Cómo quitar los pañales de los niños

Pretender enseñar a un niño a que controle la orina antes del tiempo es contraproducente

En ese proceso para controlar la orina y la caca de tu hijo y así retirarle el pañal, no se debe agobiar uno a sí mismo ni a su hijo. No se puede tener prisas ni exigir que tu hijo adquiera el hábito de un día para otro. Es muy normal escuchar a las madres excusando a sus hijos que se lo hicieron encima diciendo "estaba tan entretenido jugando, que se olvidó", o preguntando millones de veces a su hijo si quiere hacer pis. O aún limitando la ingesta de líquidos por la noche para que se aguante sin mojar la cama.

La hora de quitar el pañal a los niños

Control de la micción infantil

El proceso del control de esfínteres no debe ser aplicado en función de que el niño beba menos líquidos o de que sus padres estén todo el tiempo atormentándole con sus preocupaciones sobre si hace o si no hace pis y caca.

El control de esfínteres no es algo que se aprenda como leer, escribir, sumar, restar, o montar en bicicleta. Ni es indicio de que el niño sea más inteligente que los demás. Es una conquista que se adquiere de forma natural cuando el niño se encuentra preparado, igual que a caminar o a hablar. Pretender enseñar a un niño a que controle el pis antes de tiempo es contraproducente.

Momento ideal para quitar los pañales de los niños

Llegó el verano y, para la mayoría de los padres, el momento ideal para la retirada del pañal de los niños. Por el ahorro del tiempo, de dinero, de preocupaciones, y por más comodidad y conveniencia de los padres, es común observar que muchos aprovechan para retirar el pañal de los niños con edades cada vez más tempranas.

Existe una persecución incansable por parte de los padres a sus hijos preguntándoles si tienen ganas de hacer pis, tocándoles las ropas, y sentándoles en el orinal a la más mínima señal de que el niño tenga ganas de hacer pis o caca. Horas y horas son aplicadas en el intento de quitarse el pañal al niño. Muchos intentos presentan resultados positivos durante el verano, pero otros dan marcha atrás cuando el niño vuelve a la escuela.

Si el niño todavía no estaba lo suficientemente preparado, emocionalmente hablando, para la retirada del pañal, al vivir una situación de separación, de exigencias, el proceso de retirada del pañal y de control de esfínteres, puede retroceder. Si quieres quitar el pañal a tu hijo, no esperes a que llegue el verano y no tengas prisa. Tu hijo te dirá cuándo está listo para usar el orinal, independientemente de que sea verano u otra estación.