Dieta para quedarte embarazada. Lo que no debes comer

Todo lo que debes evitar comer para concebir un bebé

Igual de importante que lo que comes es lo que no debes ingerir en los meses previos a la gestación y durante el embarazo. Algunos alimentos pueden contener sustancias, que pueden ser perjudiciales o dañinas para tu futuro bebé o afectar a la fertilidad. En ocasiones, pueden ser responsables de causar enfermedades, ya que existen algunos virus y bacterias que son capaces de atravesar la placenta.

Sustancias perjudiciales para lograr el embarazo

Por tanto, si estás pensando en quedarte embarazada y quieres cuidar tu alimentación para gozar de un buen estado de salud, te conviene saber dónde se encuentran esas sustancias que pueden resultar tóxicas o dañinas para tu bienestar y el de tu bebé:

Dieta para quedarte embarazada: lo que no debes comer

1. Quesos blandos y lácteos no pasteurizados. La listeria es una bacteria nociva que se encuentra en productos que vienen listos para consumir como en las carnes, los quesos blandos y los lácteos no pasteurizados. Recientes investigaciones han revelado que las mujeres embarazadas son 20 veces más propensas a enfermar por la ingestión de alimentos con listeria que otros adultos.

Por este motivo, si estás pensando en quedarte embarazada, extrema las precauciones porque la listerosis puede provocar una aborto espontáneo al comienzo del primer trimestre, posiblemente antes de que sepas que estás embarazada.

Para acabar con la listeria, calienta los alimentos de alto riesgo en el microondas hasta que humeen y mantén la comida cocinada en la nevera a menos de 4 ºC. 

2. Carnes crudas y verduras mal lavadas. Alrededor del 50 por ciento de las infecciones por toxoplasmosis se producen por comer carne infectada cruda o poco cocinada. Los embutidos, en general, pueden transmitir la enfermedad. No obstante, también se puede contraer el parásito de otras formas, como por ejemplo, al comer frutas o vegetales frescos contaminados, al beber agua contaminada o al tocar la arena de la caja de un gato o carne que esté infectada.

Existe un pequeño riesgo de infectar al bebé si contraes la infección unos pocos meses antes de quedar embarazada. Si sabes que has contraído la infección recientemente, es buena idea, según algunos expertos, que esperes, al menos 6 meses, antes de intentar el embarazo de nuevo.

3. Alcohol. Los estudios que vinculan la ingesta de alcohol con la fertilidad aún no son concluyentes. No obstante, algunas investigaciones han revelado que las mujeres que no beben alcohol tienen más posibilidades de concebir. Por eso, asegúrate de no tomar nada de alcohol entre la ovulación y la menstruación, es decir, en el momento reproductivo del ciclo. No obstante, si tus ciclos son irregulares, ve a lo seguro y evita el alcohol por completo.

4. Cafeína. Investigaciones recientes sugieren que el consumo elevado de café, estrecha los vasos sanguíneos, lo que puede hacer más lenta la circulación de la sangre hacia el útero y podría afectar, de alguna manera, a la fertilidad. Además, los ginecólogos recomiendan reducir también el consumo de café durante el embarazo, por lo que, si estás buscando quedarte embarazada lo mejor es intentar reducir el consumo de café de forma gradual, ya que está relacionado con abortos espontáneos y parto prematuro. 

Marisol Nuevo. Redactora