Revolución en la forma de tomar ácido fólico y yodo en las embarazadas

La alimentación durante el embarazo

Sergio Lopez

El embarazo es un momento en la vida de la mujer para disfrutar, para sentir, para gozar, para deleitarse… Se trata de una experiencia única y especial, que hay que exprimirla al máximo porque nunca más se vuelve a repetir; a su vez es un periodo en el que la gestante debe cuidarse, mimarse y revisar algunos hábitos diarios para tener un embarazo y un parto sin ningún tipo de contratiempo y para que el bebé tenga un correcto desarrollo.

Hablamos, sobre todo, de controlar y examinar aquello que comemos. Según revela el informe La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante, elaborado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y las Fundaciones Española e Iberoamericana de Nutrición, publicado en mayo de este año, la dieta de las embarazadas españolas no cumple las guías alimentarias básicas, presentando insuficiencias y desequilibrios que deben corregirse. Además, recoge que sólo un 50% de las gestantes cumple con la recomendación de tres raciones diarias de lácteos (leche, yogur, quesos), cuando "la leche y los lácteos tienen un papel insustituible en la dieta de la embarazada debido a su alta calidad nutricional, ya que aportan, entre otros nutrientes, proteínas de alto valor biológico, calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B". No es cuestión de comer por dos, como nos decían nuestras abuelas, o de ponerse a dieta para frenar el inminente aumento de peso, sino de ingerir esos alimentos beneficiosos para la madre y para el niño.

Yodo y ácido fólico durante el embarazo

Las carnes, bien hechas; las frutas, sin piel, las verduras, correctamente lavadas. Estas son algunas de las indicaciones que los expertos dan a las mujeres embarazadas, pero no son las únicas: la ingesta de leche es recomendable para cubrir las necesidades de energía y nutrientes específicos de la mujer en estos meses. La leche, por sus características físico-químicas y por su facilidad y frecuencia de consumo, es un vehículo ideal para el enriquecimiento y la fortificación de la dieta con determinados nutrientes, como el calcio, la vitamina D o los ácidos grasos Omega-3.

Durante los nueves meses de embarazo, la mujer debe tomar también alimentos ricos en fibra, que favorezcan el tránsito intestinal y eviten la aparición de una de las molestias más comunes durante estos meses: los posibles episodios de estreñimiento; ácido fólico, para la correcta formación del tubo neural del bebé; yodo, un nutriente que contribuye al funcionamiento del sistema nervioso y cognitivo; Omega 3 EPA+DHA, nutriente esencial porque ofrma parte de las membranas del cerebro y la retina; y calcio, que interviene en el desarrollo de los huesos y en el proceso de división celular.

Puleva Mamá, una ayuda cómoda y placentera

Alcanzar las necesidades nutricionales específicas durante el embarazo, de una manera cómoda, saludable y deliciosa, ya es posible gracias a Puleva Mamá, una bebida láctea de chocolate que contribuye a asegurar la ingesta diaria de calcio, omega-3 DHA, vitaminas y minerales recomendados en esta etapa, y cuya fórmula ha sido revisada por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Tiene un formato cómodo, compatible con el estilo de vida de las madres de hoy y, a diferencia de la mayoría de los suplementos, contiene también fibra. Además, es un lácteo, y esta categoría de alimentos es fundamental para alcanzar las necesidades nutricionales aumentadas durante este periodo.

Alimentos con yodo para el embarazo

Según los datos disponibles en la web de de Puleva, un envase de 100 ml de Puleva Mamá al día aporta:

- El 100% de la cantidad diaria recomendada (CDR) de ácido fólico y yodo.

- El 47% de la CDR de Omega 3 EPA+DHA

- El 38% de calcio, aparte de ser fuente de fibra.

Aunque para una madre el bienestar de su bebé es lo primero, en ocasiones nuestro estilo de vida, el trabajo y muchos otros factores dificultan llevar una dieta tan estable y completa como sería deseable. La bebida láctea de Puleva,  de 100 ml, ha sido creada para ayudar en la ingesta diaria de vitaminas y minerales recomendados durante el embarazo y la lactancia. Diseñado, precisamente, para que las futuras madres logren los niveles necesarios de forma cómoda, fácil y rápida. Además, su sabor a chocolate y su fórmula láctea (en forma de batido) hacen que sea fácil de consumir y minimiza los problemas de mal sabor que se plantean a veces con otras propuestas, como los suplementos en pastillas.

De esta forma, las embarazadas pueden consultar al ginecólogo por Puleva Mamá y sustituir sus pastillas habituales por una cómoda dosis de 100 ml con una textura cremosa con sabor a chocolate, que está disponible en supermercados.