El peligro de algunos besos para los bebés

Hasta qué punto es bueno besar en la boca a los bebés

Cuando decidimos dar cariño a nuestros hijos, no tenemos límites; nos volvemos locas de amor por ellos y nos dejamos envolver por tremendo sentimiento que muchas veces nos lleva a besarlos de más en sus sonrosadas mejillas, frente, manitas y boca y casi a comerlos de tanto amor.

Para algunas personas, besar en la boca a nuestros bebés es una forma de mostrar afecto y para otras no tanto, es un tema que genera controversia de todo tipo, tanto sexual como psicológico, según las creencias, costumbres y culturas. Más allá de todas estas razones, existen otras relacionadas con la salud del niño. Te explicamos cuál es el peligro de algunos besos para los bebés.

Cuál es el peligro de algunos besos para los bebés y su salud

Así es el peligro de algunos besos para los bebés

Muchas madres se preguntarán: ¿por qué no debo besar a mi hijo en la boca, si es mi hijo y lo quiero tanto? Todos sabemos que el afecto y el amor es fundamental y no se trata de contradecir esto. Sin embargo, los especialistas, la experiencia médica y la mía tanto como enfermera y madre a la vez nos ofrecen la principal razón de por qué no es beneficioso besar a tu hijo en la boca. Y es que lo principal es por su salud. Aquí tienes cuatro posibles riesgos de salud para tu hijo si decides besarle en la boca:

1. Un sistema inmunológico en desarrollo
El sistema inmunológico de un bebé o de un niño, siempre está en desarrollo a medida que va creciendo (desde 0 meses hasta los 12 años). Entre más pequeño, más débil es su sistema de defensas y por lo tanto más susceptible a muchos patógenos y a contraer enfermedades. Es por ello el alto riesgo que corren los niños al ser besados por adultos para padecer ciertas infecciones bacterianas, virales o hasta herpes.

Las enfermedades se transmiten principalmente por la saliva ya sabemos que la saliva está repleta de bacterias. El bebé que es besado en la boca o mejilla estará contrayendo bacterias de la persona que lo besa del mismo modo como se transmite la gripe.

Por otra parte, la salivación sobre la piel deja también patógenos y es, por tanto, puerta de entrada no solo de bacterias sino de suciedad, puesto se seca en la piel y esta adquiere un color y olor desagradable.

2. Mononucleosis infecciosa
Una de las enfermedades más comunes relacionada a este tema es la mononucleosis infecciosa o 'La Enfermedad del beso', causado por un virus Epstein Barr, perteneciente al virus del herpes. Algunos síntomas que se caracterizan son: fiebre, malestar general, dolor de garganta, glándulas linfáticas inflamadas.

3. Caries
Luego tenemos las caries. Este es otro problema de salud importante derivado del beso, puesto ya sabemos que es la saliva la que transmite los virus, por lo tanto las madres llevan sus bacterias a través del beso a la boquita del bebé o a través de utensilios o chupete previamente limpiados con saliva (aunque les parezca horrible, hay madres que suelen tener esto como comportamiento habitual, quizás de manera inconsciente) y entonces desde el momento de la dentición ya empieza a generar caries, gingivitis, entre otras; prolongándose en el transcurso de la infancia.

4. Llagas
Otra enfermedad común en niños relacionada a los besos, son las llaguitas, o aftas bucales. Suelen aparecer en la parte interior de la boca, provocando molestias e irritabilidad en el niño.

Cómo evitar enfermedades en nuestros hijos por culpa de los besos

Peligros de algunos besos para los niños

La prevención es básica para que nuestro hijo no enferme por culpa de los besos. Ten en cuenta todas estas recomendaciones.

1. No besar directamente en la boca. Es muy importante sobre todo durante los 3 primeros meses del bebé.

2. Lavarse correctamente las manos. Esto es esencial para no transmitirle enfermedades a nuestro bebé, pero también para no contagiarnos nosotros mismos.

3. Evitar soplar los alimentos cuando estemos dando la comida.

4. Mantener la higiene bucal del niño. Desde el momento en el que nuestros bebés tienen su primer diente, ya debemos empezar a cepillarse con la pasta de dientes adecuada.

5.  Nunca chupar a modo de limpiar el chupete, cucharas o cubiertos del niño con su boca.

6. No compartir la cuchara del adulto con el niño. Tampoco es conveniente compartir otros utensilios como los vasos.

7. Informar al resto de la familia, niñeras o entorno para mantener saludable al niño.

Dar muestras de apoyo y afecto a nuestros hijos los fortalece emocionalmente y los ayuda a ser seguros, es primordial para su desarrollo proporcionar amor, cariño, abrazos y besos. Por ello, seamos responsables a la hora de mimar... ¡Por la salud y el bienestar de nuestros niños!

Puedes leer más artículos similares a El peligro de algunos besos para los bebés, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: