en GuiaInfantil.com te detallamos cómo es el ritmo de crecimiento de niños y niñas paso a paso.

¿Qué son los percentiles y cómo se interpretan los datos?

Percentiles de talla y peso en los niños

Los percentiles son datos estadísticos que, representados en gráficas o curvas, permiten observar la estatura, el perímetro cefálico y el peso del pequeño para ver si se corresponde o asemeja con el resto de niños o niñas de su mismo grupo de edad.

Hace unos años la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó unos nuevos patrones de crecimiento que demostraban que cualquier niño de cualquier región del mundo podía alcanzar su peso y talla adecuados si nos aseguramos que lleva una alimentación adecuada, se desarrolla en un entorno saludable y dispone de acceso a la salud.

En las tablas de percentiles figuran varias líneas y cada una de ellas tiene asignada un número: 3, 10, 25, 50, 75, 90 y 97. Por lo tanto, el percentil más bajo es el percentil 3, y el más alto, el 97. Además, hay dos ejes: uno horizontal y otro vertical. El horizontal indica la edad del niño y el vertical su talla o peso. Si cruzamos ambos datos vemos que coincidirá con uno de los ejes que nos mostrará el percentil del pequeño. De este modo los pediatras averiguan si el ritmo de crecimiento del bebé es el correcto.

Pero, ¿qué significa que un bebé o niño esté en un percentil u otro? Te vamos a poner un ejemplo: Un niño alto tendrá un percentil por encima de 97, es decir, que solo tres de cada 100 niños van a ser más altos que ese niño en concreto. Y los que tienen un percentil por debajo del 3 serán más bajitos y delgados; si colocáramos a 100 niños en orden de altura, tu pequeño estaría en el puesto 97, es decir, solo habría 3 más bajos y con menos peso que él.

Estar en el percentil 97 o en el 3 no indican que tu hijo no esté sano, ya que hay pequeños que, aunque son muy altos o muy bajos, crecen a un ritmo constante y bueno.

¿Y de qué depende que un niño o niña sea alto o bajo?

Cuando un niño es alto o bajo

Varios estudios indican que la altura de los progenitores, sobre todo de los padres, influye mucho en la altura que tendrán los hijos. Si los padres son altos, los hijos probablemente también lo serán; y si son bajos, los hijos seguirán ese mismo patrón. Aunque esta regla también tiene su excepción, más de una vez se han visto a familias de padres bajitos e hijos altos.

Y es que hay otros muchos factores que determinarán la altura que tendrán los hijos como, por ejemplo, la alimentación, las horas de sueño y de descanso o los cambios hormonales. También puede darse el caso de niños que presentan una maduración ósea más acelerada para luego detenerse y no alcanzar una altura elevada.

Y, ¿podemos hacer algo los padres para favorecer el crecimiento de nuestros hijos? Sí, por supuesto. Si brindamos a los hijos una alimentación sana y equilibrada durante toda la infancia para que ellos después hagan lo mismo en su vida adulta, les estaremos ayudando a que tengan la talla y el peso adecuados; y además les estaremos enseñando con el ejemplo por qué es tan necesario llevar un estilo de vida saludable.

Y, quien dice una vida saludable, dice también hacer ejercicio al aire libre, no solo porque disfrutaremos de tiempo de calidad con los hijos, sino también porque dejaremos de lado el sedentarismo. El deporte, los paseos en familia y demás ratos de ocio como estos favorecen y mucho que cuando llegue la hora de dormir concilien bien el sueño. Y sí, en las horas de sueño y de descanso está otra de las claves para que los hijos se desarrollen correctamente ya que, como habrás oído por ahí, es durante esos periodos de tranquilidad cuando se libera la hormona del crecimiento.

[Leer +: Mi hijo no coge peso]

¿Es verdad que los hijos dan estirones de altura en la infancia?

El ritmo de crecimiento de los niños

Los pediatras indican que el crecimiento de bebés y niños es un proceso más o menos homogéneo, pero sí que es cierto que en etapas concretas de su desarrollo pueden dar un estirón.

Por ejemplo, cuando tienen fiebre o se ponen malos debido a que, por norma general, descansan y duermen más horas. Como consecuencia, se puede notar un mayor crecimiento en este tiempo. También lo podemos notar si durante esos días de convalecencia comen menos, se quedan algo más delgados y por eso nos da la sensación de que han crecido.

Puedes leer más artículos similares a Cómo y cuánto crecen los niños en la infancia - Curvas de crecimiento, en la categoría de Peso y altura en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: