Cuándo pueden los niños comer marisco sin miedo a una reacción alérgica

La alergia al marisco (gambas, almejas,...) es, sin duda, una de sin alergias alimentarias más comunes entre los niños

Cuando comienza a acercarse alguna fiesta (como la Navidad o celebración familiar) o las vacaciones de verano, la lista de la compra se engrosa y la planificación de los menús nos trae de cabeza, sobre todo cuando tenemos bebés y niños pequeños. Una de las preguntas que, como padres, nos planteamos a la hora de elaborar los menús festivos es cuándo puede mi hijo comer marisco sin que este le provoque algún tipo de reacción alérgica.

¿Pueden los niños comer marisco sin una reacción alérgica?

Niños que comen marisco sin reacción alérgica

Evidentemente, si tu hijo no ha probado el marisco (o una especie de marisco en concreto), una fiesta o celebración como la Navidad no es el momento idóneo para hacer la prueba de si le gusta o no, sobre todo porque, aunque no es muy frecuente si no hay antecedentes familiares, la alergia al marisco es una reacción relativamente frecuente, concretamente es una de las siete alergias alimentarias más comunes entre los pequeños y los mayores.

Sus síntomas, como en otras alergias, pueden ser más o menos graves dependiendo de la sensibilidad del individuo, aunque en el caso de la alergia al marisco tiene cierta tendencia a evolucionar en síntomas bastante serios. Por otra parte, a diferencia de muchas alergias a alimentos que pueden superarse con los años, la alergia al marisco, ya sea a los moluscos, los crustáceos o a ambos, suele ser permanente.

Síntomas de la alergia al marisco en niños

Los síntomas de alergia en los niños

Los síntomas de alergia al marisco no son los mismos que los de una alergia al pescado. El marisco puede ser crustáceo (gambas, langostas, cangrejos) o moluscos (almejas, pulpo, calamar, mejillones, ostras, vieiras).

Cuando un niño es alérgico al marisco, su sistema inmunitario reacciona de una forma desproporcionada a las proteínas del marisco. Su cuerpo las identificará como invasores nocivos y se defenderá liberando una serie de sustancias químicas como la histamina. Eso puede causar síntomas propios de una reacción alérgica, que varían según el niño, como:

- Dificultad para respirar. Puede presentar una respiración sibilante, con pitidos

- Tos insistente

- Urticaria por el pecho o brazos

- Opresión en la garganta

- Vómitos y diarreas

- Granos rojos alrededor de la boca y cuerpo

Si el niño no es atendido rápida y adecuadamente, los síntomas pueden llevarle a tener una reacción anafilaxia y llegar a desmayarse. Tener un inyector de adrenalina adecuado para los niños y saber cómo usarlo resulta esencial si ya sabemos que nuestro hijo o hija tiene algún tipo de alergia alimentaria.

La mejor edad para que los niños coman marisco

La alergia al marisco de los niños

En condiciones normales, y si no existen antecedentes familiares de alergias, los mariscos pueden introducirse en la dieta del bebé tan pronto como se desee, es decir, al comenzar con la alimentación complementaria.

Hace no demasiado, se recomendaba esperar para introducir el marisco en la dieta del bebé, al igual que con otros alimentos potencialmente alergénicos como el huevo o los frutos secos, porque así se creía que el riesgo de desarrollar algún tipo de reacción alérgica era menor.

Sin embargo, no existe evidencia científica que apoye la introducción tardía como prevención del desarrollo de alergias, por lo que, si los mariscos son habituales en la dieta familiar, el bebé puede empezar a probarlos a partir de los 6 meses.

4 consejos para introducir el marisco en la dieta de los niños

Edad a la que pueden comer marisco los niños

Como en todos los casos en que se introduce un alimento potencialmente alergénico en la dieta del bebé, es mejor:

1. No ofrecer ningún otro alimento nuevo al menos hasta pasados 4 o 5 días de la introducción del marisco. Esto servirá para detectar que el causante de la reacción alérgica es el marisco y no otro tipo de alimento nuevo que le hemos dado a probar.

2. No introducir el marisco en la cena, sino en la comida, para observar posibles reacciones alérgicas.

3. Tener presente que puede producirse una reacción grave al marisco, aunque la anterior reacción fuese relativamente suave o inexistente. Debemos tener en cuenta que la alergia al marisco puede manifestarse aunque no se haya observado con anterioridad al consumirlo, generalmente hasta los 7 años.

4. Asegurarse que el marisco está bien cocinado para ofrecérselo a bebés y niños pequeños, para no incorporar riesgos de intoxicaciones alimentarias.

Beneficios de que los niños (sin alergia) coman marisco

Los beneficios del marisco para los niños

Aunque inicialmente puede asustar el alto potencial alergénico de los mariscos y esto nos lleve a los padres a evitar que nuestros hijos lo consuman, lo cierto es que su composición nutricional es muy interesante para los niños.

- El marisco contiene numerosos minerales y oligoelementos difíciles de encontrar en otros alimentos y cuya implicación en el crecimiento y el desarrollo durante la infancia los hace de gran interés.

- El selenio, el zinc, el yodo y el cobre, además de los ácidos grasos omega 3, son realmente importantes en la dieta del niño, tanto que algunos de ellos son imprescindibles para el desarrollo intelectual y para el funcionamiento del cerebro y de las conexiones neuronales. Los mariscos, además del pescado, contienen cantidades óptimas de estos micronutrientes.

Tanto si estáis en Navidad como en una fecha especial para la familia, sigue las recomendaciones de tu pediatra si tu niño quiere comer marisco.

Ideas de recetas de marisco para sorprender a los niños

Mejores recetas de marisco para los niños

Si ya has comprobado que tu hijo o hija no es alérgico al marisco y se ha aficionado a este alimento, a continuación te proponemos algunas recetas deliciosas que llevan gambas, cangrejo, mejillones y demás mariscos. ¡Son perfectas para toda la familia!

- Salpicón de marisco
¿Alguna vez has probado a preparar salpicón en casa? Se trata de una receta sencilla (que, incluso, puedes comprar semi o completamente preparada) que es muy sabrosa. Por lo general, los salpicones suelen llevar gambas, langostinos, mejillones y cangrejo, pero puedes introducir todo tipo de marisco que les guste a tus niños.

- Sopa de marisco
La sopa de marisco es una de las recetas reina a la hora de comer marisco de forma elaborada. Utilizando caldo y pescados como la merluza, además de gambas, mejillones, calamar y demás, podemos preparar una sabrosa receta de sopa que hará las delicias de toda la familia.

- Moqueca de gambas
Esta es una receta de marisco típica del noreste de Brasil en la que se guisan diferentes frutos del mar acompañados de pimientos, cebolla, tomate, leche de coco... Sin duda, es una receta de marisco fabulosa que podéis reservar para una celebración especial.

- Pasta con marisco
El marisco está tan rico que está buen en cualquier receta. ¿Alguna vez habéis probado los espaguetis frutti di mare? Efectivamente, llevan pasta y todos los mariscos que te puedas imaginar. ¡Es una receta ganadora para niños y mayores!

Puedes leer más artículos similares a Cuándo pueden los niños comer marisco sin miedo a una reacción alérgica, en la categoría de Alergias e intolerancias en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: